Cuando el tiempo no importa

Publicado en Moda

1

Publicado en fecha marzo 14, 2010

Pieza de colección, elemento de distinción o simple joya venerada, el reloj ya no es un mero indicador temporal


Víctimas de una sociedad en la que las prisas y el tiempo se han convertido en una espada de Damocles que pende sobre nosotros, el reloj es un complemento indispensable en nuestro día a día. Ya sea de una de las grandes marcas de moda, un elemento de distinción o un simple accesorio funcional, casi nadie puede vivir sin él.
La clepsidra y los relojes de sol de la antigüedad egipcia auguraban un futuro brillante para los instrumentos que los hombres creaban para domar y contar el tiempo.
Aunque los cronómetros y los sistemas automáticos ya existían desde el siglo XVIII, no es hasta 1904 cuando Louis Cartier crea el primer reloj para llevar en la muñeca. Fue su amigo y piloto Alberto Santos-Dumont, quien se lo pidió para poder leer la hora sin soltar los mandos de su aparato.
Muchos años han pasado desde entonces y numerosas tendencias se han ido sucediendo, asentando al reloj como una prenda indispensable de cualquier estilismo. Pero, no todos los relojes cubren las mismas necesidades.

DISTINCIÓN Y EXCELENCIA.
Marcas como Rolex o Cartier se han convertido en unos clásicos signos de estatus social tanto para hombres como para mujeres.
Para el político francés Jacques Séguéla, si uno no tiene un Rolex con 50 años ha desperdiciado su vida. Unas declaraciones con las que se refería a los reproches recibidos en febrero último por el presidente Sarkozy sobre su reloj.
Marcas como Baume & Mercier, Boucheron, Maurice Lacroix, Rolex, Chopard o Cartier apuestan en sus colecciones por modelos cadete para las mujeres. Esferas rosas, con diamantes y colores claros se repiten en modelos como el Cosmograph Daytona de Rolex o el Riviera XXL de Baume & Mercier.
Mujeres activas y pendientes de la moda como Elle MacPherson, Victoria Beckham o Jennifer Aniston suelen llevar modelos de la conocida marca de relojes de lujo automáticos, Rolex.
Para los hombres, la marca francesa Cartier apuesta por esferas con la mecánica del reloj a la vista en modelos clásicos como el Santos 100 Esqueleto, el Rotonde Cronógrafo Central o el peculiar Tank Americaine Tourbillon Volante, una pieza en la que se puede voltear todo el mecanismo para leer la hora.
Grises o negros metalizados son los colores apropiados para esta colección, entre los que se encuentran modelos como la Baignoire con diamantes de Cartier.

UN COMPLEMENTO DE MODA
Mientras que las grandes marcas relojeras tradicionales apuestan por la distinción con piezas de joyería y lujo, existe una democratización de las grandes firmas de moda, que a través de sus accesorios y complementos se han acercado a un público masivo.
Para las mujeres, Gucci apuesta por modelos con cadena y una mezcla bicolor con acero y oro amarillo de 18 kilates, como el modelo Marina Chain Collection Stain & Gold. Unas piezas más femeninas, ya que son las mujeres las que más se interesan por la moda y las tendencias.
Así, un modelo como el Chanel J12 se ha convertido en uno de los más populares. En negro y blanco, o con fondo negro, oro blanco de 18 klates y zafiros son piezas de joyería pensadas como un elemento de moda.
Modelos de marcas como IWC, Calvin Klein, Armani o Custo Barcelona son elementos más funcionales, pensados como un complemento diario combinable con prendas cotidianas.
Para los hombres, modelos como el Armani con cronógrafo y esfera negra con pulsera metalizada o con pulsera naranja son relojes con gran aceptación entre el público masculino. Funcionalidad, trazos de diseño simples y comodidad son las características de la mayoría de los complementos masculinos.

FUNCIONALIDAD Y COMODIDAD.
Mecanismos con cronógrafos, modelos que recuerdan a aviadores e instrumentos de a bordo son las apuestas de relojes funcionales y cómodos ante todo. Porque, no hay que olvidar que el reloj, en realidad, sirve para saber la hora y contabilizar nuestro tiempo.
Así, marcas como Breitling, Hublot, Bell & Ross se distinguen, además de por encontrar un estilo y un dibujo de sofisticación, por buscar la comodidad de sus clientes.
La fusión entre caucho y oro del nuevo Hublot Gold King Power con cronógrafo y doble segundero es una pieza pensada para utilizarla y que recuerda que un reloj debe ser cómodo y, sobre todo, práctico.
El Breitling Navitimer del 125 Aniversario con regla de cálculo circular, calendario y edición limitada a 2.009 ejemplares es una mezcla entre elemento de excelencia y un modelo del proveedor oficial de la aviación mundial. Marcas como Casio, Fossil, Seiko o los míticos Swatch se han afianzado como un tipo de relojes en los que la hora prevalece sobre el diseño o los acabados. Aunque es evidente que es imposible diseñar alejado de las tendencias.
El Casio G-Shock o el Fossil FS 4441 son algunos de los modelos en los que la funcionalidad predomina con diseños que buscan la comodidad.
Dispares son los modelos, los conceptos y la utilidad de cada reloj. Pieza de colección, de distinción, de juego o simple complemento funcional, los precios de estos elementos varían notablemente según las marcas y los modelos.
Y es que lo que uno nunca debe olvidar es que el reloj cuenta el tiempo y, como escribía la colombiana Ángela Becerra en uno de sus poemas, se trata de “Gravedad de lo leve/De lo eterno…/O lo breve./Contención de mil gestos/Libertades de vuelos”.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Cuando el tiempo no importa are now closed.