Santa Teresita, hospedaje en el valle

Publicado en Turismo, Variedades

DSC01328

Publicado en fecha marzo 13, 2010

Una combinación de campo, naturaleza y confort

No es un cinco estrellas, ni está en pleno centro cochabambino; no es un espacio con cientos de huéspedes y en cuyo menú del restaurante disponga sólo platos internacionales. No tiene una arquitectura moderna ni minimalista, sino que más bien evoca un barroco mexicano del siglo XVIII. Hacienda Santa Teresita es un espacio bastante pequeño, una propuesta de hospedaje distinto, una suerte de campiña de antaño, colmado de jardines y huertos, elementos que forman parte del clima de mucha tranquilidad y confort. La oferta se torna más atractiva con el menú típico de la gastronomía cochabambina.
Hacienda Santa Teresita es un patrimonio familiar centenario de poco más de 4.000 metros cuadrados que se halla en Huayllani, poblado distante a unos 10 kilómetros del centro cochabambino, en la carretera que conecta con Sacaba.
Manteniendo el carácter de las haciendas de hace más de un siglo, Santa Teresita ha sido habilitada por el empresario Oscar Daza con el propósito de brindar una opción de recreación turística y generación de empleo en la zona, cuyos vecinos proveen parte de las frutas y verduras que consumen los huéspedes.
Al tratarse de un espacio prácticamente familiar, el servicio en la hacienda es totalmente personalizado. Santa Teresita cuenta actualmente con tres suites matrimoniales, tres habitaciones dobles, una familiar para siete personas y dos habitaciones simples, rodeados de un ambiente rústico y provisto de todos los servicios, entre spa, sauna, piscina, jacuzzi, duchas e implementos de gimnasia. Todas las habitaciones cuentan con baño privado, teléfono, tv cable y conexión a internet.
Como no podía ser de otra manera, la oferta culinaria guarda total relación con el paisaje campestre donde el visitante puede degustar de comidas típicas como charque, laping, picantes, chicharrón, patos, pique macho, silpancho, chancas y otros platos que forman parte de la tradición cochabambina.
El ambiente familiar brinda la posibilidad de que los huéspedes preparen sus comidas especiales, asistidos por personal de la hacienda, convirtiéndose en toda una terapia para quienes buscan espacios de tranquilidad y familiaridad.
La oferta de entretenimientos son pocos, pero acordes al lugar, con juegos de mesa, billar, piscina, sapo, complementados con servicio de sauna y masajes. Amplios jardines con una vasta gama de flores y un huerto con colmenares y animales menores forman parte del ambiente ideal para quienes buscan tranquilidad.
A sólo unos minutos de la ciudad, con un ambiente campestre cuya oferta principal es la tranquilidad y el confort, Hacienda Santa Teresita es una buena sugerencia para quien llega a Cochabamba en plan de negocios o de vacaciones familiares. El costo: 35 dólares por persona.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Santa Teresita, hospedaje en el valle are now closed.