El Cafetal, en Buena Vista

Publicado en Turismo, Variedades

DSC01747 copy

Publicado en fecha abril 13, 2010

Una combinación de campo, naturaleza y confort

Lejos de la ciudad, del bullicio, de la rutina y en medio de una exuberante vegetación de la antesala del Parque Nacional Amboró, El Cafetal es una opción de hospedaje distinta. Pequeña, sencilla, cálida y llena de paz, así se ve esta hacienda ubicada en las afueras de la población de Buena Vista, 105 kilómetros al norte de Santa Cruz.
Rodeado de jardines, El Cafetal está concebido como un espacio de retiro familiar, íntimo, cuya infraestructura recoge parte del estilo tradicional cruceño en su edificación, con galerías y amplios espacios de descanso. En armonía con la naturaleza, sus cabañas combinan materiales de concreto, jatata, juncos y tacuara.
Edificada sobre un espacio privilegiado que permite apreciar el maravilloso paisaje del Amboró con gamas diversas de verdor, la hacienda ocupa un área de 300 hectáreas donde el múltiple campeón de automovilismo Armin Franulic inició en la década de los ’90 el cultivo de café. Años más tarde el empresario Pedro Rodríguez se hizo cargo de la propiedad, poniendo en marcha la planta procesadora de Café Buena Vista, hoy toda una marca de café orgánico de la mejor calidad de exportación.
La iniciativa cafetalera marcó el inicio del proyecto integral de turismo que hoy tiene como eje principal al Hotel Hacienda El Cafetal que actualmente se halla a cargo de la Fundación Bolivia Exporta y comprende el tour del café y paseos guiados por sendas ecológicas. Servicios adicionales como el “river tuwing” -una travesía en neumáticos por el río Surutú-, paseos a caballo, noches de café con un grupo musical estable y conciertos de música barroca en ambientes de la planta beneficiadora de café, constituyen todo un sosiego.
Pequeños e íntimos, así son los ambientes de hospedaje distribuidos en cuatro caba ñas familiares provistas de aire acondicionado con capacidad para cinco personas con dos dormitorios, sala de estar, baño y frigobar. También cuenta con cuatro cabañas matrimoniales, cada una con su propia terraza con vista al Parque Amboró. El Cafetal dispone además de un área de camping en la parte anterior a los cafetales.
Este pequeño hotel dispone además de piscina, churrasquera, áreas de parqueo, un mirador de 12 metros y la cafetería, cuyo principal atractivo es la degustación del café Buena Vista. El servicio de restaurante está abierto a requerimiento de los huéspedes que no pueden abstenerse de la especialidad de la casa: el pique macho. Pero las opciones también se extienden a platillos con pescado y pollo.
El Coffee Tour, uno de los principales atractivos, comprende un repaso completo a la historia del café, el contacto directo con las máquinas e instrumentos rudimentarios que se utilizaron para procesar el café a lo largo del tiempo.
El recorrido se inicia en el Parque del Café. Hileras de cultivos que crecen a la sombra de gigantescos árboles de serebó y otras variedades, un paisaje donde los visitantes tienen la oportunidad de participar de la experiencia de cosecha del cafeto, práctica que se realiza entre abril y agosto. El tour incluye el proceso de beneficiado en la planta de Café Buena Vista, donde se realiza el pelado, secado, seleccionado, tostado y envasado del grano. La travesía concluye con la degustación del café en el Coffee Shop.
Pasear por una extensión de 100 hectáreas de cafetal, sentir la mezcla de aromas despedidos por una tupida vegetación, admirar animales en su hábitat, respirar el aire húmedo y la frescura generada por el cauce del Surutú son parte de una experiencia única.
Un fin de semana en las cabañas familiares del Cafetal tiene un costo de 650 y 350 bolivianos las matrimoniales. Entre semana el costo del hospedaje es de 560 y 280 bolivianos, respectivamente.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for El Cafetal, en Buena Vista are now closed.