FIE, otro banco para pymes

Publicado en Economía, Finanzas

Boda Norin y Roberto Nelkenbaum

Publicado en fecha abril 13, 2010

Será el banco con más clientes y más agencias. No peleará con los bancos, continuará dedicado a las microfinanzas

Hacia 1985, en plena efervescencia de la hiperinflación boliviana, FIE nació como una pequeña ONG crediticia para apoyar a la población marginada del sistema financiero. Hoy, sin cambiar sus objetivos y con amplio dominio de las microfinanzas, la entidad tiene casi todo listo para jugar en la liga de los bancos donde prevé un crecimiento mayor. Razones no faltan: al 30 de marzo, según información oficial, posee 94 agencias, tanto como los dos bancos más grandes del sistema juntos; 129.379 prestatarios, 3,5 veces más que el mayor banco del sistema; y 333.000 ahorristas, tanto como el mayor banco del sistema.
“Seremos un nuevo banco, pero el mismo FIE”, afirma Elizabeth Nava Salinas, gerente general del Fondo Financiero Privado FIE, procurando sintetizar la transformación autorizada en febrero pasado por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), cambio que haría efectivo a partir del 1 de julio.
¿Por qué transformarse en un banco? -Porque a los bancos se los ve de forma diferente, acá y en el exterior, responde la ejecutiva de FIE antes de lanzar mayores argumentos.
“Queremos fortalecer nuestra imagen porque si bien somos un FFP, tenemos el nivel de un banco, manejamos más clientes que los mayores bancos del sistema, estamos en todas las ciudades capitales, en las ciudades pequeñas y en poblados del área rural. Incluso nuestras calificaciones de riesgo están a nivel de un banco. Siendo banco podremos captar más depósitos para otorgarlos a la microempresa. No vamos a ingresar en terreno de la banca comercial; FIE seguirá siendo una entidad concentrada en las microfinanzas”, asevera Nava.
FIE EN EL MUNDO DEL
MICROCRÉDITO
A marzo pasado, los activos de FIE FFP ascienden a 409 millones de dólares, monto con el cual ocuparía el décimo puesto entre los bancos del sistema, compuesto actualmente por una docena de entidades. Su patrimonio alcanzaba a 38,2 millones de dólares que lo situarían en la sexta posición.
Lo interesante, sin embargo, se centra en los depósitos y la cartera del FIE, entidad creada hace 25 años y cuya composición accionaria mayoritaria corresponde a organismos internacionales de desarrollo. Sus captaciones a marzo sumaban 242 millones de dólares, de este monto el 7,9% (20 millones de dólares) correspondían a 302.534 ahorristas con cuentas iguales o inferiores a los 1.000 dólares.
Asimismo, FIE mantenía créditos por 318,6 millones de dólares otorgados a 129.379 prestatarios. El 90,34% de estos deudores mantiene créditos iguales o inferiores a 5.000 dólares. La entidad muestra una morosidad del 1,12%.
En los últimos cinco años, FIE creció en 359%, merced a una estrategia de expansión de los servicios.
“Tenemos 138 puntos de atención, de los cuales 100 prestan todos los servicios. Con 1.600 funcionarios estamos presentes en las nueve ciudades capitales de departamento, además de El Alto y otras 21 ciudades intermedias y localidades rurales. Seremos el banco con mayor presencia nacional”, hace notar Nava Salinas.
Sin embargo, Prodem, otro FFP de mayor tamaño a FIE, está a la espera del ok gubernamental para operar como banco.
CHICOS DANDO LECCIONES DE BANCA
Conocedor profundo del microcrédito -con colocaciones de hasta 50 dólares-, la conversión del FIE en banco podría ser motivo de lecciones para la banca comercial. Téngase en cuenta que entre 2005 y 2009, mientras la banca comercial crecía en 105%, las entidades especializadas en microfinanzas (los FFP, además de los bancos Solidario y Los Andes Procredit) lo hicieron en 225%, lo que incrementó su participación de 12 a 20% sobre el tamaño total del sistema financiero boliviano. FIE creció en 358%.
Este fenómeno de mayor dinamismo de las microfinancieras puede advertirse en el comportamiento de los préstamos en el último quinquenio. Mientras los créditos de la banca comercial crecieron en 46% por la colocación de 1.088 millones de dólares, la cartera crediticia de las microfinancieras se expandió en casi 200% por la concesión de 1.027 millones de dólares entre sus clientes microempresariales. Los créditos del FIE crecieron en más de 300%. En captaciones, la tendencia se replica con microfinancieras cuyos depósitos crecieron en 310% frente a la banca, cuya expansión alcanzó al 125%.
Pero la lección frente a la banca también se halla en el ámbito de la presencia geográfica, donde las microfinancieras están presentando una singular expansión al habilitar oficinas en áreas suburbanas y poblaciones alejadas. Los resultados demuestran que, pese a que los montos transados son pequeños, la dinámica es creciente y beneficiosa.
FIE sabe de esta fortaleza cada vez menos costosa en términos administrativos. Por ello que entre sus objetivos para este año está la apertura de 20 nuevas oficinas y la incorporación de unos 15 cajeros automáticos para prestar un servicio más integral a su público objetivo, el sector de la micro y pequeña empresa.
Pendientes del visto bueno de la ASFI para cambiar su imagen corporativa, la gerente general de FIE advierte que la nominación de “Banco FIE” no representará cambio alguno de cara al público. “Continuaremos siendo una entidad para la microempresa; vamos a mantener nuestra filosofía de acercamiento a nuestro público; es decir, no cambiaremos nuestra forma de trabajo, de ser muy accesibles, con pocos requisitos etc., sabiendo la dinámica de nuestro segmento. El cambio se verá en mejoras que estamos introduciendo en nuestra capacidad de servicio, con más canales de atención, nuevas tecnologías, más facilidades. Ese será nuestro cambio”, añade.
Con la conversión, FIE se sumará a BancoSol y Banco Los Andes para formar parte de las entidades con dedicación especial al sector de las microfinanzas. Es probable que en el corto plazo a ellos se sumen otros fondos financieros: Ecofuturo que ya habría iniciado gestiones ante la ASFI para este propósito, y Prodem, entidad administrada por capitales venezolanos que, pese a tener la autorización para su cambio, al parecer dejó “congelado” el proceso.


Comparte este articulo

No Comments

Comments for FIE, otro banco para pymes are now closed.