Hugo y Evo en Hollywood

Publicado en Cine, Variedades

ESPAÑA-OLIVER STONE

Publicado en fecha junio 13, 2010

Oliver Stone: Chávez y Morales no son los demonios que pintan la Fox y la CNN

Oliver Stone, que ya invadió la intimidad de Fidel Castro en “Comandante”, se atreve ahora con Hugo Chávez y sus aliados en América Latina, como Fernando Lugo, Cristina Fernández o Evo Morales, en un documental de fuerte carga ideológica.
“South of the Border” se estrenará en EEUU y América Latina en los próximos meses y permitirá ver imágenes inéditas de Evo mascando coca, Cristina Fernández enfadándose con Oliver Stone por su machismo o Chávez pedaleando en bicicleta.

“ROAD MOVIE” BOLIVARIANA
El productor Fernando Sulichín define “South of the Border” como una “road movie”, una película rodante en la que Oliver Stone recorre durante diez días el continente en búsqueda de las raíces del ascenso del movimiento bolivariano y del liderazgo de Hugo Chávez en la región.
En esos diez días, Stone entrevista al paraguayo Fernando Lugo, al boliviano Evo Morales, al brasileño Lula, al ecuatoriano Rafael Correa y a la argentina Cristina Fernández.
“Pocos conocen en Estados Unidos la unión y el cambio que está viviendo América Latina”, explica Sulichín, y por eso la cámara de Stone pretende explicar “la verdad” y desmentir las versiones que sobre el auge de la izquierda latinoamericana circulan en las televisiones de Estados Unidos.
El resultado, una película de fuerte carga ideológica en la que Stone no oculta en ningún momento sus simpatías por el castrismo y el chavismo.

BUENOS Y MALOS
Los presidentes de izquierda no son los únicos protagonistas de la película. Aparecen también figuras relevantes del periodismo y la intelectualidad estadounidense, como el cineasta Michael Moore, autor de “Bowling for Columbine” o “Fahrenheit 9/11”, encarándose en una escena con un periodista de la CNN. Precisamente ese canal de noticias y la Fox son objeto de una crítica feroz por Oliver Stone, que recoge varios programas en los que periodistas de esos canales ridiculizan a los presidentes latinoamericanos, les llaman drogadictos, narcotraficantes, les comparan con Bin Laden o les insultan tildándoles de “payasos”.
Tampoco el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Administración del presidente George W. Bush e incluso España salen bien retratados por la cámara de Stone, que acusa a Washington y a Madrid de estar detrás del golpe de Estado que intentó derrocar a Chávez en 2002 y colocar en su lugar al empresario Pedro Carmona.

“VI EL ROSTRO A LA MUERTE”
El golpe de Estado de 2002 ocupa buena parte del metraje de “South of the Border”. Stone explica el “caldo de cultivo” creado supuestamente por agentes estadounidenses en Venezuela para precipitar el golpe, con los famosos tiroteos en las calles de Caracas días antes de la asonada.
“Yo le vi el rostro a la muerte”, dice Chávez a Stone, recordando los difíciles momentos posteriores al golpe, cuando estuvo confinado en una prisión militar y pensó que acabaría martirizado como el Ché Guevara. Es uno de los momentos más dramáticos del filme: Chávez, rememorando ese difícil instante de su vida, dice que pensó que si le llegaba el momento de ser ejecutado pediría acabar con la misma dignidad que Guevara. “Voy a morir parado”, confiesa Chávez.
Con Oliver Stone persiguiéndole como una sombra, Chávez aparece en la película en varias facetas de su vida personal y política: manejando su camioneta roja, sentado en su avión presidencial o pedaleando en una bicicleta en su casa natal. Con tanta pasión habla y pedalea que termina rompiendo en dos la bicicleta ante las risas de sus asistentes y del equipo de producción de Stone.

EVO MASCA COCA
También Evo Morales recibe a Oliver Stone en su residencia presidencial. El director sorprende a Evo con una bolsa de hoja de coca. Uno de los objetivos de la película, confiesa el cineasta, es que los norteamericanos entiendan que la hoja de coca no es sinónimo de cocaína. Pero Morales le dice que las hojas que ha traído están negras y no son comestibles. A cambio, le ofrece de la suya, verde y fresca, y le recomienda que la tome por “la colita”, entre las risas de los asistentes.
Unos minutos más tarde, Evo Morales, que confiesa al director que se siente “más dirigente sindical que presidente”, se anima a jugar al balón con Stone en los jardines de su residencia. Fútbol y coca, los típicos de América Latina para los norteamericanos, de nuevo en escena.

LOS ZAPATOS DE IMELDA
Uno de los momentos más simpáticos del filme se produce en la escala argentina de Oliver Stone. En su paseo con Cristina Fernández, al director no se le ocurre otra cosa que preguntar a la presidenta argentina, rememorando a la famosa “coleccionista” filipina Imelda Marcos, cuántos pares de zapatos tiene en casa. Cristina Fernández se revuelve contra Stone y le dice que por qué no le pregunta eso a un hombre y sí a una mujer.
Unos minutos después, cuando la comitiva llega a la casa tras el paseo por el jardín, Cristina Fernández se sienta en su sofá y pide a sus colaboradores que le traigan una foto de su despacho en la que aparece junto a Fidel Castro. Quiere mostrársela a Stone. Pasan los segundos y la foto no aparece. “Qué lentos son los hombres…”, exclama la presidenta entre la risa nerviosa de los presentes.

UN ESTRENO ANIMADO
“South of the Border” se presentó en el Festival de Venecia en septiembre de 2009 pero no se ha estrenado aún comercialmente. En los próximos meses llegará a las pantallas de América Latina y EEUU, según adelantó el productor Fernando Suchilín a EFE.
Su “puesta de largo” tuvo lugar en la pasada cumbre UE-Latinoamérica, en Madrid, donde se organizó una proyección exclusiva a la que asistieron cientos de latinoamericanos residentes en España y varios presidentes como Evo Morales o Fernando Lugo, además del canciller cubano, Bruno Rodríguez.
La proyección, que tuvo lugar en el Palacio Municipal de Congresos, fue interrumpida en varias ocasiones por los cientos de espectadores prochavistas, que aplaudieron a rabiar las intervenciones de Chávez y abuchearon las escenas en las que aparecían George W. Bush o simpatizantes de la oposición venezolana, a los que llamaron “gusanos”, y algún insulto más grave cuando la que aparecía en pantalla era la ex miss y ex candidata presidencial Irene Sáez.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Hugo y Evo en Hollywood are now closed.