España en la gloria

Publicado en Deportes, Variedades

SUD¡FRICA-2010/HOLANDA-ESPA—A

Publicado en fecha julio 14, 2010

Europa superó a América Latina en la recta final.

España es el campeón del Mundial Sudáfrica 2010. Venció a Holanda 1-0 en tiempo extra en un partido emotivo y violento. Andrés Iniesta marcó el gol, después de 114 minutos de juego, hundió a los holandeses en la desesperación y la amargura, hizo estallar a España de alegría y llorar a Casillas bajo los tres palos que ya acariciaba el título mundial.
“¡Iniesta de nuestras vidas” “¡¡¡Iniestazo y… campeones!!!” coreaba la prensa española, iniciando la celebración y los comentarios de su superioridad a lo largo del partido porque exhibió claridad, estilo y buen manejo de la pelota ante los holandeses combativos y batalladores.
El partido decisivo, disputado en el Soccer City de Johannesburgo el 11 de julio, fue el tercero que se definió en la prórroga luego de Italia 1934, Inglaterra 1966 y Argentina 1978. La Furia Roja vive su momento de gloria e inscribe así su nombre en el trofeo más codiciado del fútbol. Para Países Bajos, fue su tercera final perdida, tras Alemania 1974 y Argentina 1978.

Europa impuso su hegemonía en la recta final del Mundial de Sudáfrica, monopolizó la final y tuvo tres de los cuatro semifinalistas de un torneo que comenzó dominando América Latina, cuyo honor salvó con la cuarta plaza de Uruguay.
El primer Mundial africano no fue el escenario de eclosión de las selecciones del continente negro como se esperaba y sólo Ghana logró superar la primera fase y alcanzar los cuartos de final.
Asia situó a dos de sus representantes, Corea del Sur y Japón en los octavos, pero en esa barrera se estrellaron contra dos selecciones latinoamericanas, lo que demuestra que el fútbol de ese continente tiene que hacer progresos.
Los dos equipos de Oceanía, Australia y Nueva Zelanda, no superaron la primera fase, aunque en el caso de los kiwis protagonizaron el mejor Mundial de su historia, el segundo que jugaban, y no perdieron ningún partido en un grupo difícil.
El Mundial terminó con un rotundo dominio europeo, continente que copó las tres primeras plazas de la clasificación.
Y eso que las cosas no empezaron bien para algunas de las principales naciones del Viejo Continente. Los dos finalistas de Alemania 2006, Italia y Francia, protagonizaron una desastrosa primera fase y abandonaron el Mundial a las primeras de cambio, últimos de sus respectivos grupos y con una imagen muy pobre.
La campeona fracasó con estrépito en el campo lo fió todo a la última jornada, como suelen hacer los transalpinos, pero esta vez acabó derrotada por una debutante Eslovaquia.
Italia demostró que su fútbol no supo renovarse desde que alzaron el trofeo en el Olímpico de Berlín hace cuatro años y que la táctica de Marcelo Lippi no fue suficiente. Se convirtieron en la cuarta campeona que no supera la primera fase.
Si el de Italia fue el fracaso más rotundo, Francia protagonizó el escándalo más sonado, un vodevil con insultos, plantes y camarillas que hicieron sonrojar al país.
Las desgracias de italianos y franceses, sumadas a los problemas iniciales de España, Inglaterra y Alemania, hicieron que el Mundial pareciera tener un dominio latinoamericano, pues todas sus selecciones, a excepción de Honduras, lograron el pase a octavos.
Argentina y Brasil, los dos gigantes del continente, anduvieron con paso firme. Los “albicelestes” de Diego Maradona ganaron cuatro partidos consecutivos con cierta solvencia y se presentaron en cuartos. Brasil respondía con solvencia a su papel de favorita.
Otras más pequeñas les secundaron. Uruguay dominaba el grupo A, secundada por México y ambas dejaban en la estacada a Francia y a la anfitriona Sudáfrica.
Paraguay encabezó el grupo de Italia y Chile lograba rescatar en el último suspiro la segunda plaza del grupo de España.
Seis representantes en octavos de final hicieron a un crecido Maradona clamar el triunfo de América Latina y asegurar que se debe a la dificultad de la fase de clasificación en esa zona.
A cuartos accedieron cuatro latinoamericanos, la mitad de los representantes, un éxito sin precedentes. Se quedó Chile, que no pudo con Brasil, y México que se estrelló ante Argentina.
Pero en cuartos se produjo la hecatombe latina. Argentina cayó con estrépito ante Alemania; Brasil por sorpresa contra Holanda. Dos bombazos que se vieron acompañados de la más lógicas derrotas de Paraguay ante España.
Sólo Uruguay avanzó a semifinales a costa de Ghana, la última representante africana.
Dirigida por el serbio Miloan Rajevac, el equipo ghanés llevó más alto que nadie el estandarte de un continente que tenía muchas esperanzas en “su” Mundial.
Pero vio como Camerún, Nigeria y Costa de Marfil, candidatos mejor posicionados a representar el orgullo africano, se quedaban en el primer escalón. Lo mismo que la anfitriona Sudáfrica, a la que no bastó con el empuje de las vuvuzelas, ni a la modesta Argelia, que bastante tuvo con participar en su tercer Mundial.
Sólo Ghana pasó el primer filtro, superó a Estados Unidos en octavos antes de estrellarse en cuartos contra Uruguay en un agónico partido en el que Asamoah Gyan falló una pena máxima en el último minuto de la prórroga para finalmente caer en la tanda de desempate.
Fue una buena metáfora del drama del continente, que no aprovechó como se esperaba el juego en su terreno para el despegue anunciado.
Uruguay quedó como la única selección capaz de contestar el dominio europeo, pero los de Óscar Tabárez se quedaron a un escalón de la final, superados por una Holanda que llegó hasta el último partido con un pleno de victorias.

Forlán, el mejor; España, el más limpio

Aparte del trofeo mundialista, los protagonistas más destacados recibieron los correspondientes premios especiales.
Balón de Oro Adidas: Diego Forlán ha sido elegido mejor jugador de la Copa Mundial de la FIFA 2010. El delantero uruguayo sobrepasó, a juicio de los periodistas acreditados, al holandés Wesley Sneijder y al español David Villa. El artillero de 31 años contribuyó al histórico éxito de su selección.
Con sus cinco goles, impulsó a su equipo por primera vez desde hace 40 años hasta colocarlo entre las cuatro mejores selecciones del mundo y subrayó de esa manera su rango de mayor estrella internacional, así como el de líder indiscutible de la Celeste. En la semifinal, los sudamericanos cayeron 2-3 ante Holanda, pero pueden estar muy felices por el fantástico torneo realizado.
Balón de Plata Adidas: Wesley Sneijder (Holanda)
Balón de Bronce Adidas: David Villa (España)
Bota de Oro Adidas: Thomas Müeller (Alemania), 5 goles, 3 asistencias.
Con su gol en el partido por el tercer puesto contra Uruguay, Thomas Mueller se ha proclamado máximo goleador y ha ganado la Bota de Oro Adidas: Contra los uruguayos, Müeller anotó su quinto gol en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, a los que hay que añadir tres asistencias. De esa manera, Müeller sobrepasó al español David Villa y al holandés Wesley Sneijder, que también marcaron cinco tantos, pero sólo pudieron dar una asistencia.
Bota de Plata Adidas: David Villa (5 goles, 1 asistencia).
Bota de Bronce Adidas: Wesley Sneijder (5 goles, 1 asistencia).
Guante de Oro Adidas: Iker Casillas (España)
El guardameta de la selección española sólo ha concedido dos goles en Sudáfrica 2010. Después de la sorprendente derrota en el primer encuentro contra Suiza, Casillas soportó la presión, las críticas y convenció con brillantísimas actuaciones. Decisivas fueron su parada del penal lanzado por Oscar Cardozo en el partido de cuartos de final contra Paraguay, así como otras dos extraordinarias atajadas en situaciones de uno contra uno al final del partido. En la semifinal, también se lució con dos neutralizaciones a sendos peligrosísimos disparos de Piotr Trochowski y Toni Kroos.
En su tercera participación en una Copa Mundial de la FIFA, Iker Casillas, de 29 años, se ha presentado como un portero maduro, sereno y extremadamente ágil.
Premio Hyundai al Mejor Jugador Joven: Thomas Müeller (Alemania)
El delantero alemán ha sido la revelación de la Copa Mundial de la FIFA 2010. Con su desparpajo característico, sus cinco goles y sus tres asistencias, el muniqués ha causado sensación dentro y fuera de los terrenos de juego. Después de sólo una temporada como futbolista profesional en el Bayern de Múnich. El volante de 20 años ha conquistado el corazón de los alemanes así como la admiración del Grupo de Estudios Técnicos (GET) de la FIFA, que lo ha elegido Mejor Jugador Joven del torneo.
Después de Lukas Podolski en el año 2006, de nuevo un jugador alemán se ha alzado con el preciado trofeo, que al mismo tiempo sirve para reconocer la extraordinaria labor de formación juvenil a la Asociación Alemana de Fútbol.
Premio Fairplay de la FIFA: España no sólo es el mejor equipo del torneo, es también el que juega más limpio. El conjunto de Vicente del Bosque sólo ha visto ocho tarjetas amarillas en todo el campeonato. FIFA.com

Comparte este articulo

No Comments

Comments for España en la gloria are now closed.