Un dólar por cabello con el microtrasplante

Publicado en Sin categoría

male_hair_loss-3085

Publicado en fecha septiembre 10, 2010

No abuse del champú anticaspa ni de las secadoras. Si su problema es hereditario,
a los 25 años ya se dará cuenta.

“Este pelo es del lunes, éste es del martes, éste es del miércoles…”. Con esa historia suelen llegar hasta el consultorio del cirujano dermatólogo Johnny de la Riva Guzmán en La Paz algunos de los que se están quedando calvos o al menos sospechan que caminan rumbo a ese terreno despoblado. Toman muestras diseminadas en la bañera, dormidas en la almohada o aferradas a la toalla para mostrarlas al médico.
Eso no es bueno porque la persona con esa fijación atraviesa por un proceso psicológico emocional que desencadena en un desarreglo hormonal que puede causar todavía mayor pérdida.
Es normal que haya una caída de hasta 20 cabellos por día si no existen problemas de alopecia (nombre médico de la calvicie). Ojo, si la cantidad es superior, habrá que buscar ayuda especializada para solucionar un problema que puede tener distintos orígenes: hereditario (androgenético), tóxico, hormonal y psicológico, entre otros.
¿Y cuáles son los tratamientos adecuados? El dermatólogo, con más de 35 años de experiencia en la especialidad, aconseja el microtrasplante unifolicular, principalmente para combatir la calvicie heredada de parientes cercanos. Es la que afecta más a los hombres.
Los cabellos son trasladados, uno por uno, de la zona donadora (parte trasera de la cabeza) hacia la región afectada. Esa sección del cuero cabelludo es segura y firme razón por la que los pelos injertados no caen. Ocho de cada 10 pacientes que eligen esa vía son varones. La medicina ofrece también la posibilidad de utilizar células madre para reforzar el proceso.
Se calcula que una persona tiene unos 100.000 cabellos, entre 200 y 300 por centímetro cuadrado. De la Riva –con estudios en Bolivia, Colombia, Brasil, Estados Unidos y México– explica que cuando se hace el injerto, se trasplantan sólo entre 20 y 30 en esa superficie.
En Bolivia el costo de ese tratamiento es de un dólar por cabello. En cinco o seis horas pueden ser trasplantados 2.000.
Quien se decide por el trasplante tiene que ser evaluado para evidenciar que no sufre de problemas psicológicos (estrés, ansiedad, etc.) antes de entrar al quirófano. Además, se hace un estudio de la calidad y cantidad de cabello sobreviviente.

OTROS TIPOS DE CALVICIE
La calvicie tóxica es fruto del uso de antibióticos, productos utilizados en quimioterapia o algunos antidepresivos. También afecta el consumo de alimentos contaminados con sustancias que se desprenden de las ollas de baja calidad, fabricadas con cobre, aluminio y plomo.
La alopecia de causas hormonales se produce cuando existen trastornos, como el exceso de andrógenos por tratamientos por alguna afección, elevados niveles de testosterona, problema de tiroides, etc. En el caso de las mujeres, la menopausia es otra de las causas. Para los varones, –dice De la Riva– un tratamiento de seis meses con finasteride puede costar 500 dólares.
La pérdida de cabello por razones psicológicas suele ser pasajera y se produce por tensiones, estrés, ansiedad y otros cuadros similares.
Para las alopecias no hereditarias, lo más aconsejable es eliminar las raíces del problema y analizar después si es posible o necesario hacer o no un trasplante.

PREVENCIÓN
Se recomienda tomar prevenciones, incluso desde la niñez. La medicina ortomolecular aconseja aprovechar la riqueza nutricional de los alimentos naturales; consumir aminoácidos y antioxidantes, y no menospreciar las bondades de la sábila, la maca, la miel y sus derivados.
Esos alimentos son inmunodefensivos y ayudan a nutrir y conservar las uñas, los cabellos y la piel.
Según De la Riva, los tratamientos contra la calvicie que se hacen por vía interna son los que causan efecto y no así los que se practican por vía externa, como sucede con lociones capilares, aceites, cremas, geles, peines y otros productos que sólo son hidratantes y humectantes. Hace 10 años que este dermatólogo no receta minoxidil.
Si un joven sospecha que puede heredar calvicie, a sus 18 años ya debería tener buenos hábitos de vida, alimentación sana, no consumir alcohol ni tabaco; comer más frutas y vegetales, cereales, etc.
Cuando el problema es genético, a los 25 años de edad ya se perciben las entradas profundas en el cuero cabelludo. Diez años más tarde, la caspa, la grasa y otros factores externos, como la sequedad por exposición al sol, pueden acelerar lo inevitable.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Un dólar por cabello con el microtrasplante are now closed.