“Chaplin en la noche, diseño en el día”

Publicado en el otro oficio, Entrevista

Tagged:

IMagen 1

Publicado en fecha diciembre 14, 2010

Ernesto Ferrante Landívar,
Fundador de Chaplin Show, lleva más de 25 años interpretando centenares de personajes. Fuera del escenario, el diseño gráfico es la tarea a la que se entrega a diario.

Ernesto Ferrante Landívar (54) le ha tocado interpretar más de 600 personajes sobre el escenario; unos de manera esporádica y otros permanentes e infaltables como la figura del popular borracho, jovial y ocurrente que no perdió su brillo a pesar de más de 25 años de personificación. Fuera del escenario, el actor se entrega de lleno al mundo del diseño gráfico, el rol que comenzó a ejecutar cuando comenzaba a cursar la carrera de arquitectura.
“No sé cuál es mi hobby, o la actuación o el diseño. Ambas cosas me gustan; de ambas gano dinero y disfruto”, afirma desde su oficina situada en la parte superior de Chaplin Show, la compañía de humor que fundó junto a sus socios Adolfo Mier y Hugo Daza en 1985, considerado hoy como el mejor show de humor boliviano.
Sus primeros pasos sobre el escenario se remontan a principios de los años ’80 cuando se enroló a la Compañía Artistas Unidos de Cochabamba en la obra “Stratojet 991”, dirigida por su amigo de juventud, Peter Travesí. A la obra de ciencia ficción le seguiría más tarde “La pasión de Drácula”, que no podía catalogarse como tragedia, pero tampoco correspondía a una comedia.
“Ya entonces sentía que lo mío no era la solemnidad, regirme a líneas y libretos, sino improvisar y divertir a la gente”, recuerda. Fue entonces cuando se animó a aceptar la invitación de René Hohenstein para formar el Grupo Telón y presentar a concurso la comedia “Vamos a jorobar el mundo”. Animado por los  triunfos en festivales, decidió continuar en las tablas.
Más tarde fundó junto a Travesí y su socio y amigo Hugo Daza “El Mundo de los Niños” con comedias matinales de domingo en La Fuente del Deseo, bar de noche y teatro infantil de día. “Domingo tras domingo el local se llenaba, pero más que los niños eran los padres los que gozaban del espectáculo. Fue entonces cuando Peter (Travesí) propuso armar un espectáculo de humor para mayores. Nos sumamos al grupo como empleados porque ni Hugo ni yo teníamos el capital suficiente para ser socios de Tra-la-la”, agrega.

EL TIEMPO DE CHAPLIN
Los espectáculos de formato café concert de Tra-La-La resultaron exitosos y Ferrante fue parte él, pero las divergencias internas empujaron a proponer una nueva agrupación con la participación de Hugo Daza y Adoldo Mier, a la que denominarían Chaplin Show.
La búsqueda de local resultó una peregrinación. Cansados de sucesivas negativas  y sin mucha discusión, decidieron trasladar el proyecto Chaplin a su natal Santa Cruz. “Hablamos del tema un viernes y el lunes ya estábamos acá. Emulamos a Hernán Cortez: quemamos el barco hace 25 años y mal no nos fue”, afirma mientras manipula el mouse de su Mac para buscar algunas imágenes del recuerdo.

EL DISEÑO, UNA VIEJA PASIÓN
Fuera del escenario, los altos de Chaplin albergan a Ferrante diseñador. “Esa es una vieja pasión, incluso anterior a la actuación. En realidad estudié arquitectura porque era lo más próximo al diseño”, confiesa.
Recuerda que sus primeros años de universidad los costeó echando mano a su habilidad para armar letreros para distintos comercios de Cochabamba. “Nos iba tan bien que nos asociamos con Peter para armar una serigráfica, Esart3”.
Ya en Santa Cruz, fue combinando la actuación con el diseño gráfico en empresas publicitarias e impartiendo enseñanza en varias universidades locales. “Chaplin es mi más importante cliente. El manejo de la imagen está bajo mi responsabilidad, pero a la vez mantengo una pequeña cartera de clientes”, afirma mientras muestra orgulloso el diseño de los uniformes que luce Oriente Petrolero en el actual torneo.
¿Y cómo separa el diseño y la actuación? “Eso es imposible. La jornada entera la paso en esta oficina frente a la computadora, diseñando y cuando llega la hora de la función, bajo las gradas y ya estoy en el escenario”.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for “Chaplin en la noche, diseño en el día” are now closed.