¡Qué nombres!

Publicado en Reportaje, Variedades

Tagged:

Nombres

Publicado en fecha enero 26, 2011

Evo, Messi, Lluvia, Agua y Power Ranger Q.M. conviven en el Registro Civil. Los padres se inspiran en la naturaleza, la política, el fútbol, la farándula, la cultura, incluso en programas de TV.

Un niño era víctima de burlas disparadas por sus compañeros de escuela en la provincia Sud Yungas de La Paz. El pequeño había sido inscrito en los libros de Registro Civil con el nombre Power Ranger Q. M., que originalmente identifica a los guerreros de una serie infantil de televisión que combaten a villanos alienígenas y mutantes.
Hace cuatro años, un juez de Instrucción en lo Civil autorizó el cambio de nombre del menor que, en ese entonces, tenía ocho años de edad, recuerda la oficial de Registro Cívico (antes Registro Civil), Daniela Terán Peñaranda, que en aquella época trabajaba en oficinas judiciales.
Otro caso. A finales de los 80, el entonces estudiante universitario René Zamuel L. comentaba que su segundo nombre, escrito con Z y no con S, le causaba problemas cuando hacía trámites y cada vez tenía que explicar que ése fue un error cometido por un oficial de Registro Civil.
Ese tipo de inconvenientes y otros suelen aparecer cuando padres y madres de familia eligen para sus hijos e hijas nombres raros, difíciles de pronunciar y escribir; de origen extranjero con variantes para vestirlos de originalidad (aumentando, quitando o cambiando letras) o de héroes de ficción y famosos políticos, futbolistas, estrellas de cine, etc.
También se detecta otro tipo de casos, como el de René Zamuel; aunque bien se dice que en cuestión de nombres y apellidos no hay ortografía que valga.
El mínimo error detectado, la ausencia de alguna letra o la presencia de una demás, suele invalidar cualquier documento y ocasiona serios problemas, sobre todo en entidades financieras, colegios, escuelas, universidades, alcaldías y otras reparticiones públicas (Identificación Personal de la Policía, Migración, Derechos Reales, etc.).

FUENTES DE INSPIRACIÓN
La psicóloga Margarett Hurtado López dice que los papás eligen determinado nombre con la expectativa o la meta de que sus herederos o herederas puedan adquirir, en algún momento de su vida, las cualidades de la persona admirada que inspiró tal decisión.
Lo propio sucede cuando se escoge un nombre no necesariamente relacionado con personajes, sino con la naturaleza, como es el caso de Agua, que significa pureza, queriendo destacar que su hija no es una persona corriente, sino más bien excepcional y de mucha valía.
Datos archivados en el Servicio de Registro Cívico (ex Dirección Nacional de Registro Civil), entre 2007 y 2008, permiten deducir que esa búsqueda se hace en distintas fuentes, entre ellas la naturaleza, la política, el fútbol, la farándula o la cultura indígena.
Una de esas vías conduce hacia las riquezas o algunos elementos de la madre naturaleza. De sus entrañas fueron elegidos estos nombres: Lluvia, Lluvia Coral, Lluvia Nayeli, Lluvia Gelen, Romane Lluvia, Miel, Miel Alejandra, Agua Rhasehel, Linda Flor, Flor del Cielo y Bella Rosa.
De la vertiente política se rescata el nombre Evo. El presidente del Estado Plurinacional boliviano Juan Evo Morales Ayma  tiene más de ocho decenas de homónimos o tocayos, contabilizados en el periodo 2007-2008, registrados sobre todo en provincias de La Paz.
El nombre del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad (escrito así en la página web de las Naciones Unidas) también está en los registros bolivianos; aunque con ligeras variantes: Aaron Mahmud Ahmadinejad y Leonel Ahmadineyad. Hurtado hace notar que los nombres, sobre todo los extranjeros, suelen ser escritos tal como se los pronuncia.
En las listas también se puede encontrar homónimos de otros personajes, como Clinton (Bill), Osama (Bin Laden), Sadam (Hussein), Bacheled (Michelle Bachelet, ex presidenta de Chile) o Matahari (la legendaria bailarina holandesa acusada de espionaje durante la Primera Guerra Mundial, 1914-1918).

FUTBOLISTAS
Papás y mamás amantes del fútbol cuentan con tribunas colmadas para elegir. En la alineación están, por ejemplo, homónimos de los argentinos Leonel Messi (se escribe Lionel) y Riquelme (Juan Román); los brasileños Robiño (se escribe Robinho), Ronaldo, Ronaldiño (se escribe Ronaldinho), Bebeto y Romario; los franceses Platini y Zenedine (se escribe Zinedine Zidane); los portugueses Figo y Deco; el español Iker (Casillas).
Los apellidos de dos famosos futbolistas fueron registrados como nombres propios: del inglés Beckham (David) y del africano Etoo (Samuel Eto’o).

ARTISTAS Y PERSONAJES
La farándula también tiene su cuota. En Registro Cívico están anotados los nombres de los cantantes Chayane (se escribe Chayanne), Beyonce, Shakira, Juanes y Ricky Martin.
El elenco se completa con los actores Bruce Willis, Denzel (Washington) y Cristofher Lee (se escribe Christopher Lee). A ellos les acompañan personajes de ficción: Germayoni, Germayoli, Hermayori, Hermayonni (en alusión a Hermione, la amiga del mago Harry Potter); también es posible hallar nombres como Gasparín (el fantasma amigable), Rambo (un veterano de guerra estadounidense) o Bart (el diablillo de la familia Simpson).

ORIGINARIOS
La cultura originaria boliviana es otra fuente de identificación personal. Awyayala Pacha, Pahjsa Nayra, Qhana Nayra, Qori Cusi, Santir Qhanti, Sariri, Tupac Wascar, Wiñay, Yawar Inti y Tunupa, están entre los nombres incluidos en Registro Civil. El recuerdo de la heroína aymara Bartolina Sisa también fue tomado en cuenta para inscribir a una niña.

OTROS NOMBRES
Religiosos: Cristo, Jerusalén, Navideña, Mártir, Santo Tomás, Santa, Obispo, Pío, Obispo, Francisco de la Caridad, Galilea.
De Monarcas:
Rey David, Rey Eloy, Rey Jhonnatan, Rey Jhordan, Rey Osmar.
Con raíces de Medio Oriente: Alí, Assad, Bethsabid, Habacut, Habid, Jab Alí, Kadir, Kalil, Kamid Farith, Kaleb Nabih, Yasser.
Con cariño o diminutivos: Crucita, Henry Costito, Cenita María, María Carlita, Teresita, Rosita Yovana, Leonardito, Max Ricardito, Oscarito, Paulito, Ramonita, Estrellita.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for ¡Qué nombres! are now closed.