Dilma manda en Brasil

Publicado en Portada

Tagged:

BRAZIL INVESTITURE OF DILMA ROUSSEFF NEW PRESIDENT

Publicado en fecha enero 25, 2011

Dilma Rousseff es la primera mujer que dirige los destinos de uno de los mayores países del mundo que tiene la octava economía del planeta.

on un conjunto en color crudo, compuesto por falda y una chaqueta de encaje semitransparente, Dilma Rousseff, la flamante nueva presidenta, recibió la banda de colores verde y amarillo, que la acreditan, tras pasar por el puesto 39 hombres, como la primera mujer máxima mandataria de Brasil.
Lula regresó inmediatamente de la ceremonia a Sao Bernardo do Campo, la ciudad donde comenzó su vida sindical y dijo que “el hecho de haber dejado la Presidencia de la República no quiere decir que haya dejado la política”, tras ceder el mando a la electa Dilma Rousseff y de haber derramado algunas lágrimas al despedirse de la nueva Presidenta, otra mujer que toma el mando en un país americano y la primera vez en la historia de Brasil.
Rousseff asumió la presidencia del país el primer día de 2011, en un  acto en el que estuvo acompañada por  11 jefes de Estado: los presidentes de Colombia, Chile, El Salvador, Guatemala, Uruguay, Paraguay, Perú, Venezuela, Surinam, Guinea y Guinea Bissau; además del  Príncipe Felipe de Borbón representando a España, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y los primeros ministros de Portugal, Corea del Sur y Bulgaria, país donde nació el padre de Rousseff. También asistió la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton.
En su primer acto como mandataria, la nueva presidente se reunía con el Príncipe de Asturias, con el presidente de Uruguay, José Mujica, y  con  los primeros ministros de Corea del Sur, Kim Hwang-Sik, y Portugal, José Sócrates.
“La lucha más obstinada de mi Gobierno será por la erradicación de la pobreza extrema y la creación de oportunidades para todos”, expresó Rousseff al reiterar una promesa que hizo en la pasada campaña electoral.
Rousseff, afiliada al Partido de los Trabajadores (PT) fue investida como presidente para el periodo 2011-2014, cargo que hasta ahora sólo habían ocupado 39 hombres en Brasil.
Economista de 63 años de edad,  hizo su campaña electoral literalmente de la mano de Lula, y  declaró que había sido un “orgullo” haber formado parte de su Gobierno.
En su primer discurso, Rousseff subrayó que pondrá énfasis en la continuidad de la obra de Lula, especialmente en los programas sociales que le permitieron dejar el poder con una popularidad récord del 87 por ciento.
La mandataria ya ocupó en los gobiernos de Lula los ministerios de Minas y Energía y de la Presidencia.
“No voy a descansar mientras haya brasileños sin alimentos en la mesa, mientras haya familias en el desaliento de las calles, mientras haya niños pobres abandonados a su propia suerte”, expresó la mandataria.
Rousseff también dijo de Da Silva, que fue “un presidente que mudó la forma de gobernar y llevó al pueblo brasileño a confiar todavía más en sí mismo y en el futuro del país”.
La Presidente de Brasil celebró el que una mujer ocupe por primera vez el principal puesto de su país y subrayó su “compromiso supremo” de “honrar a las mujeres, proteger a los más frágiles y gobernar para todos”.

SU VIDA NO HA SIDO FÁCIL.
Pero la vida de Dilma tampoco ha sido fácil. Nacida en la ciudad de Bello Horizonte, el 14 de diciembre de 1947, es hija del empresario y abogado búlgaro Pedro Rousseff, miembro del Movimiento Comunista Búlgaro.
Su padre tuvo que emigrar a Francia por razones políticas en 1929 y allí estuvo residiendo hasta la Segunda Guerra Mundial, período en el que se trasladó a Argentina, primero, y luego a Brasil.  En este país encontró el amor y contrajo nupcias con Dilma Coimbra Silva.
La hija del matrimonio, Dilma, se graduó en 1977 en la Escuela de Ciencias Económicas por la Universidad Federal de Rio Grande do Sul y se apuntó a un postgrado en Economía en la Universidad Estatal de Campiñas, aunque no lo concluyó.
La hoy nueva presidenta de Brasil militó en el movimiento de resistencia contra la Dictadura Brasileña en los años sesenta y perteneció a la organización de izquierda, Política Operaria y al grupo guerrillero, Vanguardia Armada Revolucionaria Palmarés. Fue detenida en 1970 y sometida a torturas. Un tribunal militar la mantuvo en prisión hasta 1973.
Conocida como la “Juana de Arco de la guerrilla”, la Comisión Especial de Reparación de la Oficina de Derechos Humanos del Estado de Río de Janeiro aprobó su solicitud de indemnización, en diciembre del 2006.
Participó en la reestructuración del Partido Trabajador Brasileño, llamado después Partido Democrático Laborista. Fue secretaria de Energía, en Rio Grande do Sul, entre 1991 y 1995, y regresó a este puesto, en 1998, tras ganar las elecciones estatales, Olivio Dutra, del Partido de los Trabajadores, apoyado por el Partido Democrático Trabajador.
Mujer de gran carácter, estuvo casada desde la década de los años 70 con el guerrillero Carlos Franklin Paixao de Araujo, con quien tuvo una hija y de quien se separó en el año 2000 y también superó un cáncer linfático tras someterse a un tratamiento de quimioterapia.
En el continente americano, con ella, ya son cuatro las mujeres que  están al frente de los gobiernos de sus respectivos países. Son la primera ministra de Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar, las presidentas Cristina Fernández, en Argentina, Laura Chinchilla en Costa Rica, y ahora Dilma Rousseff en Brasil.
Las máximas mandatarias que ha tenido el continente a lo largo de la historia, además de las mencionadas, han sido la chilena Michelle Bachelet, la argentina María Estela Martínez de Perón, la ecuatoriana Rosalía Arteaga, la boliviana Lidia Gueiler, la panameña Mireya Moscoso, la nicaragüense Violeta Chamorro, la haitiana Ertha Pascal-Trouillot y la guayanesa Janet Rosemberg.
Un motivo de orgullo más para las mujeres, que podrían ver aumentado, en breve, el número de mandatarias en América si finalmente se produce la victoria de  Beatriz Paredes, que no descarta presentarse para máxima responsable de su partido, el PRI, en México, en las elecciones de 2012.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Dilma manda en Brasil are now closed.