$us 161 millones en ganancias el 2010

Publicado en Finanzas

Tagged:

Foto Finanzas

Publicado en fecha enero 26, 2011

En 2010 continuó la bonanza de ganancias en el sistema financiero, pese a que el negocio desaceleró.
Las microfinancieras
ganan mayores
posiciones por la
dinámica del
segmento Pymes.
Acá los principales
resultados financieros
del año que se fue.

Un año más en el tiempo de Evo, otro más de bonanza para el sistema financiero boliviano que no deja de crecer y de obtener buenas ganancias, aunque a un ritmo desacelerado. Habrá que preguntarse si esta buena racha se replicará este 2011 en un escenario de nuevas normativas y restricciones aplicadas al sector. Lo que cuenta, por ahora, es que el negocio financiero creció en 2010 con signos de ralentización, creció pero ya no tanto; las utilidades alcanzaron a 161 millones de dólares, un poco menos que en 2009; los depósitos dejaron de crecer al ritmo del 20%; y los créditos se activaron de  manera sustancial.

TOMÁNDOLE EL PULSO AL SISTEMA FINANCIERO
Los datos preliminares al 31 de diciembre para bancos y fondos financieros privados y noviembre para mutuales y cooperativas revelan revelan que el negocio del sistema financiero creció  en 608 millones de dólares, cerrando en 11.349 millones que representan un crecimiento del 5,6%, un resultado que puede calificarse de modesto frente al 20% (de 1.786 millones de dólares) de la gestión 2009.
La cartera crediticia presentó una importante dinámica al pasar de 5.600 a 6.736 millones de dólares, un crecimiento del 20%. Un año antes, el crédito había crecido en 614 millones, en tanto que el 2010 cerró con una expansión de 1.136 millones de dólares. Se debe hacer notar el mayor impulso de crecimiento de las entidades especializadas en microfinanzas -grupo integrado por los bancos Solidario, Los Andes, FIE y los fondos financieros privados (FFP)- que cerraron el año con una cuota de participación de casi el 30% sobre el total del sistema, siendo que a fines de 2006 éstas apenas representaban el 15% en la colocación de créditos.
No obstante, si bien es notorio que hay más préstamos en el sistema, ello no representa una expansión respecto al número de prestatarios. Con datos al mes de septiembre, el sistema financiero presentaba un crecimiento de 13.732 nuevos prestatarios, es decir, un crecimiento de sólo el 1,65%.
Y las captaciones de ahorros se desaceleraron. Los depósitos del público llegaron a fines de diciembre a 8.815 millones de dólares, un crecimiento de 536 millones de dólares (6,50%). Este crecimiento contrasta con el promedio de 25% que venían presentando los tres años anteriores. Es necesario considerar la desaceleración de este indicador como una señal de reducción de los recursos disponibles del público pese a la percepción de mucha liquidez en la economía, sumado a factores de incertidumbre en la coyuntura política y económica.
La liquidez en el sistema financiero que a diciembre de 2009 había cerrado con 4.703 millones de dólares, cerró el 2010 con 4.105 millones, una caída del 12,72% que se explica en parte por la mayor cesión de créditos y el retiro de cuentas de depósito.
El año 2010 se caracterizó además por el reducido fortalecimiento patrimonial por parte de los accionistas, sumando en todo el año un crecimiento de aportaciones de 44,2 millones de dólares (4,35%). Esta cifra contrasta con los 143,5 millones de dólares en fortalecimiento patrimonial realizado el año pasado. Este reducido crecimiento es resultado además del retiro definitivo del Citibank del mercado boliviano, entidad que tenía un patrimonio de alrededor de 35 millones de dólares.
De los 161 millones de dólares de utilidades, unos 102,9 millones corresponden al sistema bancario comercial, 44,9 millones a las microfinancieras, 6,6 millones a las cooperativas y 7,1 millones a las mutuales. La rentabilidad de las entidades bancarias es generada sobre todo por ingresos de compraventa de divisas, seguida de giros y transferencias, rendimientos de recursos en el exterior, rendimientos de títulos valores del TGN del BCB.
El crecimiento de la intermediación financiera y la continuidad de buenos resultados, sin embargo, no se refleja en la constitución de previsiones para posible incobrabilidad en la generalidad del sistema. El 2009, las entidades de intermediación financiera constituyeron 30,5 millones de dólares.

¿CONTINUARÁ LA BONANZA?
Con 174 millones de dólares de utilidad en 2009 y 161 millones en 2010, además de los años precedentes de resultados óptimos, cabe preguntarse si continuará la racha de buenos ingresos.
Nuevas normativas a ser aplicadas en el sistema financiero y otras condiciones dan la pauta de posibles dificultades para mantener el actual ritmo de utilidades. Inicialmente, es previsible que los gastos administrativos presenten un crecimiento sustancial a raíz de la aplicación de la nueva Ley de Pensiones y el incremento salarial al personal como consecuencia del mayor nivel de inflación en 2010.
A fines de noviembre pasado, el BCB dispuso la modificación de la normativa de encaje legal, incrementando los niveles       que las entidades deben constituir en calidad de garantía. Esto juega en contra.
En diciembre, la ASFI dispuso la modificación al Reglamento de Operaciones de Consumo Debidamente Garantizadas, además de directrices para la gestión de Riesgo Crediticio en la cual se dispone el incremento de previsiones que deben constituir las entidades de intermediación financiera por los créditos de consumo tanto en bolivianos como en dólares. La norma, adicionalmente pone límites a los servicios de deuda e intereses cobrados a los prestatarios.
Otra condicionante a las utilidades que seguramente se notará de manera clara serán los menores ingresos que recibirán las entidades como consecuencia de la restricción de recursos en el exterior, la famosa repatriación de recursos en el exterior.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for $us 161 millones en ganancias el 2010 are now closed.