Bs 113 MILLONES EN PÉRDIDAS

Publicado en Finanzas

Tagged:

Perdidas

Publicado en fecha marzo 24, 2011

Malos resultados del BCB en la gestión 2010

Mientras el sistema financiero exhibe una exitosa gestión con utilidades por 162 millones de dólares, en la acera del Banco Central de Bolivia (BCB) la lógica contable juega en contra. De haber registrado una utilidad neta de 149,96 millones de bolivianos en la gestión 2009, el ente emisor pasó al terreno de las pérdidas por 113,47 millones de bolivianos en 2010. Las causas se hallan en la mayor impresión de dinero y la transferencia de recursos al TGN, además de la caída de los rendimientos de las reservas internacionales.
Los datos están contenidos en los Estados Financieros al 31 de diciembre de 2010 y 2009, publicados por el BCB hace unas semanas, información donde -entre muchos factores- éste es el que convoca la atención en primer lugar.
Armando Méndez Morales, profesor universitario y ex presidente del BCB en el periodo 1992-1993, refiere que desde 1992 las pérdidas sólo se produjeron en las gestiones 2007 y 2010.
“La principal fuente de ingresos del BCB son las reservas internacionales, pero el rendimiento de éstas cayó en casi 60%. Las pérdidas que se observan son producto del  incremento sustancial de los gastos corrientes por la impresión de billetes y acuñación de monedas y la cesión de recursos al Gobierno nacional”, explica Méndez.

La información del BCB  confirma la apreciación del ex presidente del BCB. Los ingresos financieros se redujeron en 54% al pasar de 1.191 a 648 millones de bolivianos,  producto de la caída en casi un 60% de los intereses de las inversiones en el exterior (reservas) y la baja en las ganancias por la venta de bonos y otros títulos.
Esta reducción de ingresos  contrasta con el incremento de los egresos administrativos que pasaron de 174 a 497 millones de bolivianos, es decir, se gastó un 185% más que en 2009. Estos egresos, como apuntaba Armando Méndez, se concentran en los gastos corrientes que crecieron en más de 200%.
En el informe de Estados Financieros del BCB se hace notar que el incremento de los gastos corrientes tiene que ver específicamente con el pago de 254 millones de bolivianos por la impresión de billetes de la Serie I y la novena acuñación de monedas. Adicionalmente, atendiendo la Ley N° 050, el BCB transfirió 50 millones de bolivianos al Tesoro General de la Nación (TGN) con parte de los rendimientos de las Reservas Internacionales de la gestión 2010 para los programas sociales que encara el gobierno. “Si no se incurría en estos gastos, que de alguna manera resultan extraordinarios, el resultado del balance no habría sido negativo”, acota Méndez.

MÁS Y MÁS EMISIÓN,
PELIGROSA EMISIÓN
El pago de 254 millones de bolivianos supone la impresión y acuñación de un mayor volumen de billetes y monedas.  De hecho se contrató la impresión de billetes de la Serie I por 36.400 millones de bolivianos, 73% más que los billetes de la Serie H, contratada el año 2007. En el caso de las monedas, el año pasado se mandó amonedar 399,2 millones de bolivianos, 309% más que la acuñación de 2007.
Pero el economista Méndez va más allá. Observa que la circulación monetaria al 31 de diciembre de 2010 alcanzaba a 24.585 millones de bolivianos que representan el 29% de los pasivos del ente emisor. “El BCB está emitiendo cada vez más y más dinero hacia la economía”, se lanza a afirmar.
En 2009 la emisión no superaba el 25% respecto del total de activos y patrimonio del Banco Central, y el 2004 era de sólo el 16%; un poco antes, en 1997, la emisión respecto del total pasivo y patrimonio no pasaba del 12%. “Haciendo paralelismos, es como disponer más combustible para una mayor inflación”, asevera Méndez tras el análisis del Balance Financiero 2010 del BCB.
La parte optimista que nos transmitió el gobierno a través de campañas propagandísticas fue el incremento de las reservas internacionales netas y la superación de la línea de los 10.000 millones de dólares, pero la contraparte ha sido la continua emisión de moneda nacional en la economía.
Para contrarrestar la situación, el BCB procedió a retirar dinero de la economía a través de la emisión de los títulos “BCB Directo” en bolivianos -dirigido a personas naturales- con rendimientos superiores a la tasa de interés promedio del sistema financiero. Desde su puesta en vigencia el pasado 7 de febrero, la emisión ha logrado recoger algo más de 800 millones de bolivianos del mercado. Resta tener la certeza de que estas acciones lograrán aminorar el continuo calentamiento de la economía.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Bs 113 MILLONES EN PÉRDIDAS are now closed.