CANDADO A LAS CORRIDAS

Publicado en Finanzas

Foto Ancaje Flat copy

Publicado en fecha marzo 01, 2011

EL BCB emitió una norma que obliga a los bancos  a disponer de dinero inmediato para afrontar posibles nuevas corridas como la de diciembre pasado.

El gobierno no quiere que se repitan nuevos episodios como los ocurridos los últimos tres días de 2010 en los que –por el rumor de un eventual “corralito” a los ahorros del público y la inminente baja del dólar -  provocaron una corrida de 319 millones de dólares en el sistema financiero. Casi de inmediato, las autoridades del Banco Central de Bolivia (BCB) decidieron aplicar una normativa para prever que las entidades tengan en todo momento los recursos suficientes para hacer frente a futuros escenarios de riesgo.
El pasado 20 de enero la Gerencia de Entidades Financieras del ente emisor hizo conocer que aprobó la Resolución de Directorio N° 007/2011 por al cual se dispuso la modificación del Reglamento de Encaje Legal, incrementando los recursos que las entidades financieras deben constituir de las captaciones de depósitos en moneda extranjera (ME), es decir, dólares estadounidenses.
La disposición incrementa la tasa de encaje legal sobre los depósitos en dólares en efectivo de 3,5 a 13,5%, además que las entidades deberán mantener en custodia el 40% del requerimiento de encaje legal efectivo en cualquier plaza (ciudades donde opera).
Esta disposición de incremento de 10 puntos  podría derivar en una importante reducción de recursos de la cartera de crédito y hasta en una eventual alza de las tasas de interés. La norma obliga a tener listos “en todo momento” recursos de disponibilidad inmediata en eventuales corridas.

LOS TEMORES DEL BCB
El BCB argumenta que la intensidad de salida de depósitos el 29 de diciembre fue la mayor los últimos años, retiro que representó el 2,8% de la totalidad de depósitos del sistema y que entre el 29 y 31 de diciembre de sus bóvedas salieron 247 millones de dólares para auxiliar a las entidades con problemas de fuga de depósitos.
A raíz de estas constataciones se hicieron cálculos de retiro en escenarios de corrida bancaria. En esa perspectiva, el ente emisor considera que se requiere de una liquidez de 327 millones de dólares para hacer frente una eventual fuga en un día. “Este monto coincide con la experiencia reciente, donde en promedio se retiraron 40 millones de dólares por hora”, afirma una exposición preparada por el BCB al respecto.
Con todo, las entidades financieras ahora deberán tener en sus bóvedas, o custodiadas por  terceros,  entre 490 y 500 millones de dólares, suficientes para afrontar los primeros dos días de una eventual fuga de depósitos.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for CANDADO A LAS CORRIDAS are now closed.