RIO SELVA, OASIS VACACIONAL

Publicado en Turismo

hotel

Publicado en fecha marzo 01, 2011

A menos de dos horas de La Paz y una altura de 1.050 metros, el resort es una atracción para quienes eligen el descanso y la recreación.

Poco menos de 100 kilómetros y unos 1.600 metros de altura separan el centro paceño de Río Selva Resort Yungas, un oasis vacacional enclavado en el ingreso a la zona amazónica del departamento de La Paz. Con su privilegiada ubicación, una decena de piscinas y toboganes, espacios deportivos, parajes para paseos asistidos, múltiples salas de reuniones y todos los servicios de un cinco estrellas, es un espacio ideal para el descanso familiar y reuniones corporativas.
Tras unas dos horas de viaje desde la urbe metropolitana, ascendiendo y atravesando los nevados de la Cumbre a unos 4.700 metros sobre el nivel del mar para luego descender hasta los 1.050 metros, el acceso al hotel Río Selva Resort se halla en el Km. 95 de la vía Cotapata-Santa Bárbara, en las inmediaciones de la localidad de Huarinilla.
Las puertas del hotel fueron abiertas en abril de 1993 con una tímida oferta de hospedaje, lejos de la capacidad actual de albergue para 580 personas.
“Jamás pensamos que creceríamos tanto en poco tiempo. El hotel fue diseñado para albergar a 60, quizá 100 personas, pero fue tanta la demanda que tuvimos que ampliar rápidamente nuestra capacidad y habilitar nuevos espacios y servicios. Realmente nos quedamos pequeños”, afirma Rafael Santander, gerente Comercial de Río Selva Resort S.A., la cadena compuesta por otros tres resort en las ciudades La Paz, Santa Cruz y Tarija.
Las cuatro hectáreas que componen el hotel fueron instaladas en las riveras del cristalino río Huarinilla. “Queríamos ofrecer un destino diferente a los atractivos turísticos que ofrecía La Paz, vinculados por lo general al Lago Titicaca y la cultura precolonial. Buscamos un lugar donde predomine la naturaleza, que inspire tranquilidad, que esté cerca de un río y que su clima resulte amigable. Sin duda que encontramos el lugar ideal donde nosotros dispusimos de todos los servicios para la comodidad de los huéspedes”, agrega Santander.
LOS DETALLES DEL RESORT
En medio de la exuberante vegetación y al pie del río, el hotel cuenta con 120 unidades de hospedaje de diverso tipo, entre suites, habitaciones, estudios y cabañas que se adaptan a la necesidad de los huéspedes o grupos familiares. El costo de hospedaje oscila entre 40 y 115 dólares. Una cabaña para un grupo familiar de seis miembros, por ejemplo, tiene un costo de 115 dólares. Adicionalmente, el hotel se caracteriza por la aplicación de su “oferta de temporada” con descuentos de hasta el 30%.
Sin duda alguna el mayor atractivo de este resort son sus 10 piscinas, combinadas con toboganes y cascadas que generan una sensación de vértigo y aventura. La oferta se complementa con el servicio de sauna y jacuzzi.
Para quienes gustan del esparcimiento, en los predios del hotel también es posible hallar canchas de raquet, wally, fulbito y beach volley, salas con juegos de mesa, además de discoteca y pub karaoke.
El hotel ha incorporado además el servicio de caminatas guiadas con circuitos variados, actividad que es realizada en coordinación con los comunarios de la zona.
Río Selva se ha convertido además en el espacio predilecto para el desarrollo de reuniones corporativas. El hotel cuenta con ocho salones de reuniones con amplia capacidad de aforo, incluso un anfiteatro para 300 personas.
Miembro del Resort Condominiums International (RCI) que reúne a 4.000 hoteles en todo el mundo, Río Selva Resort Yungas proyecta su expansión con la construcción de un Centro de Convenciones para albergar a más de 1.000 visitantes. La cadena prepara adicionalmente la construcción de un complejo hotelero en el Chapare cochabambino.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for RIO SELVA, OASIS VACACIONAL are now closed.