Audi A7 Sportback

Publicado en Tecnología, Variedades

Tagged:

hotel 2

Publicado en fecha abril 20, 2011

Señorial, deportivo y con temperamento dinámico. Coupe, berlina y familiar, son tres conceptos de turismo que Audi ha reunido en su nuevo A7.

odo reunido en un coupe de cinco puertas con un fuerte carácter visual, marcado por una anchura notable, una baja silueta y una suave línea de techo que desciende hacia una trasera, lo más novedoso de la berlina, muy deportiva, con una huella luminosa inconfundible.
Con 4,97 metros de largo, una batalla de 2,91 metros, una anchura de 1,91 metros y una altura de 1,42 metros, marcan las proporciones de su potencia visual, en el frontal acentuada por la anchura de la característica calandra Audi y por el diseño de unos grupos de luces que con una personal luz de día de tecnología LED contribuye a crear un plano de mucho empaque.
La iluminación es un apartado en el que el A7 es especial, porque de serie ofrece la tecnología xenón plus de la marca, incluida la nueva luz todo clima, que está integrada en los faros y asume la función de los focos antiniebla.
Para los faros xenón plus Audi ofrece como opción el sistema adaptativo de la luz, que adapta la iluminación a la ciudad, al cambiar de dirección, a la carretera o a la autopista. Este sistema regula gradualmente el alcance de las luces cuando capta la luz de otros vehículos y núcleos urbanos con una pequeña cámara fijada al retrovisor.
La unidad de mando de los faros está interconectada con el “MMI navigation” (opcional), de forma que determina con anticipación el transcurso de la ruta y adapta el haz luminoso a las circunstancias de la ruta.
El A7 puede equipar, opcionalmente, faros de tecnología LED, muy similar a la luz diurna y con un consumo de energía muy reducido.
En el diseño del A7 la curvatura del techo y la línea de cintura son determinantes en el diseño, especialmente esta última, que arranca en los faros y viaja por encima de los guardabarros hacia las puertas y los laterales de la parte trasera, con una caída hacia los grupos ópticos.
Los retrovisores exteriores, con intermitente LED integrados, van montados sobre las puertas, como en los deportivos, lo que está constituyendo una tendencia en expansión en otros modelos del mercado no deportivos.
La fuerza del dibujo de los guardabarros y la ausencia de marcos para las ventanas terminan de dar su peculiar forma a la silueta del A7 Sportback.
Que este A7 es una berlina de corte muy deportivo se percibe de inmediato cuando se accede al habitáculo. La entrada está dificultada por la baja línea del techo y en el interior el espacio, suficiente, no sobra. En la zona delantera un voluminoso túnel central, muy completo de instrumentación, deja a conductor y acompañante, muy encajados en su sitio.

ESPACIO
En la parte trasera, hay espacio para tres pasajeros pero es mejor que se acomoden dos por la estructura de los asientos, con dos plazas nítidamente marcadas. El respaldo trasero puede abatirse de forma asimétrica para mejorar la capacidad de un maletero funcional y de espacio generoso.
Al maletero se accede mediante un largo portón que integra en el interior el cobertor para ocultar la carga y en el exterior un singular spoiler que se despliega automáticamente (también puede hacerse manualmente) al alcanzar la velocidad de 130 km/h y que se repliega al bajar a 80 km/h. Es similar al de los Porsche.

INTERIOR Y CARROCERÍA
El tablero de a bordo, dibujado en distintos niveles, presenta dos marcadas zonas, separadas por el túnel central y una pantalla de grandes dimensiones que emerge del interior del salpicadero.
Del interior llama la atención la calidad de los materiales y la precisión con la que todos los elementos están encajados.
Un apartado que merece especial atención es la construcción del chasis y de la carrocería. Más del 20% de la carrocería está fabricado en aluminio, material también utilizado en las barras del compartimento del motor y los travesaños situados detrás de los parachoques frontal y trasero.
Los guardabarros delanteros, el capó del motor, el portón trasero y las puertas se fabrican en chapa de aluminio, y también son de este metal el servofreno y el travesaño ubicado debajo del salpicadero.
Y más aluminio. Las torretas de suspensión en el volumen delantero se componen de aluminio moldeado a presión.
La construcción híbrida en aluminio y aceros de alta resistencia hacen que el coche pese un 15% menos que una carrocería realizada completamente en acero.

MOTOR
El motor de esta versión es el diesel de 245 caballos (Audi ofrece una versión de 204 caballos), que ha experimentado un nuevo desarrollo, traducido en un menor peso (25 kilogramos) que su antecesor, al situarse en 195 kilos.
Un apartado en el que la ingeniería de Audi ha hecho hincapié es en la gestión térmica del motor, con una reducción de la fricción.
El cárter del cigüeñal y las culatas disponen de circuitos de líquido refrigerante independientes. En la fase de calentamiento, el líquido refrigerante no circula en el bloque motor.
La disminución drástica de la fricción interna en el mecanismo de accionamiento, el delgado sistema de nuevo desarrollo para los árboles de levas y grupos auxiliares, y la bomba de aceite regulada, contribuyen a la mejora de la eficiencia térmica.
El motor se beneficia de un sistema de recuperación de energía para el alternador en las fases de frenado y de marcha por inercia que se almacena provisionalmente en la batería. Cuando se vuelve a acelerar el vehículo, esta energía acumulada alimenta a la red de a bordo, con lo que la carga del alternador y, consecuentemente, la del motor, disminuyen.
Otra medida que mejora el consumo y reduce las emisiones es el sistema de parada y arranque, de serie en todas las motorizaciones.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Audi A7 Sportback are now closed.