Acciones apetecidas del BNB

Publicado en Finanzas

Tagged:

BNB

Publicado en fecha junio 01, 2011

En pocos minutos de operación en la Bolsa Boliviana de Valores, el BNB colocó 3 millones de acciones por Bs 48 millones. En 21 años de existencia del mercado de valores, el BNB es el único emisor que oferta acciones y con resultados óptimos.

En 1999, cuando la Bolsa Boliviana de Valores cumplía 10 años de su creación, el Banco Nacional de Bolivia (BNB) asumió la iniciativa de ser la primera entidad bancaria en ofertar acciones que fueron adquiridas rápidamente. Por segunda vez, ahora este 2011, la entidad volvió a realizar la oferta pública para la venta de tres millones de acciones que fueron colocadas en cuestión de minutos y que le permitieron recoger del mercado un capital de 48 millones de bolivianos.
“Somos la única empresa bancaria que utiliza el mecanismo de la Bolsa para vender sus acciones en el mercado primario, una operación que es cotidiana en otros mercados. Y el resultado ha sido totalmente satisfactorio”, sostiene orgulloso el gerente general del BNB, Pablo Bedoya Sáenz.
Y el ejecutivo apunta con certeza. En los 21 años de actividad, las operaciones en el mercado de valores boliviano se abocan casi exclusivamente a instrumentos de renta fija, sean bonos, letras, pagarés o DPFs, desarrollando exiguamente el mercado de capitales como mecanismo para el financiamiento de emprendimientos. El ingreso de las administradoras de fondos de pensiones (AFP) sirvió de poco para alentar el mercado de capitales.

EL OPERATIVO BNB
Tras un año de trabajo y cumpliendo con su plan estratégico interno de expansión e incremento de su actividad de intermediación, el BNB aumentó su capital y fortaleció su patrimonio a través de varias acciones, entre ellas la emisión de las “Acciones BNB”.
La oferta pública se hizo efectiva el 25 de marzo, lanzando a la mesa de negociación un total de 3.030.300 acciones a un valor nominal de 10 bolivianos por acción y un precio mínimo de venta de 15 bolivianos, pero en el ruedo, que duró apenas unos minutos, la valorización fue incrementándose a un promedio ponderado de 15,97 bolivianos por acción con un pico de 16,13 bolivianos, lo que permitió al BNB incrementar el valor de la emisión de 30,3 a 48,4 millones de bolivianos.
La totalidad de las acciones fueron transadas en un total de 53 operaciones realizadas por las agencias de bolsa, permitiendo la incorporación de 45 nuevos accionistas que sumarán los más de 3.000 con que cuenta la entidad financiera que este año cumplió 139 años de creación.
Consultado sobre el éxito de la operación, el gerente general del BNB asume que la aceptación de las acciones es resultado de la solvencia que permanentemente muestra la entidad, su posición de liderazgo permanente y una rentabilidad financiera promedio superior al 22% en los últimos dos años.
La Bolsa de Valores ha identificado a esta operación como un ejemplo de financiamiento que debería ser considerado como una alternativa de financiamiento por otras entidades de intermediación financieras y empresas.
“Como banco tenemos proyectado incrementar en más del 10% nuestra cartera crediticia respecto al 2010 y estos recursos recogidos en esta emisión servirán para acompañar este objetivo de asistir con más préstamos a la pequeña y mediana empresa”, agregó Bedoya.

Opinión

“Un ejemplo para el sistema”
Bolsa Boliviana de Valores S.A.

La emisión de acciones del BNB es un ejemplo de financiamiento, por tanto debería ser tomado en cuenta por el resto de las entidades financieras que conforman el sistema bancario y también por aquellas empresas que pertenecen a otros sectores de la economía nacional.
El BNB realizó esta nueva emisión de acciones ordinarias para su oferta pública a través de la BBV con el objetivo de fortalecer su patrimonio, ya que la emisión de acciones permitió ampliar la base de accionistas el acceso del público en general al capital de dicho banco.
La transferencia se realizó bajo el marco institucional de la BBV, expresado a través de un mercado centralizado, regulado, formal y transparente. Además, es importante destacar que después de once años, se realiza una oferta pública de acciones inscritas en bolsa por segunda vez, siendo en ambos casos, el BNB el emisor de dichas acciones.
La inversión en acciones es una alternativa a las bajas tasas de interés ofrecidas por los instrumentos de deuda, registradas en el mercado debido a los niveles elevados de liquidez de nuestra economía en los últimos años. Sin embargo, se debe tomar en cuenta los riesgos que implica la inversión en títulos de renta variable como son las acciones contra los riesgos que implica la inversión en títulos de renta fija como pueden ser los bonos. Para ambos tipos de inversión, el riesgo involucrado se puede medir a través de las Calificaciones de Riesgo que entidades independientes publican trimestralmente y que la BBV difunde oportunamente a todo el mercado.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Acciones apetecidas del BNB are now closed.