Steve Jobs 1955-2011

Publicado en Tecnología, Variedades

Tagged:

Publi 9

Publicado en fecha noviembre 01, 2011

“Nadie quiere morir” pero “es el agente de cambio de la vida. Elimina lo viejo para dar paso a lo nuevo”.

El fundador de Apple que desató una revolución en el consumo electrónico con productos como el iPod, el iphone o el iPad y nos sumergió a todos definitivamente en el mundo tecnológico, falleció a los 56 años.
Apple dio la noticia en un comunicado sin especificar la causa de la muerte de Jobs, de quien se sabe que había padecido un cáncer de páncreas.
“La brillantez, la pasión y la energía de Steve fueron la fuente de incontables innovaciones que enriquecen y mejoran nuestras vidas. El mundo es enormemente mejor debido a Steve”, dijo el consejo administrativo de Apple en el comunicado.
Su familia precisó que Steve Jobs “murió pacíficamente y rodeado de los suyos”.
“En su vida pública, se le conocía como un visionario. En la vida privada, disfrutaba de su familia. Estamos muy agradecidos a la mucha gente que ha compartido sus buenos deseos y oraciones durante el último año de enfermedad de Steve”, indican sus familiares.

REACCIONES EN EL MUNDO
El anuncio, tan temido como esperado debido a los problemas de salud de Jobs en el último año, suscitó una lluvia de reacciones, desde el Presidente de Estados Unidos Barack Obama hasta millones de cibernautas anónimos.
En un comunicado distribuido por la Casa Blanca, Obama rindió homenaje a uno de “los más grandes innovadores estadounidenses, lo suficientemente valiente para pensar de modo diferente, lo suficientemente osado para creer que podría cambiar el mundo, y con el talento necesario para conseguirlo”.
A la reacción del presidente estadounidense se sumaron las de numerosas personalidades y cientos de millares de personas comunes y corrientes que acudieron a la red de microblogs Twitter para rendirle homenaje a uno de los grandes ídolos del siglo XXI.
Jobs ejerció como consejero delegado de Apple hasta finales de agosto pasado, cuando renunció por no “poder hacer frente a sus obligaciones”, lo que apuntaba a un empeoramiento de su salud después de ocho meses de baja por motivos médicos.
El ejecutivo había superado un tumor de páncreas en 2004, un trasplante de hígado en 2009, y este año fue visto en centros para pacientes de cáncer, si bien nunca se confirmó que se le hubiera reproducido la enfermedad.

LA PROLONGADA ENFERMEDAD
El 5 de enero Jobs aseguró en un comunicado que sus médicos habían determinado que sus problemas de salud tenían como origen un desequilibrio hormonal de tratamiento “simple y sencillo”.
En 2011 se prodigó muy poco públicamente y reapareció para la presentación del iPad 2 en marzo pasado, un evento en el que fue recibido con una sonora ovación y en el que se le vio extremadamente delgado.
La alta implicación de Jobs en el diseño y desarrollo de exitosos productos como los reproductores iPod y el teléfono iPhone ha generado una imagen de dependencia que ha hecho cuestionarse al mercado si Apple seguirá siendo vanguardista sin su cabeza pensante al frente.
El pasado 4 de octubre Apple desveló su nuevo modelo de iPhone, el iPhone 4S, en un acto conducido por Tim Cook, sucesor de Jobs, quien no acudió a la cita como solía hacer desde el debut en 2007 del revolucionario dispositivo.
Tras el anuncio de su fallecimiento, las tres banderas en la entrada de la sede de Apple en Cupertino, California -una estadounidense, otra de California y una tercera de la compañía- ondeaban a media asta.

CARISMÁTICO Y VISIONARIO
Carismático y visionario, Jobs había abandonado sus estudios universitarios en 1976 para fundar Apple ese año en un garaje de Mountain View junto con Steve Wozniak. Pero la abandonó en la década de los años 80 debido al colapso de la empresa, aplastada por la competencia de las computadoras con el sistema de operación de Microsoft.
En ese momento creó Next Computer, que nunca fue un éxito comercial pero sentó las bases para su vuelta a Apple, donde se encargó del diseño de los iMac y, tiempo después, de los iPod.
Desde 1997 se desempeñó como el presidente ejecutivo de Apple, en una época en la que transformó la empresa en un gigante del sector tecnológico y en una de las compañías más rentables del mundo.
Era uno de los empresarios más acaudalados de Silicon Valley, con un patrimonio que -según los cálculos de la revista Forbes- alcanza los 5.100 millones de dólares.
Bajo la supervisión de Jobs, la compañía Apple ha pasado de comenzar su andadura el 1 de abril de 1976 con un capital social de 1.300 dólares a convertirse este verano en la empresa de mayor valor de Wall Street.
“Apple ha perdido a un creativo visionario y genial y el mundo ha perdido a un ser humano maravilloso. Aquellos que hemos tenido la suerte de conocer y trabajar con Steve hemos perdido a un querido amigo y a un mentor inspirador. Steve deja una compañía que sólo él podría haber construido y su espíritu será siempre el cimiento de Apple”, indica la empresa en su página Web.
Ahora, Apple ha de agudizar el ingenio para mantenerse en la senda del éxito y continuar empujando a la industria tecnológica con innovación pese a la ausencia de Jobs, cuyo último legado -iCloud- y el sistema operativo móvil iOS 5 aterriza en todo el mundo próximamente.

EL EMBLEMÁTICO
DISCURSO DE JOBS
El llamamiento al inconformismo y la importancia de la idea de la muerte para dar paso a lo nuevo, ejes del ya trascendental discurso de Jobs en la Universidad de Stanford, se convierten en el testamento vital del fundador de Apple y así ha quedado reflejado en las páginas de Internet tras darse a conocer su fallecimiento.
El discurso lo pronunció Jobs el 12 de junio de 2005 en la ceremonia de graduación de la Universidad de Stanford, cuando creía que su cáncer de páncreas estaba superado. En este discurso, Jobs recuerda su origen de “niño no deseado” que fue acogido en adopción y que, a pesar del esfuerzo de sus padres de acogida, no terminó la universidad: “una de las mejores decisiones que tomé”.
En la última parte de su discurso trata de su enfrentamiento con la muerte tras ser detectado un cáncer de páncreas: “Nadie quiere morir” pero “es el agente de cambio de la vida. Elimina lo viejo para dar paso a lo nuevo”.
El tiempo tiene límite, dice en el discurso, “No lo pierdan viviendo la vida de otra persona”. Y más adelante: “No permitan que el ruido de las opiniones ajenas silencien su propia voz interior. Y más importante todavía, tengan el valor de seguir su corazón e intuición…todo lo demás es secundario”.
Su discurso terminaba con estas palabras: “Permanezcan hambrientos. Permanezcan descabellados”.

“El 2005 supe que Steve Jobs era mi hijo”

El padre biológico del cofundador de Apple explicó por qué se vio forzado a darlo en adopción. Dijo que le escribía de tanto en tanto, pero sin recibir respuesta. Nunca llegaron a conocerse.
Abdulfatah Jandali tiene 80 años es el padre biológico de Steve Jobs. En los 50, era un estudiante sirio que había emigrado a los Estados Unidos, donde conoció a Johanne Carole Sciebele. Los padres de ésta se oponían al noviazgo y cuando ella quedó encinta la obligaron a entregar al niño a padres adoptivos. Era febrero de 1955.
El diario Corriere Della Sera reconstruye la saga de la familia biológica del genio de la informática que fue adoptado y criado por Paul y Clara Jobs, ambos fallecidos en los años 1980.
Lo paradójico es que los padres biológicos de Jobs acabaron casándose, una vez que falleció el padre de Johanne, y se fueron a vivir a Siria. Las cosas no salieron bien y decidieron separarse a pesar de que un segundo hijo venía en camino.
Johanne regresó a los Estados Unidos, donde nació Mona. Él permaneció un tiempo más en Damasco, trabajando en una refinería. Después de un tiempo, también él volvió a los Estados Unidos, y puso un restaurante en Nevada. Pero no mantuvo contacto con su hija, y su ex esposa se volvió a casar. Mona, que es hoy una escritora de renombre, lleva el apellido de su padrastro, Simpson.
Sin embargo, la hermana de Jobs decidió, en un momento dado, buscar a su padre biológico, para lo cual contrató un detective. Sucedió entonces algo increíble. El investigador le informó que en el transcurso de su pesquisa había dado con un colega que también buscaba a Abdulfatah Jandali pero por cuenta de otra persona. Era Steve Jobs, que una vez adulto accedió a su legajo de adopción y empezó a averiguar el paradero de su familia biológica. Así se enteraron Mona y él de que eran hermanos, ya que ambos ignoraban la existencia de uno y otra.
Desde entonces, Jobs entabló una relación con su hermana y con su madre, Johanna. En cambio, nunca quiso volver a comunicarse con su padre.
Jandali había empezado a hablar con la prensa hace menos de un año. En sus primeras declaraciones, relató de este modo lo sucedido con Steve: “El padre de mi novia era extremadamente conservador y no le permitió casarse conmigo, entonces ella decidió darlo en adopción”. Y, agregó: “No tengo una relación cercana con (mi hijo). Le envío mensajes para su cumpleaños, pero ninguno de los dos ha dado un paso para acercarse más al otro. Tiendo a pensar que si él quiere pasar tiempo conmigo sabe donde estoy. (…) Por supuesto que he cometido errores y, si pudiera volver atrás en el tiempo, habría arreglado algunas cosas”.
Hoy se desempeña como gerente del Boomtown Casino de Reno. Allí recibió, a través de un amigo, la noticia de la muerte de su hijo. Hace poco más de un mes, había expresado públicamente su deseo de conocerlo al fin. Pero ya era tarde.
Ahora, le contó al diario The Wall Street Journal que enviaba correos a Steve con frecuencia, sin recibir respuesta. “No sé por qué empecé a escribirle. Creo que porque me afectaba que estuviese enfermo. Si nos hubiésemos hablado, no sé qué le hubiera dicho”. Una vez le envió una genealogía completa de su familia, pensando que tal vez le fuese útil para el tratamiento del cáncer que padecía.
Jandali dice que Steve le respondió en una sola ocasión, con dos palabras: “Thank you”. Pero en el entorno de Jobs negaron eso. Quizá el deseo se haya confundido con la realidad. Fuente: Infobae

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Steve Jobs 1955-2011 are now closed.