“Esta es mi gran oportunidad”

Publicado en Deportes, Variedades

Tagged:

Publi 2

Publicado en fecha diciembre 08, 2011

Marco Bulacia retorna al rally confiado en que esta puede ser su mejor carrera con auspicio, logística y su mentalidad ganadora.

El debut de Marco Bulacia (38) en el Rally Dakar 2011 -la prueba automovilística más dura del mundo- se pintaba prometedor luego de largar en la posición 133 entre 150 competidores. Sin experiencia en este tipo de rallies y más con esfuerzo propio y pericia, rápidamente fue ganando posiciones hasta llegar al puesto 30 en la general y situándose entre los seis mejores pilotos latinoamericanos en las cinco primeras etapas tras las cuales se vio forzado a abandonar por el deceso de su progenitor. Fiel a su estirpe ganadora, Bulacia retorna la Dakar 2012 con mayor empeño y con un sólido respaldo que le genera la confianza suficiente para pelear objetivos mayores.
“Todas las carreras son oportunidades para ganar. Decidimos ir nuevamente al  Dakar porque confiamos en nuestras posibilidades. Hace más de ocho meses que venimos trabajando para estar en el podio y allá vamos”, afirma Bulacia con tono optimista tras resultar vencedor en el desierto chileno de Baja Atacama con el LandCruiser VDJ200, el mismo con el que participará en la prueba mundial a partir del 1 de enero próximo.  “El auto se portó 100 puntos, no nos falló nada”, agrega.
De carácter tranquilo, escueto en sus palabras pero acelerado entre múltiples compromisos con medios informativos, patrocinadores, preparativos del Dakar, la familia y la compañía constructora, Bulacia procura hacer una parada para ver a través del retrovisor y enfocarse en el horizonte, delante del parabrisas.

PASIÓN QUE LLEGA A LOS 29
¿Cuándo comenzó en el automovilismo?
Lo hice ya mayor, fue a mediados de 2002 en una prueba departamental de Camiri. Lo hice en la categoría 1.600 cc libre con un Toyota Corolla. Era un auto con bastante recorrido que lo compramos a Coty Paz. Salimos segundos y fue el impulso porque desde entonces no paramos porque luego vino el Integración del Oriente. Fue un buen debut porque ese año alcanzamos el subcampeonato departamental.
Pero la pasión por el volante es mucho más antigua.
Es una pasión de siempre. Manejé por primera vez a los 11 ó 12 años en compañía de mi papá (Miguel). Y fue él también quien me advirtió que para dedicarme a las carreras primero debía sacar una profesión y estar en condiciones de costearme este gusto. Y así comencé a los 29.
Casi una década de carreras, ¿qué ganó y qué perdió con el automovilismo?
Lo que se va es el dinero, porque éste es un deporte costoso, más aún cuando no cuentas con patrocinio. Qué puedo pedir si en estos 10 años conseguí seis veces el campeonato nacional, fui campeón departamental seis años, obtuve un subcampeonato en el Sudamericano de Rally, he ganado la Integración del Oriente tres o cuatro veces; gané el gran premio nacional vuelta a Bolivia. Tengo varios subcampeonatos. Es una suma de logros conseguidos con mucho trabajo, mucha dedicación.
10 años y seis campeonatos es una performance muy buena
Es cierto, es un buen registro. Lo que pasa es que competimos porque nos apasiona este deporte y más aún: apuntamos a ganar, no a competir. Es bueno competir, pero la satisfacción viene de haber ganado. Todo el trabajo del equipo apunta siempre a ganar y si se trabaja en función de ese objetivo, las cosas salen bien.
¿Esa es la mayor diferencia?
El trabajo debe tener un resultado y en este caso apunta a ser el mejor. La gente que te acompaña debe compartir esa mentalidad. Queremos estar siempre adelante y por ello no bajamos los brazos.
De todos los campeonatos y títulos obtenidos, ¿con cuál se queda?
Considero que cada uno tiene su importancia. Quizá el subcampeonato en el Codasur tenga cierta importancia por el nivel de los competidores, pero considero que los títulos nacionales y departamentales fueron resultado de sacrificio y hasta riesgos. Cada trofeo tiene un gusto aparte.

RUMBO AL DAKAR 2012
Ya metiéndonos en el mismo Dakar 2012, ¿cómo van los preparativos?
Creo que muy bien. Acabamos de probar la vagoneta en el desierto de Baja Atacama. Además de que ganamos la prueba, fue una excelente ocasión para probar el vehículo en terrenos de las mismas características del Dakar y no nos falló nada. No se movió un solo perno.
A diferencia del año pasado, ¿cómo llega a este Dakar 2012?
El 2011 fue más un ímpetu por participar de la prueba más importante del mundo, de poner el nombre de Bolivia, pero haciendo buena letra. Recibimos el apoyo de YPFB Transporte… Este año las cosas son distintas. Tenemos apoyo y soporte de Toyosa, de YPFB Transporte y Comser. Es un espaldarazo importante para afrontar un proyecto que es bastante caro y en el cual mantenemos la mística de ganar. Es mayor el compromiso para hacer un buen papel con el apoyo de estas empresas.
Toyosa ha formado el Team Toyota Bolivia; se indica que está destinando cerca de un millón de dólares…
Considero que la gente de Toyosa al mando de la familia Saavedra es muy visionaria. Tenemos buenas oportunidades con en el proyecto Dakar 2012 y la  empresa ha dispuesto toda la atención a nuestros requerimientos. Eso sin duda nos da un impulso importante.
Correrá en la categoría T2, que es como un auto normal.
Es vehículo estándar con muy pocos cambios respecto de los T1 que corresponden a los prototipos desarrollados por los fabricantes. En este caso es un Toyota Land Cruiser VDJ200, motor diesel de 4,5, con 342cv en su configuración de competición. La única diferencia con los de calle es que se le incorporaron condiciones de seguridad como las jaulas, barras antivuelco, takas de seguridad y amortiguadores mejorados, además de los equipos de navegación.
¿Se podría decir que llega a la competencia en iguales condiciones?
Vamos con un excelente vehículo, lo hemos comprobado en las pruebas de Atacama. Vamos muy confiados, con una buena herramienta, seguros de que vamos a obtener un buen resultado.
Por lo visto cambió de copiloto.
Sí, este año voy a correr con un copiloto español, Oscar Montaño, una persona que tiene mucha experiencia porque corrió seis Dakar anteriormente. Por ello digo que apuntamos alto. A Montaño lo conocí en Copiapó y me pareció una persona muy profesional.
¿Con qué número correrá?
Nos tocó el 468. El año pasado corrimos con la 433. Este año correremos 170 en vehículos, son como 25 ó 30 más que en 2011.
El equipo es importante. ¿Cuánta gente lo acompaña?
Es un equipo propio, la gente con que siempre trabajamos, además del apoyo que recibimos de Toyosa como parte del Team Toyota. Llegamos mucho mejor parados, con un fuerte respaldo técnico y logístico. Eso genera tranquilidad. Es un grupo de siete u ocho personas en el entorno próximo.
Este año el Dakar llega a Perú. ¿Es un recorrido más largo?
No, son un poco más de 9.000 kilómetros que sale de Mar del Plata y termina en Lima. Ya no retornamos a la Argentina.
¿Qué otros preparativos está realizando?
De cara a lo que será el Dakar, hay que acostumbrarse a dormir poco, combatir la fatiga del calor en etapas largas de 300 a 850 kilómetros.
¿Cuál es la velocidad que imprime en este tipo de rallies?
Es un intermedio entre 155 y 180 kilómetros. La topografía y la duración de la competencia te obligan a tomar previsiones.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for “Esta es mi gran oportunidad” are now closed.