Fast food del sabor boliviano

Publicado en Negocios

Tagged:

Publi 10

Publicado en fecha diciembre 08, 2011

Con una inversión de un millón de bolivianos, el empresario Samuel Doria Medina se ha propuesto hacer de La Quinta el primer restaurante de comida rápida con sabor boliviano.

n combo de majadito, chairo, picante mixto, chorizo chuquisaqueño, fricasé, pique macho o fritanga? ¿Por qué no? Elija si quiere gaseosa o un mocochinchi. La idea puede parecer algo descabellada, pero es apenas el inicio del proyecto impulsado por Samuel Doria Medina para hacer de La Quinta la primera cadena de fast food con sabor boliviano y con una apuesta incluso mayor: convertirla en una poderosa franquicia tal como hicieran los hermanos Dick y Mac McDonald en los años 40 del siglo anterior.
Pero el paso de Doria Medina no resulta nuevo, de hecho países con riqueza culinaria como Ecuador y Perú ya llevan buen tiempo en el aprovechamiento de la cualidad de sus platillos tradicionales. “En algún momento en Bolivia debíamos desarrollar nuestra propia cadena de comida rápida con los estándares internacionales de modernidad, eficiencia y limpieza de las grandes cadenas del mundo”, comentó el barón del cemento en el acto de inauguración del primer local de La Quinta en la ciudad de La Paz con cerca de 20 ítems de productos, entre los que destacan nombres tan familiares como el silpancho, falso conejo, plato paceño, chairo y el zonzo.
Accionista mayoritario de Bolivian Foods, la compañía que es titular en Bolivia de la franquicia Burger King desde 1998 y recientemente de Subway, Doria Medina  sabe de los factores que hacen al éxito de una cadena de comida rápida, pero al mismo tiempo prefiere dar un paso a la vez.

PLATOS NACIONALES CON ESTILO FAST FOOD
El proyecto arrancó confiando la confección del menú y la estandarización del procesamiento al cheff nacional Marco Bonifaz.  Paralelamente vino el diseño de la imagen corporativa e identificación de los locales que se caracterizan por una arquitectura y mobiliario rústicos.
“La Quinta ha incorporado las mejores prácticas de franquicias internacionales, lo cual garantiza higiene y calidad en la elaboración de los alimentos, el personal ha sido capacitado para brindar un servicio de alta calidad. La elaboración de las comidas se ajusta a un proceso que permite servir de manera pronta comparada con los tiempos de espera en los restaurantes típicos de comida nacional”, explicó Liliana Arias, directora general de La Quinta, proyecto que nació con una inversión aproximada de un millón de bolivianos.
La apertura del primer local supuso el entrenamiento y posterior incorporación de un grupo de 20 empleados a la naciente cadena. “Este proyecto apenas está naciendo. Queríamos ver la viabilidad y seguro irá creciendo”, afirma Doria Medina mientras procura establecer los objetivos del mismo. “La Quinta tendrá mayor  valor cuando se transforme en una cadena que llegue a todo el país. No es una gran inversión, pero su efecto será altamente relevante en la generación de empleo para un segmento joven. Es lo que el país necesita más que nunca”, agregó el empresario cementero.
Para el primer semestre de 2012 está prevista la apertura del segundo local. “Esperamos una segunda apertura, así como el ingreso al mercado cruceño, pero previamente nos concentraremos en consolidar los procesos de producción, agregar nuevos platos de los muchos que tiene la comida boliviana. Paralelamente nuestra calidad de servicio también habrá alcanzado un carácter propio”, manifestó Arias.
Como no podía ser de otra manera, los mostradores de La Quinta -el nombre que evoca a los viejos fundos en las afueras de las ciudades donde la gente solía pasar los fines de semana- exhibe  fotos de platos locales, en distintas opciones, incluido el combo. El precio de los productos se presenta accesible con costos que oscilan entre los 3,50 y 25 bolivianos. La franquicia no viene de afuera, es nacional, pero habrá que ver la aceptación del público boliviano al fast food del sabor nacional.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Fast food del sabor boliviano are now closed.