Una casa móvil se pasea en La Paz

Publicado en Negocios

Tagged:

Publi 9

Publicado en fecha diciembre 08, 2011

Un equipo de arquitectos muestra las bondades de la construcción en seco para levantar una vivienda amiga del medio ambiente.

Es pequeña y de formas elegantes y bien proporcionadas. Sus colores vistosos atraen las miradas de quienes la observan de lejos o pasan cerca de ella.
Primero se la vio “parqueada” en el atrio del Teatro al Aire Libre “Jaime Laredo” y, luego, atrajo las miradas en el Parque del Encuentro, frente al de “Las Cholas”, en la ciudad de La Paz, durante los días lluviosos, soleados y ventosos de septiembre, octubre y noviembre.
Es una casa móvil que cumple el papel de modelo de presentación de una novedosa línea de trabajo de un grupo de arquitectos bolivianos que apuestan por la llamada construcción en seco, que es una propuesta amigable con el medio ambiente y que le da la espalda al ladrillo y al clásico hormigón armado porque utiliza otro tipo de materiales.
La nueva tecnología utilizada permite edificar una vivienda móvil desmontable, portátil, térmica, acústica, sismo resistente, ahorradora de energía y puede ser construida en menos tiempo que el que exige levantar una vivienda con el método tradicional.
La casa modelo tiene 42 metros cuadrados en total (32 en planta baja y 10 en el piso superior). Cuenta con un ingreso que conduce al vestíbulo que lleva a la sala de estar. De frente está una pequeña cocina con espacio para un refrigerador y un depósito; baño con ducha, inodoro y lavamanos, y el dormitorio principal con ropero empotrado.
A la parte superior se accede mediante una pequeña escalera. Allí está otro dormitorio con ropero empotrado, donde cabe una litera.
La construcción modelo puede albergar cómodamente a cuatro personas, dos adultos y dos menores, pero si alguien pretendiera utilizarla como casa de campo, podría hospedar a mayor cantidad de gente.
Según uno de los impulsores de esta iniciativa, el arquitecto Juan Carlos Míguez Ríos, en el nivel superior caben hasta 20 personas de pie sin causar problemas de estabilidad.
Es una opción para una casa de campo, pero también puede ser la vivienda de una familia reducida con una característica única: es portátil; es decir, puede ser trasladada de un lugar a otro. Míguez afirma: “Así trabajan los mobilhome en Estados Unidos y Europa desde los años 50”.
La nueva tecnología también permitiría la construcción de viviendas fijas o móviles de mayores dimensiones, eso depende del gusto y las posibilidades económicas de las personas interesadas.

VENTAJAS EN CASA
Tiempo de construcción: La casa modelo de 42 metros cuadrados, fue construida en 20 días. Según Míguez, una vivienda de las mismas dimensiones, edificada con materiales tradicionales como el ladrillo, hierro y cemento, hubiera sido levantada en seis meses.

Cimientos: La casa móvil no se levanta sobre cimientos, sino que está apoyada en pequeñas estructuras de hormigón armado, llamadas “dados de anclaje” (de 60 centímetros de ancho, 60 de  largo y 60 de profundidad), a las cuales se asegura la estructura de la vivienda con pernos. Es un procedimiento muy parecido al utilizado en el colocado de postes de energía eléctrica.
Si el terreno se asienta, aclara el arquitecto, la estructura de la casa móvil no se rajaría, sólo se inclinaría y en ese caso habría que reponer el dado de anclaje dañado. El caso es muy similar a un vehículo al que se le ha pinchado la llanta y necesita de una gata para reemplazar la pieza.
Además, el método tradicional demanda la excavación de zanjas de por lo menos 1,50 metros de profundidad para el vaciado de los cimientos.
En caso de deslizamiento del terreno, asegura Míguez, como sucedió en febrero pasado en la zona este de La Paz, una vivienda móvil se hubiera movido de su sitio o quizás volcado, pero habría mucho material por recuperar.

Altura: El sistema de construcción en seco no tiene limitaciones en cuanto a superficie a ser construida. Con relación a la altura, con el material disponible actualmente en el mercado nacional puede llegar a construirse una planta baja y dos pisos superiores.

Muros: Tienen el sistema “dry wall” (muro seco). Los muros externos son resistentes a la humedad y están pintados con impermeabilizante. Los internos son formados con placas de yeso. Entre las placas, se coloca lana de vidrio que funciona como material aislante térmico y acústico. El material aislante hace que la temperatura interior sea agradable.
Un refrigerador funciona de manera similar. Sus paredes tienen el mismo aislante que mantiene el frío interior cuando el motor descansa.

Pisos: Son flotantes. Es un laminado tipo machimbre que por debajo tiene una espuma de aire que evita el contacto directo con el suelo. Esa ausencia de contacto hace que la temperatura sea agradable dentro de la casa, sin frío ni calor.
Debajo de la espuma, en lugar del vaciado de cemento de la vivienda tradicional, viene una madera que da resistencia a la base principal de la casa móvil y por debajo se encuentran las estructuras metálicas que dan firmeza y solidez a cada piso. El hormigón armado (vigas, columnas) es reemplazado por una estructura de hierro galvanizado.

Techo: Está cubierto con calaminas galvanizadas precocidas. Debajo de ellas también se coloca un aislante, lana de vidrio y el llamado cielo falso de PVC que forman un aislante térmico y acústico.

Agua y energía: La vivienda móvil trata de usar al mínimo los servicios públicos. Cuenta con un calentador solar de 150 litros de agua. En caso de que el día esté nublado, se puede activar un termostato o calentador que funciona con energía eléctrica.
El mobilhome funciona como un equipo electrodoméstico. Cuenta con puntos de acceso de agua y energía eléctrica. También puede ser conectada a una red de gas natural.
En el caso específico del agua, se asemeja a una lavadora: tiene puntos de ingreso y salida, tal como funciona una lavadora de ropa.
Un sistema de domótica controla la puerta principal de ingreso y las luces. No necesita de calefacción ni aire acondicionado (por los aislantes).

Contra incendios y golpes: El 80 por ciento del material utilizado no propaga el fuego y no es inflamable, sobre todo los muros, los techos y las cubiertas. La resistencia a los golpes es como la de cualquier vivienda, excepto por los muros que no son tan fuertes como una pared de ladrillos; aunque también brindan seguridad.

Traslado: La casa móvil es construida por módulos y cuando se decide trasladarla se la puede desarmar por pedazos y cargarla con ayuda de una grúa hasta un tráiler que la llevará a su nuevo destino. Las piezas de la vivienda son unidas con tornillos y pernos de acero.

Jardines, parqueos: En las áreas exteriores se puede colocar ladrillos pavic, una especie de pavimento cerámico de alta resistencia peatonal y vehicular que se adhieren con arena y no con cemento.

Costo: El costo por metro cuadrado de una casa móvil es de aproximadamente 400 dólares; unos 100 a 150 dólares más que en la construcción tradicional. Míguez explica que se observa un costo superior, pero las ventajas señaladas demostrarán más temprano que tarde que la elección de la construcción en seco es la correcta.

Arquitecto y músico

El impulsor de este proyecto es el arquitecto potosino Juan Carlos Míguez Ríos, de 33 años. La idea ya empezó a gestarse en 1999, cuando este profesional estaba de gira por Francia, en otra de sus facetas: intérprete de instrumentos de viento del grupo folklórico Markaru.
En esa aventura le tocó habitar una casa móvil, conocida en esos lugares como “mobilhome”. Por entonces, Míguez ya estudiaba en la Carrera de Arquitectura de la Universidad Mayor de San Andrés. Para obtener su título, el año 2006 presentó un proyecto de grado precisamente relacionado con esa propuesta habitacional alternativa.
Antes de lanzarse a la aventura profesional por cuenta propia, sacó provecho de su paso por la empresa municipal Emaverde, donde aprendió otros secretos de su pasión.
El 2010 decidió emprender el camino propio. Un año después ya tenía listo el diseño de la casa móvil, como una nueva opción de la construcción en Bolivia. No es el mismo del proyecto de grado, pero la idea base se apoya en ese trabajo académico universitario.
“Todos los mobilhome son casas pequeñas –aclara Míguez– se puede vivir en ellas con todas las comodidades para habitarlas porque se optimiza al máximo el espacio disponible”. El equipo de arquitectos puede ser contactado mediante la web: http//:www.x-10arquitectura.com

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Una casa móvil se pasea en La Paz are now closed.