Cocales, cuándo no

Publicado en Política

Tagged:

Model 5

Publicado en fecha enero 24, 2012

Yapacaní caliente. La represión policial en conflictos sociales dejó 22 muertos en los seis años de los dos gobiernos del presidente Evo Morales.

El MAS, en el pueblo, está dividido en dos grupos desde 2008, refiere Federico Ortiz, presidente del Concejo de Yapacaní, uno de los cuatro municipios de la provincia Ichilo, de 70 mil habitantes, ubicado casi en el límite departamental, sobre la carretera Santa Cruz – Cochabamba.
Para Ortiz, el aval político del cuestionado ex alcalde Carvajal, rechazado por sus mismos conmilitantes, parte del diputado Edwin Tupa, de la “bartolina” Silvia Lazarte que presidió la diluida Asamblea Constituyente, el senador Isaac Avalos y la ministra Nemesia Achacollo, miembros de la plana mayor del MAS y casi todopoderosos en Santa Cruz.
Otro diputado local masista, Franklin Garvizú, denunció que los ministros Romero y Peña, no hicieron nada para frenar la convulsión, pese a las denuncias de corrupción expuestas por él mismo.
Cirilo Sorabí, dirigente del Comité Cívico, reveló intereses cocaleros en la reserva del Choré para ampliar sus plantaciones en el parque Amboró, contrapuestos a los de Yapacaní.
Desde que se develaron esas intenciones, el gobierno municipal no se habría opuesto al expansionismo de los productores de coca, pecando de  “complicidad”.
“Están en su mayoría en la reserva natural y su trabajo en la reserva es tráfico de tierras, plantaciones de coca y tala de madera, sólo a eso se dedican; sin embargo en el parque Amboró, todavía estamos respetando esa área protegida… los cocaleros quieren  tomar los poderes, la Alcaldía, el Concejo, la Gobernación, pero nosotros no los vamos a dejar”, señala Sorabí.
Para el secretario de la Gobernación de Santa Cruz, Oscar Ortiz, una de las principales causas de tensión es la zona vecina del Chapare, pues muchos cocaleros quieren ir sembrar coca a Yapacaní, al Choré o al parque Amboró.
Las denuncias de malos manejos económicos y baja ejecución presupuestaria en el municipio, además de parcialidad hacia ciertas facciones y favoritismo con los cocaleros, fueron conocidas desde marzo pasado, según los dirigentes cívicos.
En agosto recurrieron a los ministerios de la Presidencia y Autonomías, obteniendo como respuesta que los movilizados son de la derecha, del MSM y de la oposición, dijo Garvizú recordando:
“Yapacaní se caracterizó por sus años de lucha: hemos bloqueado para tumbar a gobiernos neoliberales, a Goni Sánchez El 2008 realizamos el cerco a Santa Cruz. No se llevó la información precisa al presidente. Yapacaní le dio el mayor respaldo, 95 por ciento. Nosotros creemos que debemos actuar con responsabilidad. Yo no hablo de memoria”, agregó.
Pasada la tragedia el gobierno reiteró que no le correspondía intervenir en conflictos estrictamente municipales y pidió dirimir la disputa en los marcos institucionales. “Si alguien no está de acuerdo con un alcalde, tiene que esperar el plazo previsto por la Constitución y plantear su revocatoria”, dijo el ministro Romero.
A principios de año, el  alcalde cuestionado se benefició con una decisión de la justicia, pues un Tribunal de Garantías Constitucionales ordenó su restitución como autoridad del municipio, y el gobierno envió 700 efectivos  para hacer cumplir la orden judicial.
Para el ministro Chávez, se cumplió con la ley: no así las personas “que estorbaron  el orden público y el trabajo de la Policía”, asegurando que la confrontación estaba originada por  “fuerzas de la derecha”.
Pasados los trágicos incidentes, la renuncia del alcalde no resolvió el problema y cientos de pobladores de Yapacaní mantienen amenazada la principal vía troncal del país.
22 MUERTOS
La intervención policial a conflictos sociales que se registraron en los seis años de los dos gobiernos del presidente Morales dejó un saldo de 22 muertos, reveló un recuento de Página Siete.
La serie comenzó en septiembre de 2006 con la muerte de dos cocaleros en Yungas de Vandiola, Cochabamba  por tropas erradicadoras de coca, y en abril del siguiente año hubo una víctima fatal  por el conflicto entre dos provincias del Chaco tarijeño: en septiembre del 2007 murió un estudiante de la normal de maestros de Vacas, en Arani, Cochabamba
En total, el diario contabilizó la muerte de 54 civiles y tres uniformados, entre ellos el policía “sin techo” Santiago Orocondo, el  2007, en Oruro, durante un operativo en una propiedad avasallada. El recuento  no incluye muertes ocasionadas por enfrentamientos entre civiles como en  Huanuni el 2006 y en El Porvenir en el 2008.

De ORINOCA y trompetista

DE ORINOCA
El único mérito del alcalde era que fue de Orinoca, (cuna del Presidente) y trompetero. No son méritos políticos. Yo mandé cartas, visité a ministros y me dijeron que los denunciantes son de la derecha y del Movimiento Sin Miedo. ¿Cómo me dicen eso, si yo vivo ahí?- Franklin Garvizú, diputado uninominal.

CORONELA
La propia comandante, Lily Cortez, ha sido quien ha realizado el primer disparo que ocasionó el fallecimiento del señor Abel (Rocha), por eso nosotros hemos pedido al diputado Garvizú que intervenga con el Ministerio Público para que le haga la prueba del guantelete, porque tenemos más de 50 jóvenes testigos que la han visto (disparar)”, -Guiver Campero, dirigente del Comité Interinstitucional de Yacapaní.

LIMPIEZA
El gobierno nacional si bien puede intervenir como mediador del conflicto no define el conflicto, porque estamos hablando de un conflicto municipal, en un gobierno autónomo con conflictos internos; no puede ser que los actores locales le echen la culpa al gobierno nacional por enfrentamientos locales entre actores locales. -ministra Claudia Peña.

LEÑA
Qué entiendo… mediante un bloqueo de caminos,  hacer renunciar; es un golpe de Estado en la Alcaldía… antes las marchas y bloqueos eran para defender la democracia, recuperar; ahora es todo lo contrario, más bien hacen bloqueos para hacer un golpe al Alcalde -presidente Morales citado por Cambio, el 29 dic-2011.

GOLPE DE ESTADO “MUNICIPAL”
Cuando hay un cabildo que decide cambiar al alcalde y elige un interino, el presidente Morales, en una concentración en Oruro ha dicho que no debe cambiarse al alcalde en Yapacaní. Esa orden ha provocado más tensión en Yapacaní: el alcalde trata de volver con policías de Santa Cruz, pero los policías más armados y agresivos llegaron de Chapare. -Cimar Victoria, ex dirigente local.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Cocales, cuándo no are now closed.