Heroico

Publicado en Deportes

Tagged:

Model 7

Publicado en fecha enero 24, 2012

…no contaban con su astucia del Chavo Salvatierra

El boliviano Juan Carlos Salvatierra con su motocicleta Honda terminó en el puesto 31 en su segunda presentación en el Dakar que recorrió Argentina, Chile y Perú. Las últimas cinco etapas corrió con una rodilla lastimada. Aguantó el dolor y llegó a Lima como todos querían tras el abandono de Gustavo de Rada, Marco Bulacia y Luis Barbery por desperfectos técnicos de sus vehículos.
“¡Por fin acabé!”, exclamó tras recorrer el domingo 15 de enero los últimos 29 kilómetros cronometrados de Pisco a Lima. “Ahora ya comienzan a surgir todos los dolores, pero ya acabó el Dakar”,  dijo a la cadena Fox Sport, portando una bandera boliviana.
La carrera internacional de Salvatierra tuvo sus primeros destellos en el Dakar 2011 junto al equipo chileno Tamarugal Honda Racing, y terminó en el puesto 36.
Su rendimiento sorprendió a la gente de Honda Europa que lo incorporó en su equipo para el Dakar 2012 junto a Sam Sunderland, de Gran Bretaña y Cody Quinn, de Estados Unidos para la categoría superproducción con Honda CRF 450X.
“He participado en varias pruebas de Enduro. He podido entrenar con todo el equipo (Honda Europa) en Marruecos en octubre. He podido preparar el Dakar 2012 con un equipo donde hay mucha experiencia. Antes de cada carrera me encomiendo a mis santos, y salgo decidido a dar todo lo que puedo dar. Esta pasión la tengo desde joven, pero mis padres no me permitían competir, sólo practicaba. A los 15 años los convencí y participé en mi primer campeonato de Bolivia y quedé quinto, al año siguiente volví a estar presente y gané”, recordó el Chavo en la página oficial del Dakar.
Salvatierra fue único sobreviviente del equipo Honda Europa porque terminó llegando a Lima. Los otros dos se quedaron en el camino por fallas técnicas en sus motos.
La segunda etapa Santa Rosa-San Rafael, de 290 kilómetros de prueba especial, asustó al Chavo boliviano porque perdió cuatro horas y cayó al puesto 146 en la clasificación general.
“El soporte del roadbook (hoja de navegación) se rompió y tuve que usar alambre y todo lo que pillaba para amarrar. Terminé manejando con un brazo. Por suerte llegué pero perdí mucho tiempo. Esa demora al final me perjudicó mucho”, dijo.
Bastante trabajo tuvo para mejorar su ubicación tras el bajón en la segunda etapa que lo mandó al puesto 146. En la tercera etapa terminó 36 y eso lo proyectó al 114 en la general. Luego trató de mantener regularidad aunque en la quinta etapa decayó porque ingresó en el puesto 45.
En el desierto de Atacama volvió a recuperar nivel porque se mantuvo entre los 30 mejores pilotos hasta llegar a Lima.
El objetivo inicial de Salvatierra era terminar entre los 15 mejores. Pero el descalabro del segundo día de carrera alteró su plan. Sin embargo, mucho influyó su empeño y heroísmo para soportar una inflamación de ligamentos en su rodilla izquierda tras una caída en la etapa Iquique-Arica que lo tuvo al borde del abandono por recomendación de un médico de la organización Dakar.
Los periodistas bolivianos que llegaron a Arica fueron informados que Salvatierra sufrió una caída donde destrozó la visera de su casco y la rodilla lastimada complicaría hacer los cambios en su moto Honda.
“En una recta la llanta de la moto golpeó fuerte contra una pequeña loma, que no se veía. No pude ver y salí volando, fue muy dura la caída. Todo pasó muy rápido, lo primero que hice fue verificar que yo estaba bien, que no me había lastimado gravemente alguna parte de mi cuerpo. Nunca pensé en abandonar. Lo que hice fue soportar el dolor de mi rodilla y llegar a la meta”, relató Chavo al enviado del diario El Deber.
Pero la entereza de Salvatierra se hizo evidente cuando el Dakar tocó Perú porque en la etapa Arica-Arequipa tuvo que atravesar por un río y superar dunas más parecidas al desierto de Africa.
Además fue octavo en el primer control horario de la etapa Arequipa-Nazca. Luego reguló su ritmo para llegar a Lima.
Sin embargo, Salvatierra sorprendió en el Dakar 2012 al ganar en la cuarta, octava y novena etapa de la categoría superproducción donde se permite el cambio de pocas piezas y del motor con una penalización de 15 minutos.
“Ahora pienso en el Dakar 2013. Ojalá que pase por Bolivia. Misión cumplida”, dijo sonriente un Chavo pletórico de alegría y que fue heroico y astuto para recorrer 8.373 kilómetros en 14 días.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Heroico are now closed.