“Historias de los que se van”

Publicado en Reportaje

Tagged:

Publi 8

Publicado en fecha febrero 23, 2012

Una producción televisiva que revive lo vivido.

Hablar del pasado y los recuerdos, siempre es doloroso y triste, pues no puede evitarse el querer volver atrás en el tiempo y revivir lo ya vivido. Parece una hazaña imposible hacer esto, pero gracias a la magia de la televisión, el joven productor Carlos Valverde Nállar se anima a recopilar esas historias de los que se fueron.
¿Cómo surge la idea del programa?
Surge a raíz de la falta de programas por producir en la productora y la sobra de temas por hacer algo bueno.  La idea sale de mi padre, en una de sus leídas matutinas muy matutinas domingueras (a las 6 de la mañana, seguramente yo estaba llegando a mi casa a esa hora), vio en el periódico que la gente volvía de España por la mala situación allá.
Entonces pensó, que esa gente se fue dos veces, se fue de acá y después se fue de allá y ahí está la idea general del programa, “Los que se fueron”. Comenzamos a darle forma, a buscar idos y llegados que son idos al fin.
Me dijo que el tema era interesante y verdad que era, que es, me dijo que yo tenía que hacerlo, para mí estaba perfecto porque pensé que era producirlo nada más, después me dijo que era conducción también y bueno, si ya estaba en el baile mejor bailaba. Y así comenzamos a armar esqueletos, guiones, viajes, bolsones, preguntas, planos, todo lo que había que hacerse y de ahí todo se fue dando como tenía que darse, bien, muy bien.
¿Qué anécdotas vivió al realizar esta serie?
Creo que todas las entrevistas que me han tocado hacer dejan anécdotas, desde el primer viaje, ahí me topé con gente muy buena, Coco Herrera, el Capitán Gamarra.
Lo del Capitán me llegó mucho, en mi segunda pregunta: ¿Qué deja en Santa Cruz? Al hombre se le quebró la voz, la vida se le vino encima llena de recuerdos y el hombre me hablaba con frases entrecortadas porque no podía hablar de corrido por el solo hecho de acordarse de este pueblo.
Hace un año y medio de esa entrevista y me ha llamado dos veces para saludarme. Cuando murió mi abuelo, también me llamó. Fue una de las primeras personas en llamarme.
Otra cosa, que no sé si es anécdota, pero no está de más mencionar, es que unos 50 cambas que viven afuera, a los que he entrevistado, sólo una persona me dijo que estaba bien donde estaba, extrañaba Santa Cruz, pero se quedaría donde vivía porque ahí estaba su vida. Las otras 49 personas me dijeron que como de lugar, algún día iban a volver, aunque sea a ser enterrados acá.
De cerca de 50 personas del occidente del país que viven en Santa Cruz, ninguno me dijo que quería volver a su lugar de origen, los 50 me dijeron que ya eran cambas y que de acá no se movían, eso me pareció interesantísimo.
¿Te has sentido identificado con alguna de las experiencias relatadas  por tus entrevistados?
Sí, con la mayoría de las historias, quizás no con alguna anécdota de partida en general, pero sí una identificación directa y pura con las historias de buscar mejores días, de buscar nuevas oportunidades, de querer salir adelante, de no quedarse durmiendo o esperando que alguna oportunidad llegue, porque eso es lo que hizo la gente que se fue o que llegó, se fueron de sus lugares por razones muy fuertes, y se quedaron en otro lugar por razones más fuertes todavía. Yo no me he ido a ningún lugar, con eso no puedo identificarme, pero sí puedo identificarme con la fuerza de su lucha personal.
¿De qué maneras creés que tu programa aporta  a la sociedad cruceña?
Creo y aseguro que el programa aporta de muchas maneras a la sociedad cruceña, porque te muestra, lo que te decía en la respuesta anterior, la lucha personal de cada persona, en cada voz entrevistada se llega a ver sin necesidad de esfuerzo un amor impresionante por Santa Cruz se llenan la boca hablando de este pueblo y no les alcanzan las palabras para decir lo que este pueblo significa.
Entonces creo que ayuda a que el cruceño se dé cuenta o se acuerde de lo que vale el suelo que pisa, que irse cuesta mucho y que existe la posibilidad de no volver, que mejor peleemos por esto que es nuestro. Creo que el programa aporta muchísimo con la identificación del cruceño, aporta en la búsqueda de lo que queremos para nosotros, o más allá todavía, de lo que no queremos para nosotros.
¿Cuál es tu método de trabajo? ¿Cómo ubicás a tus entrevistados?
A los entrevistados los encuentra mi papá, la Sra. Mariza y la Sra. Viviana, ellas dos hacen los contactos, las horas de las citas con los entrevistados. El método de trabajo es encontrar cinco personas de un mismo lugar, y no es difícil, en este pueblo todo el mundo conoce a todo el mundo, basta con que conozcas un alemán, y ese alemán te conecta con cuatro alemanes más.
Una vez hechas las citas nos vamos con el editor de ese momento con tres cámaras, dos micrófonos un par de luces, trípodes y empezamos a trabajar, preguntas de rigor para llevar la entrevista a un punto. Hay que estar atento a las respuestas del entrevistado para saber qué preguntar fuera del guión y cómo volver después a retomar el curso de la entrevista. Al comienzo costó mucho, no me gustaba salir en la tele y me daba muchísima vergüenza. Ahora no es de mis cosas favoritas, pero lo hago y creo que lo hago bien.
¿Has recibido algún rechazo de parte de las personas a las que ubicás?
Sí… (sonrisas) pero no entrevistando. Antes, cuando se los llamaba por teléfono, la gente a la que no le cae bien mi padre. Entonces cuando se les decía que es para la productora de Carlos Valverde hubo un par de personas que respondieron muy mal y colgaron el teléfono sin despedirse, pero ya está…, uno no se hace mucho lío por esas cosas. Hay otras personas que nos han dejado colgados, otros que están con el minuto contado y cosas así, pero la verdad que no podemos quejarnos. Nos hemos topado con gente muy, pero muy buena, que terminan agradecidísimos por la entrevista y por el tema que se toca y el enfoque que se le da.
Para terminar ¿Qué le depara el futuro al programa?
Es muy incierto, la verdad que no entra publicidad, me imagino que seguirá al aire porque vale la pena hacerlo, se sigue produciendo, ya estamos en canal abierto, estamos en canal 11. Vamos a comenzar a rediseñar el programa, ya es hora de nuevas cosas dentro del mismo formato, en la televisión cada diez meses más o menos tienes que cambiar la imagen, el programa ya va ocho en canal 11 así que ya toca.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for “Historias de los que se van” are now closed.