TIERRA A LA VISTA

Publicado en Turismo

Tagged:

Publi

Publicado en fecha mayo 31, 2012

San Vicente y las Granadinas,
un paraíso en medio del caribe.

Desde la avioneta se observan pedazos de tierra en medio del mar, son diferentes islas que con sus enormes palmeras, saludan a los visitantes. El mar se tiñe de colores mientras se acerca a las costas y el verde es color dominante en el paisaje. De pronto se observa una pequeña pista de aterrizaje en medio de Kingstown, la ciudad capital, y sorprende ver un estadio deportivo al lado de la pista. Una simple construcción representa al aeropuerto, se escucha a la azafata decir: Bienvenidos a San Vicente y las Granadinas.
HAIROUNA
Con tan solo 389 km², la isla alberga a una población de más de 120 mil habitantes, 66% de raza negra. El idioma oficial es el inglés, pero muchos de los lugareños lo denominan como un broken english, por la mezcla que resultó del idioma que aprendieron de los británicos y el vicentino criollo, dialecto del lugar. Para un extranjero toma tiempo entender el idioma, ya que no es un inglés convencional, lo hablan muy rápido y en un tono en el que parece que estuvieran discutiendo.
Hairouna, nombre que le dieron los caribeños -antes de la llegada de los europeos hasta el siglo XVIII- acogió a esclavos que escaparon de otras islas como Barbados, Santa Lucía y  Granada. Este mestizaje tuvo como resultado a los garífuna.
Hoy, San Vicente tiene una democracia parlamentaria dentro de la Mancomunidad Británica de Naciones. La Reina Isabel II es jefe de Estado y está representada en la isla por un Gobernador General.

TURISMO EN LA ISLA
San Vicente y las Granadinas es uno de los puntos de parada de los cruceros que pasan cada semana por el Caribe. Los visitantes, por lo general, recorren sus calles durante el día. Prueban su comida, entre uno de los platos típicos está el roti, una mezcla de papas, carne de res, pollo o pescado y verduras, envuelto en una tortilla de harina de trigo.
También hay quienes disfrutan de las bebidas típicas y algunos valientes se atreven a probar un famoso ron del lugar, llamado Sunset, con 85% de grado alcohólico, dicen que una copa es más que suficiente, demasiado para algunos.
La música es otro de los componentes únicos del lugar. Un ritmo derivado del calipso, la soca mueve a los vicentinos, con un baile provocativo y sensual. El hombre sujeta por la espalda a la mujer y ella puede agacharse hasta acabar bailando en el suelo. Danza popular que practican personas de todas las edades, incluso niños, en las fiestas de barrios.
Sus playas permiten al visitante caminar con tranquilidad y mirar el paisaje lleno de vegetación, incluso ver la isla de Santa Lucía que está frente a Kingstown.
Las cálidas aguas son el lugar perfecto para practicar snorkel y ver un sinfín de peces en un universo aparte lleno de criaturas marítimas o nadar con tortugas. Para los expertos también está la opción de bucear y apreciar lo que se esconde entre los arrecifes de coral.
Parte de la historia de la isla la caracteriza el volcán La Soufriére, que en 1902 hizo erupción, matando a cerca de 2.000 personas. Para 1979 el fenómeno se volvió a presentar, esta vez sin víctimas fatales, pero con destrucciones en los cultivos. Desde entonces el Gobierno pide a los pobladores tener en cuenta un mapa de zonas de riesgo, en caso de que el volcán vuelva a activarse.
Muchas de las agencias de viajes preparan paseos por el lugar, desde caminar por los alrededores y observar el cráter, hasta descender y caminar en medio, sintiendo el olor del azufre.
CULTIVOS DE MARIHUANA
Uno de los principales problemas que necesitan resolver las autoridades, son las plantaciones de marihuana, presentes a lo largo de la isla.
En la parte más alta de las montañas se ven pequeñas cabañas en las que pasan las noches los encargados de los cultivos, ellos están atentos ante la eventual llegada de policías, en algunos casos los cuidadores están armados.
En la isla existe una gran presencia de Rastafaris, que, en algunos de los casos, usan la marihuana para rituales. No obstante, datos de organizaciones no gubernamentales señalan que, en relación a la cantidad de población y a la extensión territorial, San Vicente es el más grande productor de marihuana del mundo.
La economía de la isla tiene como principal eje la exportación de plátanos, pero luego de presentarse modificaciones ante las leyes de venta a países extranjeros, muchos de los productores eligieron dedicarse a los cultivos de marihuana.

EL CAPITÁN JACK SPARROW
TE ESPERA
Los paisajes y playas de San Vicente y las Granadinas cautivaron a directores de cine de Disney, quienes eligieron este destino para la filmación de la película Piratas del Caribe II, el propio capitán Jack Sparrow estuvo peleando en las costas Wallilabou. Incluso los productores dejaron parte de la vestimenta y del set y ahora se pueden programar visitas y ver las fotografías del rodaje, en el bar que se encuentra en el lugar.
La isla es el sitio ideal para pasar unas vacaciones, si se quiere descansar, tomar el sol o desarrollar actividades en el mar, desde el snorkel, hasta el buceo o paseos en barco. San Vicente y las Granadinas tiene una serie de opciones para los turistas, que seguramente se irán con los mejores recuerdos.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for TIERRA A LA VISTA are now closed.