BMW 320d Modern

Publicado en Tecnología

Tagged:

Publi 6

Publicado en fecha junio 08, 2012

Aún más y mucho mejor.

BMW ha dado, por fin, más espacio, a un modelo que ahora ha mejorado, es más atractivo y está más ajustado a las necesidades familiares, y que, además, merecía el esfuerzo realizado por la marca por ser el más vendido de la compañía bávara en todo el mundo.
Una nueva plataforma ha hecho posible el crecimiento en tamaño y volumen, situándose en una mejor posición comercial en el segmento de las berlinas de alta gama y tres volúmenes.
El nuevo bastidor lleva la longitud del modelo a un aumento de casi diez centímetros (93 milímetros) y a un incremento de la distancia entre ejes de cinco centímetros, lo que supone un largo de más de 4,6 metros y una batalla de más de 2,8, que es uno de los secretos de la gran consistencia dinámica del nuevo Serie 3.
A esta nueva distancia entre ejes se suma el crecimiento de los anchos de vía, de la delantera en 3,7 centímetros y de la trasera en 4,7 centímetros.

AMPLIO INTERIOR
Las nuevas cotas tienen una clara traducción en el espacio habitable. El interior es perceptiblemente más espacioso, lo que beneficia especialmente a los ocupantes de las plazas traseras, que ahora disponen de un mayor espacio para las piernas y más distancia al techo, al tiempo que mayor anchura, una cota que se percibe mejor en la parte delantera, con dos puestos claramente menos angostos que los de su antecesor.
La posición de conducción tiene las connotaciones características de BMW. Enseguida se encuentra la posición con las posibilidades de reglaje del asiento y se percibe ante sí un puesto de diseño limpio, moderno, con información de acceso rápido y mandos al alcance de la mano.
La posición de la palanca de cambios, en esta versión, está ubicada en una cómoda posición, y tiene un tacto algo duro que, a tenor de la experiencia con las anteriores generaciones, poco cambiará a lo largo del tiempo, obteniéndose siempre una percepción de calidad y bajo deterioro por el uso.
El tablero de a bordo concentra los sistemas más cerca del conductor y la pantalla de control de la navegación y de sistema multimedia y ordenador, está a la altura de los ojos y más próxima al volante, lo que favorece la atención sobre la conducción.
Aunque tiene mayores dimensiones y mejores equipamientos, los nuevos Serie 3 pesan hasta 40 kilogramos menos que el modelo anterior.

TRES LÍNEAS DE
EQUIPAMIENTO
En esta nueva generación de la Serie 3, por cierto, se puede elegir, por primera vez, entre tres líneas de equipamiento y estilos visuales: Sport,  Luxury y Modern.
El adelgazamiento debido a la tecnología de construcción ligera desarrollada por BMW, con la utilización profusa de aluminio en algunas zonas del bastidor y aceros de alta resistencia.
El peso final de la nueva berlina mantiene el reparto entre ejes del 50:50 tradicional del modelo, con el motor montado longitudinalmente en la parte delantera y el sistema de tracción en el eje trasero.
MOTOR
El motor de la versión probada es un viejo conocido en la marca, ya modernizado en la anterior generación. Es el diesel de cuatro cilindros con doble turbo al que se le ha mantenido los 184 caballos de potencia, con registros de consumo que le convierten en uno de los mejores propulsores del mercado, si no el mejor, ya que está en los 4,6 litros de promedio con la caja manual.
Este es un valor oficial, pero muy cercano al real, al contrario de lo que ocurre con otros modelos del mercado, a los que hay que incrementar la cifra, por término medio en un 25%. En este caso, la variación con el consumo real obtenido en la prueba dinámica es mínimo, ya que ha estado en los 4,7 litros en conducción turística y hasta los 5 con una utilización más viva del 320d.
El consumo oficial del 320d aún se puede mejorar con la nueva caja automática de ocho velocidades, ya que se sitúa en 4,5 litros, y aún más si la elección es la versión Efficent Dynamics Edition, con 4,1 litros de registro, aunque para ello hay que perder algunos caballos, porque quedan en 163 los homologados.
En la utilización del motor, sea en la versión convencional de 184 caballos o en la de 163 (ésta probada en la generación anterior), sorprende la óptima entrega de potencia en cualquier circunstancia.
El motor acelera mucho y recupera a cualquier régimen sin gran esfuerzo, haciendo en ocasiones prescindible la utilización de las relaciones cortas en la transmisión manual. El secreto está en la utilización de una turbina doble con álabes de geometría variable que se adapta constantemente a la carga del motor mediante un actuador eléctrico.

INYECCIÓN
El sistema de inyección también forma parte del secreto de este motor. La alimentación es muy precisa en la dosificación del combustible y en la difusión dentro de la cámara de combustión, con presiones de hasta 2.000 bares, y ello facilita una combustión del gasóleo homogénea y baja en gases nocivos.
Siendo uno de los motores diesel más ecológicos y económicos del mundo, este 2.0 en esta versión de 184 caballos es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y de cumplir una punta de velocidad de 235 km/h. Sobran argumentos ante estos datos.
Aunque no es la edición ecológica de 163 CV, el 320d incorpora también tecnología BMW Efficient Dynamics, como la función de parada y arranque (Auto Start/Stop), la recuperación de la energía de frenado, la indicación del mejor momento para el cambio de marchas y el funcionamiento, sólo cuando es necesario, de los grupos secundarios, entre los que se incluye el compresor del climatizador.

MODOS DE CONDUCCIÓN
Además, este 320d, como el resto de la gama cuanta con el nuevo Driving Experience Control, un sistema con el que el conductor puede optar por varios modos de conducción -Confort, Sport, Sport+ y ECO PRO-, que consigue mejorar aún más la eficiencia de utilización. En el ECO PRO se puede aumentar notablemente la autonomía.
La conjunción del nuevo bastidor con sus nuevas cotas y el motor diesel tetracilíndrico anuncian sobre el papel un cambio evolutivo dinámico que se confirma y de qué manera sobre las realidades del asfalto.
El incremento de batalla únicamente se percibe en línea recta y sobre algunas ondulaciones del firme. El coche responde con un cabeceo de la suspensión no sentido en la anterior generación, pero que no supone riesgo alguno para la conducción.
Es sólo una percepción y está asociada al modo de conducción Confort del sistema Driving Experience Control, lo que se corrige con el modo Sport, que endurece el sistema de amortiguación, pero sin la sequedad del Sport+.
En curvas rápidas, el coche nos brinda una mayor consistencia dinámica. Es muy firme y puede ser muy rápido en este escenario, según el atrevimiento del conductor.
Mejor ir en el modo Sport y Sport+ para poder atacar con más decisión el giro, e igualmente en las curvas lentas, en las que  la nueva serie 3 mantiene la agilidad, salvo en el modo Confort, en el que se registran demasiados movimientos de la carrocería.
Las sensaciones de conducción dinámica son de gran calidad, con un excelente filtrado de todo lo que pasa por debajo de los neumáticos, que en este caso son los más razonables desde los puntos de vista del consumo, el económico de sustitución y la comodidad de marcha, es decir, los de perfil 60 sobre llanta de 16 pulgadas.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for BMW 320d Modern are now closed.