BONOS DEL TESORO DIRECTO ATRAEN A INVERSIONISTAS

Publicado en Finanzas

Tagged:

Publi 11

Publicado en fecha julio 11, 2012

La banca pagará mayor interés por los ahorros ¿cobrará más por los préstamos?

a respuesta más rápida se dio en Ivirgarzama, uno de los conglomerados más importantes del Chapare, donde el primer día un ahorrista compró uno de los primeros Bonos del Tesoro Directo, por valor de 36 mil bolivianos.
Pero pronto la expectativa se concentró en La Paz, donde una porción de ahorristas decidió trasladar su dinero a la banca estatal, que está pagando algo más que los bancos convencionales: hasta 5.4% de interés a cinco años, frente al 2% que, por ejemplo podía lograr hasta mayo un depósito a plazo fijo-PDF en una de las mutuales de vivienda.
El objetivo, aparte de favorecer a los ahorristas, es fijar un mejor “piso” mínimo al interés que cobran en el sistema financiero, pero también frenar la creciente liquidez del sistema que incentiva al consumo e incide en la inflación.
Los estatales Bonos Tesoro Directo del Tesoro General de la Nación, que a su vez depende del ministerio de Economía y Finanzas y su titular Luis Arce, colocados a través del Banco Unión, recaudaron hasta fines de junio casi 14 millones de bolivianos, frente a los 10 previstos para el primer mes, previéndose un pronto aumento a casi 18 millones
La profusa campaña para estos bonos gubernamentales –parecidos a los que hace un año lanzó el Banco Central de Bolivia (BCB) con un tope del 4% de interés– señala que a un año rendirán 4%; a dos años 4,50%, a tres 4,80%, a cuatro 5,10% y a cinco el máximo de 5,40%, con pagos de rendimiento disponibles a los seis meses.
El Banco Unión cree que estas operaciones generarán  mayor competencia entre los bancos y las demás entidades financieras del sistema, estimulando un aumento en las depreciadas tasas de interés que perciben los ahorristas.
La inversión directa de los ahorristas en estos bonos ha modificado, leve, pero significativamente, algunos indicadores.
Por ejemplo, antes de su lanzamiento, la tasa mínima de interés pasivo a 360 días oscilaba entre  0,0  y 2,45%; pero el 28 de junio se registró un  mínimo de  0,39% y un tope de 3,19%, según un reporte de La Razón, que incluyó en ese lapso una baja de 122 millones de dólares de depósitos en el sistema (obligaciones con el público que bajaron de 7.661 a 7.539 millones de dólares.
Igualmente, hasta el 24 de junio pasado, la liquidez aumentó en 103 millones (a 4.083 millones de dólares). Para los banqueros, las tasas de interés pasivas bajas, expresan la gran liquidez que existe en la economía boliviana y que guarda relación con la elevada tasa de ahorro que se está dando. La tasa nominal activa de interés anual en promedio para fines del año 2011 se ubicó en el 10%.
“Los bancos privados están pagando intereses menores al 1%. La persistencia de estas bajas tasas de interés pasivas, junto a menores tasas activas, está promoviendo un boom o burbuja inmobiliaria”, recordó a mediados de junio el economista Gonzalo Chávez.
“No se cuenta con información suficiente para afirmar si en este mercado la demanda se origina en un déficit de vivienda (estamos frente a un boom de la construcción) o es fruto de especulación (estamos frente a una burbuja inmobiliaria)”.
En caso de que los bancos busquen competir con los bonos directos del TGN, es posible que también aumenten sus tasas de interés activas, aquélla que uno paga al banco si se ha prestado dinero de él, advierte sin embargo el analista.
“Esto perjudicaría a miles de prestatarios de los diferentes sectores, pero en especial a aquellos que se han prestado para comprar departamentos o casas. Para no correr este riesgo, que podría pinchar el boom (¿burbuja?) del sector inmobiliario por ejemplo, debería estar, en el menú opciones del Gobierno, la colocación de un techo para las tasas de interés activas”.
La normativa establece que los bonos del TGN, llamados “Tesoro Directo” sólo podrán ser comprados por personas y no por bancos o empresas. Los primeros reportes señalan que el 92% de estos bonos fueron colocados en el área urbana. La población puede comprar hasta 140 bonos a un precio de Bs 1.000 cada uno, lo que equivale a Bs 140 mil.
Chávez, director de Maestrías para el Desarrollo de la Universidad Católica, señala que  si bien la estrategia de los bonos TGN atrae muchos recursos, es una presión, vía mercado, para forzar a la banca comercial a que aumente las tasas de interés que paga a la gente que tiene depositado sus ahorros.
Recordó que los bonos BCB (4% anual), atrajeron unos  40 millones de dólares. “No es una cifra significativa considerando que la liquidez en el sistema financiero es superior a los 3.000 millones de verdes. Habrá que analizar por qué los bonos del BCB no atrajeron más dinero y no se constituyeron en una competencia efectiva para la banca comercial. Los bonos del TGN tendrían que correr mejor suerte para obligar a mejorar las tasas de interés pasivas que los bancos comerciales ofrecen en la actualidad”, observó.

EXPANSIÓN MONETARIA

Dos fenómenos monetarios se están presentando en la economía boliviana, que explican por qué la tasa de inflación no es mayor a la registrada.
Una mayor monetización producto de que más gente del área rural se está incorporando a la economía monetaria, con lo que aumenta la demanda de dinero del conjunto nacional. Adicionalmente en el área  urbana la gente está atesorando su ahorro, no lo quiere invertir productivamente, prefiere mantener altos niveles de liquidez, lo cual también implica que está aumentando la demanda de dinero real.
Esta elevada expansión monetaria se constituye en una continua presión inflacionaria. Sin embargo, las expectativas de inflación son bajas con relación a la expansión monetaria, lo que explica la presencia de una tasa de inflación de un solo dígito.
Fuente: Informe de Banca,
de próxima aparición.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for BONOS DEL TESORO DIRECTO ATRAEN A INVERSIONISTAS are now closed.