El fin de Quinteros

Publicado en Deportes

Tagged:

Publi 4

Publicado en fecha julio 11, 2012

Ganar a Paraguay por 3-1 sirvió para ver en acción a rostros nuevos. Pero haciendo números la meta de Brasil es lejana.

rasil está lejos por donde se mire, por lo tanto futbolísticamente estamos más cerca del precipicio. Con cuatro puntos las posibilidades son casi nulas. Siendo optimista se llegaría a 19 y se suman 15 puntos más en los cinco partidos como local que restan ante Perú y Uruguay en octubre; Argentina, Venezuela y Ecuador el próximo año.
Con 19 unidades es difícil clasificar al Mundial de Brasil en 2014, que tendrá 65 partidos en 12 ciudades. El cotejo inaugural será en Sao Paulo el 12 de junio de 2014. La final será en Río de Janeiro.
Y eso, con seguridad, fue analizado con frialdad por el argentino-boliviano Gustavo Quinteros que terminó tirando la toalla el martes 3 de julio tras 20 meses como director técnico de Bolivia.
“El motivo fue la decisión de la Liga Profesional del Fútbol Boliviano de reducir los días de trabajo a la selección (de 21 a 11)”, dijo Quinteros sobre su renuncia que iba madurando en los últimos días.

UNA CAMPAÑA DE QUINTA
La campaña de Quinteros desde el 5 de noviembre de 2009 fue magra al frente del seleccionado boliviano, dirigió 18 partidos con dos triunfos (Paraguay y Cuba en amistoso), seis empates y 10 derrotas.
Bolivia en la eliminatoria sudamericana perdió ante Uruguay, Colombia, Venezuela y Chile, empató con Argentina en Buenos Aires y goleó a Paraguay en La Paz. Está penúltimo con cuatro unidades, similar puntaje de Paraguay.
El próximo reto con otro director técnico será intentar robar puntos como visitante, Ecuador será el único que tendrá el 9 de septiembre de este año.

CERCA Y LEJOS DE BRASIL
Brasil ya está lejos para el seleccionado boliviano aunque los periodistas-empresarios repitan la muletilla del español Antonio López: “matemáticamente tenemos posibilidades”. Olvidando que también juegan y suman los otros seleccionados.
Para ilustrar. Chile es líder con 12 puntos tras seis fechas de las eliminatorias sudamericanas. Luego está Uruguay, 11; Argentina, 10; Ecuador, 9; Venezuela, 8; Colombia, 7; Bolivia y Paraguay con cuatro y Perú es último con 3.
Los cuatro mejores de Sudamérica clasificarán después de 72 partidos al Mundial de Brasil en 2014. El quinto jugará un repechaje contra un representante de Asia. El sexto seleccionado sudamericano será Brasil, anfitrión del vigésimo campeonato mundial de fútbol.

LAS DERROTAS DE QUINTEROS
Bolivia arrancó perdiendo (2-4) ante Uruguay en Montevideo. Luego cayó en casa ante Colombia por 2-0. Pero la sorpresa llegó en Buenos Aires cuando empató 1-1 con Argentina. Venezuela nos derrotó como local por 1-0. Chile enmudeció a todos con el 2-0 en La Paz. Vencer a Paraguay por 3-1 trajo una sonrisa.
Pero en el balance las derrotas ante Colombia y Chile pesarán bastante en la suma de puntos.
Bolivia hizo siete cambios ante Paraguay, mientras que el seleccionado guaraní llegó con 23 días de anticipación, gastó más de 300.000 dólares y no consiguió modificar su posición en la eliminatoria.
El último triunfo de Bolivia en La Paz fue el 11 de octubre de 2009 por 2-1 a Brasil, por la eliminatoria del Mundial de Alemania en 2010.
Lo anecdótico de las dos últimas fechas es la receta del seleccionador chileno, Claudio Borghi, de tomar dos vasos de whisky para jugar en La Paz.
“Cuando era jugador e íbamos a jugar en la altura, nos daban dos vasos de whisky antes del partido. No ganábamos pero lo pasábamos bien”, dijo Claudio Borghi al referirse al juego en La Paz. Chile vino y ganó 2-0.
La pelota seguirá rodando hasta el 15 de octubre de 2013. Para Bolivia lo más aconsejable es armar un equipo para el siguiente Mundial de Fútbol porque estamos a punto de perder el viaje a Brasil.

El fracaso de Carlos Chávez

El argentino-boliviano Gustavo Quinteros fue elegido el 5 de noviembre de 2010 por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) como director técnico del seleccionado boliviano. Y ese ciclo concluyó el martes 3 de julio de 2012.
“Tenemos que convertir a La Paz en escenario imbatible como lo fue en 1993 cuando Bolivia clasificó para el Mundial de Estados Unidos”, prometió Quinteros. No pudo cumplir porque terminó renunciando.
Como futbolista jugó en Talleres, San Lorenzo y Argentinos Juniors. Llegó a Bolivia como delantero para Universitario de Sucre, pero destacó en The Strongest, donde el peruano Moisés Barack lo volvió defensor. También militó en San José.
Quinteros jugó 26 partidos en el seleccionado de Bolivia, incluido los cotejos ante Alemania, Corea del Sur y España en el Mundial de 1994 en Estados Unidos.
Quinteros, de 47 años, incursionó en San Lorenzo de Argentina en la dirección técnica hace siete años.
Sin embargo, sus primeros éxitos como entrenador lo consiguió en los planteles bolivianos de Blooming, Bolívar y Oriente Petrolero al conquistar títulos en los últimos años.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for El fin de Quinteros are now closed.