ENGENDRANDO OTRA ESTATAL: AMETEX SIN IBERKLEID

Publicado en Negocios

Tagged:

Model 4

Publicado en fecha julio 11, 2012

Golpeada por el  contrabando, la ropa usada y las telas chinas, la industria textil sobrevive sin competitividad y con mercados restringidos. El gobierno mueve sus hilos para crear mejores condiciones que las que administró el mayor empresario textil.

Cerrado el acuerdo por 47 mil dólares para que el empresario Marcos Iberkleid alquile al gobierno cuatro de las cinco fábricas del otrora floreciente conjunto textilero América Textil (Ametex), tomadas por sus trabajadores para forzar la liquidación de un consorcio vencido por las deudas, la nueva estatal –Enatex– buscará nuevas colocaciones en Brasil y Cuba, a falta del incierto mercado venezolano y el perdido de Estados Unidos.
De concertarse el acuerdo con Brasil, las exportaciones estarían liberadas del pago de aranceles, sólo se tendría que pagar por los trámites que requiere la venta, anunció el director de Promueve Bolivia, Iván Cahuaya, del Ministerio de Desarrollo Productivo.
Las negociaciones destinadas a  reflotar la textilera de Iberkleid comenzaron hace un año, pero la idea de la transferencia fue planteada en febrero, recordó estos días el empresario, hasta que en junio la ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, en coordinación con los cinco sindicatos de Ametex, concretó la propuesta.
La nueva estatización, que redundará en el pago de beneficios sociales de casi 2.000 obreros y su recontratación para no aumentar el desempleo, no resultaba extraña en el contexto de las nacionalizaciones en hidrocarburos y energía o la reciente de la suiza Glencore en la mina Colquiri.
Pero sorprendió el inusitado interés gubernamental por Ametex y su dueño, casi  abandonado a su suerte y tribulaciones que le llevaron a reducir la planilla, parar operaciones, acumular deudas y devengar sueldos y los sensibles aportes a las administradoras de Pensiones.
A mediados de junio, Morales sostuvo que Ametex se encontraba en “quiebra virtual”, desmentida a su vez por el empresario.
Ni el  impasse ni las diferencias sobre el monto de arriendo (12 mil dólares, que subieron a 24 mil y luego a 45 mil) pusieron  en riesgo el acuerdo final, según el cual “una por una” las cuatro fábricas –Hilasa que fabrica el hilo, Universaltex que lo transforma en tela, y Matex y Mex que cosen las prendas; la cadena de ventas Batt no entra en la transferencia– pasarán a constituir la Empresa Nacional de textiles (Enatex) como se llamará el nuevo emprendimiento estatal que parte con  9.9 millones de dólares, al mando de su flamante gerenta, Betty Filomena Silva Mamani.
“Ametex pasa por una situación muy inestable, con incapacidad de pagar sus deudas y sin futuro provisorio”, había advertido la ministra, ablandando la operación.
“No es cierto, la empresa no ha quebrado, está sin liquidez porque ha dejado de exportar y ya no consigue suficientes mercados para seguir produciendo, los activos son más que los pasivos, y lo que tenemos es una acumulación de deudas y un paro de la producción, ya no podíamos mantener en pie la empresa”, adujo el empresario.
Su consorcio, que el 2005 registró  97 millones de dólares en exportaciones, redujo a 20.2  millones sus contratos y compromisos de venta, según sus estados financieros al 2010 y 2011, y se mencionaban acreencias por 43 millones con activos de 53 millones de dólares.

TRIBULACIONES
Iberkleid no se cansó de sostener que Ametex entró en crisis por falta de mercados que el gobierno no pudo gestionar, siendo una paradoja su propuesta de comprársela, publicitada el pasado 12 de junio.
Insistió en que la no renovación de la Ley estadounidense de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de Drogas (ATPDA), a fines del 2008, causó  la caída. Ese año, el gobierno norteamericano decidió suspender a Bolivia de la aplicación de esa ley aduciendo que el país no había cooperado en la lucha antinarcóticos.
“Los mercados de los países de la región, como Venezuela y Argentina, no pudieron reemplazar al mercado estadounidense. Desde entonces la situación llegó hasta el momento actual de parar la producción”, alegó también
“Empezamos a producir cerca a un millón de prendas por mes y hasta hace un par de meses sólo producimos 180 mil prendas, la infraestructura que tenemos no pudo soportar semejante caída de mercado”.
Para la ministra  Morales,  fue la debilidad de Ametex, de sentar su principal mercado en Estados Unidos comenzando a sufrir pérdidas desde el 2001, y no la suspensión del ATPDA, lo que produjo la crisis. Venezuela, enfatizó, se convirtió en mercado alternativo al estadounidense y la textilera llegó a tener ganancias.

DEL 11-S AL ESTADO
PLURINACIONAL
La adversidad actual no es la primera que enfrenta Ametex, que en sus inicios fue golpeada en 1985 por la dictación del decreto 21060 y la caída del mercado interno, según el recuento del empresario durante una entrevista del 2007 al  ser designado “personaje del año”.
También en 1998 dijo haber afrontado otro momento difícil por el surgimiento de la poderosa industria textil asiática, de manera que buscó una mayor cuota en el mercado norteamericano logrando importantes colocaciones hasta que sucedió el ataque a las torres gemelas en Nueva York, el 2001, lo que derrumbó por meses el mercado.
La alternativa fue exportar a Brasil y Argentina, pero estos, explicó, declinaron pronto, mientras otros factores políticos como la “guerra del gas” del 2003 afectaron a la producción, aunque Ametex logró sobreponerse. “En el mejor momento estábamos vendiendo hasta 50 millones de dólares al año y un millón de prendas”, pero las primeras fricciones políticas del gobierno con Estados Unidos”, complicaron los negocios.

UNA POR UNA
A mediados de junio, la Asociación de Trabajadores y Ex Trabajadores Ametex pidió al gobierno compre todo el conjunto empresarial, para pagar primero las liquidaciones laborales con la compra de al menos una de las empresas. Se dio prioridad  al pago de los beneficios sociales estimados en ocho millones de dólares, posibilitando además la continuidad de los trabajadores, a ser empleados por la nueva estatal, Enatex.
“Hilasa y Universaltex siguen en vigilia hasta que se firme el contrato de alquiler pero Matex  y Mex han levantado a pedido de la empresa porque hay material en proceso que se tiene que terminar de confeccionar”,  dijo el dirigente Valeriano Cruz, de Hilasa, días antes de la firma del acuerdo.
“Ya no seremos una maquiladora, trabajaremos para posesionar una marca propia en el mercado” dijo la ministra Morales después de cerrado el trato de alquiler que deja abierta la compra de las empresas, en el intento por conservar las fuentes de trabajo en el contexto de una  industria sin competitividad, mercados reducidos, y golpeada por el  contrabando, la ropa usada y los textiles chinos.
“Una vez que cerremos este capítulo, que todavía tiene algún tiempo para dar,  estoy para apuntalar al país con ideas; todavía puedo aportar, tengo mucha experiencia como empresario”, anunció Iberkleid

ACREEDORES:  Van a buscar un síndico liquidador para que en 10 días se haga cargo de la venta de maquinarias a favor de Enatex; Ametex ha entrado en liquidación voluntaria, es la única empresa grande en Bolivia, no puede perderse. Valeriano Cruz, dirigente de  HILASA

HABIA DINERO:  Enatex recibirá 7,7 millones de dólares de un antiguo fondo de fideicomiso constituido para pagar aranceles de exportación, y sumará 2,2 millones por traspaso de activos financieros de ese mismo fideicomiso. DS 1253 de creación del nuevo ente.

POLO, WRANGLER, WALMART:  Polo Men – Polo Woman eran los clientes con  mayores compras; junto a Wrangler o la cadena Walmart sumaban cuatro decenas de destinos de entrega, entre ellos:  AD, Basic Asphalt, Bintang Richards, Bonobos, Bowen, C&A, Campanita, Cheeky y DC; además de Falabella, Lee, Nautica Jeans, Free Kids, Cincuenta y Cinco, Dankan y Yamahuchi, Etiqueta Negra, Ferrioni, Fru Fru, Life is Good, Narrow, Olbridge, Paris, Quick Silver, Redley, River Pass, Richards, Scappino, The Territory Ahead, Under Armour, Vineyard Vines y Wanama. Estados financieros reportados por Página Siete.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for ENGENDRANDO OTRA ESTATAL: AMETEX SIN IBERKLEID are now closed.