Uniformados para ganar el oro

Publicado en Deportes

Tagged:

Publi 5

Publicado en fecha julio 11, 2012

A veces, no sólo basta con la destreza
física y mental de los deportistas.
El envoltorio también cuenta.

Los Juegos Olímpicos de 2012 se encuentran ya en la línea de salida, preparados para oír el pistoletazo que anunciará el inicio de las competiciones, y unos 10.500 deportistas de hasta 205 países ultiman los entrenamientos para dar lo mejor de sí mismos en sus respectivas disciplinas.
Entre el 27 de julio y el 12 de agosto convertirán a Londres en una capital objeto de todas las miradas, y posiblemente dejarán en la retina de millones de espectadores imágenes memorables de superación humana. Y lo harán enfundados en unos colores y en unos uniformes que formarán parte de la historia del deporte. Por eso, equipos integrados por decenas de profesionales y expertos se afanan durante cuatro años en depurar sus diseños, para lograr la máxima innovación y romper sus propias marcas.

LA TECNOLOGÍA TAMBIÉN VISTE
Es el caso de Nike, que lleva participando en los JJ.OO. desde que la compañía estadounidense se fundó en 1968. “Contribuimos con los Juegos porque los fundadores imbuyeron a la empresa de la filosofía de que todos somos atletas, por el hecho de tener un cuerpo”, aseguró Jacie Prieto, portavoz de Nike.
En esta ocasión, la empresa patrocina a las federaciones de 35 países en 20 disciplinas deportivas, con mayor representación en atletismo, baloncesto y tenis.
“Algunas federaciones ya han probado nuestros diseños en competición, ya que lo más importante a la hora de desarrollar la tecnología es la respuesta de los deportistas, por eso se hace tanto hincapié en que prueben los productos, por ejemplo en el túnel del aire”, explicó Prieto.
Los más conspicuos deportistas se prestan a estas pruebas, como la californiana Carmelita Jeter, la actual campeona del mundo en la modalidad de los 100 metros lisos, en la que ostenta la segunda mejor marca de la historia, o Walter Dix, que se alzó con el bronce en esta disciplina de atletismo en los Juegos de 2008.
“Debutar con una tecnología es un proceso muy complejo, por lo que trabajamos con los deportistas mucho antes de que tengan que estrenar los equipos, y, conforme a sus indicaciones, los vamos actualizando, para que están a punto en el momento en el que les toque competir con ellos puestos”, describió Prieto.

CADA TEJIDO
CON SU DEPORTE
A pesar de que su objetivo es “sacar productos revolucionarios”, una cita como la de los Juegos pone cotas a la creatividad, ya que el Comité Olímpico impone unas restricciones muy severas a las que los diseñadores tienen que someterse. “Con lo único con lo que se puede jugar un poco es con los colores, pero siempre tienen que reflejar la cultura y la bandera del país al que van a representar”, especificó Prieto.
Además, no hay que olvidar aquellas exigencias que vienen dadas por las particularidades inherentes a cada deporte.
Prieto apuntó que “jamás hay que perder de vista que cada deporte es único, y, por ejemplo, en el fútbol, que se juega en localizaciones exteriores, ha de tenerse en cuenta que la tela, aparte de ser liviana, debe dejar respirar a la piel para que los jugadores se mantengan frescos, mientras que, en baloncesto, que se practica a cubierto, este requisito no es tan importante… Contemplando esto se logra la máxima eficiencia”.

MENOS ES MÁS
Precisamente la eficiencia es una de las metas que se perfila en la mente de los equipos encargados de diseñar los uniformes, que se han involucrado en el reto de usar la mínima cantidad de material posible.
En el capítulo del calzado, han estudiado al milímetro la anatomía del pie, así como sus puntos de apoyo, para que sólo se emplee tela donde sea estrictamente necesario. De este modo, se consigue que las zapatillas sean cada vez más ligeras, para que nada entorpezca los pasos de los atletas en su carrera hacia la cúspide del podio.
“Hemos tratado que las zapatillas sean, no ya como un calcetín, sino como una segunda piel, sin costuras, adaptadas perfectamente a la estructura del pie, con total liviandad, pero sin descuidar la protección del deportista, y buscando ante todo su comodidad”, explicó Prieto.
Esta política de reducción de material también se ha aplicado en el caso de los uniformes de los corredores de velocidad, con el fin de restar resistencia al aire. Para ello, se inspiraron precisamente en la contextura de una pelota: la de golf.
“Descubrimos que, imitando los hoyos que horadan las pelotas de golf, disminuía la resistencia aerodinámica del atleta, y, de hecho, en los 100 metros lisos, hemos conseguido que los corredores sean 0.23 segundos más rápidos que con el uniforme de hace cuatro años”, subrayó Prieto. Y es que, en el contexto extremadamente competitivo de unos JJ.OO., los resultados han de traducirse en segundos.
“No pretendemos sacar productos porque sí. Las innovaciones y las mejoras tienen que ser reales y verificables”, enfatizó la portavoz de la compañía.

EL DEPORTE TAMBIÉN ES VERDE
Otro de los valores en alza, de cara al acontecimiento olímpico de 2012, es el de la sostenibilidad, para que el deporte y el respeto al medio ambiente jueguen en el mismo equipo. Por ello, los uniformes se elaboran con poliéster obtenido a partir de botellas recicladas. Para confeccionar uno de fútbol se necesitan 13 botellas. Para uno de baloncesto, se precisan hasta 22 de estos envases.
“El proceso es el siguiente: se rompen las botellas y de allí se extrae un hilo de poliéster con el que se tejen los uniformes, y, una vez más, los hilos se diseñan con precisión milimétrica, para que se amolden a la forma del cuerpo y no usar más material del necesario. Es un compromiso con el planeta, con el que el mundo del deporte debería concienciarse, porque el futuro ya está aquí”, declaró Prieto.
Además, procuran que este proceso de innovación se desarrolle de la forma más eficiente posible, para que luego estas novedades salten de la cancha y el terreno de juego a la calle sin que los costes resulten excesivos para el consumidor medio. “Nuestra prioridad es ofrecer al cliente un producto sostenible a un precio razonable. Queremos que los aficionados puedan llevar la misma tecnología que sus héroes, concluyó la experta.
Esos héroes del tatami, la piscina, el cuadrilátero, la bicicleta o la pista que, a partir del 27 de julio, celebrarán por todo lo alto la fiesta mundial del deporte con su tesón y su esfuerzo, y que saldrán a competir uniformados para ganar.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Uniformados para ganar el oro are now closed.