Buses al rescate del pasajero

Publicado en Política

Tagged:

Model 4

Publicado en fecha agosto 22, 2012

El Gobierno Municipal de La Paz impulsa un proyecto de transporte masivo alternativo al sistema tradicional controlado por los choferes sindicalizados que cuestionan la iniciativa.

La Alcaldía de La Paz encendió los motores del proyecto de transporte masivo de pasajeros en la ciudad sede de Gobierno, que promete brindar un servicio ágil y moderno con características similares a las que tienen otras capitales latinoamericanas como México DF, Medellín, Bogotá, Quito, Arequipa o Curitiba.
La iniciativa responde a la demanda ciudadana de contar con una alternativa al servicio que brindan los choferes sindicalizados. En meses recientes, vecinos de algunos barrios decidieron expulsar a sindicatos que no cumplían con los horarios ni las rutas predeterminadas.
Además, hay quejas constantes por los malos tratos de los choferes y la antigüedad de los vehículos y su falta de mantenimiento. A ello se suman la masiva presencia de unidades pequeñas (minibuses, trufis y taxis) que causan embotellamientos y las infracciones a las normas de tránsito.
El proyecto, bautizado con el nombre de La Paz Bus, supone la implementación de un sistema de buses articulados o dobles, que recorrerán la ruta de 27 kilómetros que une La Ceja de El Alto con el barrio de Chasquipampa, en el sur de la ciudad. Las autoridades municipales prevén que esos vehículos podrán transportar hasta 160 pasajeros cada uno.
Otros buses más pequeños cubrirán las denominadas rutas alimentadoras que irán desde las zonas alejadas hasta dar encuentro a la ruta troncal. El 24 de junio pasado se publicó la licitación para la compra de 61 de estos vehículos con capacidad para trasladar hasta 55 pasajeros cada uno.
Los buses articulados podrán transportar entre 3.000 y 45.000 usuarios por hora, y los vehículos de las rutas alimentadoras podrán llevar de 3.000 a 6.000 personas en ese mismo lapso.

BONDADES DEL SERVICIO
El director Especial de Movilidad, Transporte y Vialidad de la Alcaldía paceña, Julio César Figueroa Ruiz, asegura que el nuevo servicio promete cambios que beneficiarán a los usuarios. En el tema de tarifas, se pretende que el costo no sea mayor al que se cobra en el servicio público, pero además se prevé que sea una tarifa única.
El funcionario municipal también destaca otras bondades, como la puntualidad, servicio permanente los siete días de la semana en horarios establecidos, seguridad y limpieza.
“A veces, por algún tipo de comportamiento económico y hasta cultural, el transporte público desaparece los domingos en la tarde o en las noches –comenta Figueroa–, pero con el nuevo sistema, el pasajero va a tener plena garantía de que contará con el servicio desde las primeras horas de la mañana hasta las últimas de la noche”.
En el nuevo sistema de transporte los conductores no esperarán que los buses estén llenos para partir, sino que lo harán en el horario previsto, con la cantidad de pasajeros que estén a bordo.
Por ejemplo, ya se ha establecido que los autobuses de las rutas alimentadoras trabajarán de 07:00 a 23:00, y cada ocho minutos deberán recoger a los usuarios en las paradas, según una solicitada publicada el pasado 24 de junio.

ESTUDIOS REALIZADOS
La Alcaldía tiene en sus manos los estudios realizados por un consorcio franco-japonés en el que se bosquejan las medidas que deberían adoptarse para contar con un servicio de transporte eficiente. También se ha evaluado la oferta y demanda.
Esos estudios permitieron trabajar los planos de ingeniería de la plataforma vial con base en las condiciones topográficas de la ciudad y los diseños arquitectónicos de las terminales en las paradas de embarque y las estaciones intermedias.

LAS ESTRELLAS DEL PROYECTO
Los buses articulados se perfilan como las estrellas del proyecto municipal. El sistema de tránsito rápido (BRT por sus siglas en inglés) tiene determinadas características. Los buses serán de alta capacidad (160 pasajeros) y los vehículos circularán por un carril exclusivo (izquierdo). Es un sistema integrado porque los usuarios también podrán trasladarse por las rutas alimentadoras.
Con relación al carril exclusivo, Figueroa anticipa que se realizarán algunas obras civiles en la ruta troncal para facilitar el tránsito de los buses articulados, pero estima que no habrá mayor problema con el ancho de vías. En el caso de las rutas alimentadoras, se han hecho mediciones físicas con buses de tamaño similar al que se pretende adquirir, de manera que confía en que no habrá dificultades.
Las obras civiles también comprenden la construcción de las estaciones de embarque y desembarque.
Otra novedad es que los pasajeros no utilizarán monedas ni billetes para pagar su pasaje. Tendrán a su disposición tarjetas inteligentes (similares a las que se usan para recargar un teléfono celular), para hacer uso del servicio para mejorar el control de la recaudación y evitar posibles actos de corrupción. El usuario podrá adquirirlas de máquinas dispensadoras instaladas en las estaciones y pasarlas por el lector electrónico que habilitará el torniquete para ingresar al bus.
Según Figueroa, se prevé que los buses articulados funcionarán con gas natural vehicular porque el uso de ese combustible es mucho más rentable y económico.

OBRAS CIVILES
Hasta fin de año se tendrían listos los estudios de control, operación y tráfico, de manera que en 2013 podrían comenzar las obras civiles para la construcción de las estaciones y el cambio de pavimento rígido en la ruta troncal, de manera que el material resista el paso de los vehículos.
También se ha previsto el colocado de rampas para facilitar el ingreso y salida de personas con alguna discapacidad física o que utilicen sillas de ruedas, además, habrá asientos preferenciales para ancianos, mujeres embarazadas y niños.
¿Cuándo se hará la compra de los buses articulados? Figueroa estima que habrá novedades a fines del próximo año o el 2014.

LAS RUTAS ALIMENTADORAS
La Alcaldía decidió comenzar a desarrollar su proyecto con el componente más sencillo: el sistema “La Paz Bus Laderas” que brindará servicio a las zonas alejadas. En junio pasado, se lanzó la licitación pública internacional para la compra de 61 buses destinados a cubrir las rutas alimentadoras, en una primera fase.
Figueroa comentó que en el pliego de especificaciones se exige que los vehículos tengan garantías, por ejemplo, para operar en terrenos que varían entre 2.800 y 4.000 metros sobre el nivel del mar.
Los buses tendrán dos puertas de acceso y salida en el lado izquierdo del vehículo para facilitar el ingreso de los usuarios desde las estaciones. También contarán con el sistema de pago por tarjeta.
La licitación especifica que los buses deben tener una capacidad mínima de 55 pasajeros (sentados y parados), con al menos 24 asientos para los pasajeros y uno para el conductor. Se exige que lleven un depósito o depósitos con una capacidad total de 200 litros de combustible (diesel).
Otros detalles. Los vehículos deberán contar con seis salidas de emergencia; los asientos de los pasajeros tienen que ser de material antideslizante, duro, lavable y no acolchonado. Cada autobús debe contar con asientos con cinturón de seguridad destinados al uso preferencial de ancianos, mujeres embarazadas, niños y personas con discapacidad, en lugares próximos a las puertas.
Las puertas posteriores de los vehículos tendrán una plataforma interna corrediza para facilitar el ingreso y salida de personas con discapacidad, como los tendrán los buses articulados.

¿CUÁNTO CUESTAN
LOS BUSES?
La licitación para la compra de 61 buses para las rutas alimentadoras prevé un gasto de 70.052.400 bolivianos. Cada uno llegaría a costar  1.148.400 bolivianos (165 mil dólares).
Con relación a los buses articulados, Figueroa comentó que la oferta del mercado es amplia y el costo de esos vehículos es muy variable. Un cálculo extraoficial señala que cada vehículo doble puede costar entre 180 mil y 200 mil dólares.

SIETE PILARES DEL PLAN INTEGRAL

La implementación del servicio de buses es parte del Sistema Integrado de Transportes para La Paz, que se levanta sobre siete pilares:

1. La Paz Bus Articulado. Atenderá la ruta troncal la Ceja de El Alto-Chasquipampa.

2. La Paz Bus Laderas. Atenderá las zonas alejadas con rutas alimentadoras.

3. Primera Ley de Transporte Municipal y Tránsito Urbano, promulgada el 18 de abril de 2012.

4. Regulación. Creación de la Dirección Especial de Movilidad, Transporte y Vialidad, y la implementación de la Guardia Municipal de Transporte que se encargará de la orientación de la ciudadanía sobre el uso correcto del espacio público, paradas, cinturón de seguridad, etc.

5. Semaforización. Puesta en marcha de un nuevo sistema de semáforos con indicadores de tiempos para que el peatón pueda cruzar la calzada, localizador sonoro para personas con capacidades diferentes y equipo de monitoreo y seguimiento de cámaras de video.

6. Infraestructura vial. No sólo se centrará en las obras civiles en las rutas de los buses, sino también se prevé la construcción del puente Gemelo, del puente Esperanza, el viaducto Las Cholas y la ampliación de la avenida Costanera, entre otras. Este pilar también incluía los puentes Trillizos, que ya están en servicio.

7. Educación. El Proyecto Educadores Urbanos “Cebra”, dependiente de la Dirección de Cultura Ciudadana, ayudará en la educación vial para que las y los usuarios aprendan a utilizar el nuevo sistema de transporte.

Fuente: GAMLP

PROBLEMAS DEL TRANSPORTE PÚBLICO

1.    Vehículos viejos: entre microbuses y minibuses hay vehículos con más de 20 años de antigüedad que no ofrecen condiciones de seguridad ni comodidad.

2.    Miniaturización del transporte: La mayoría de los más de 35 mil vehículos de transporte público tiene baja capacidad de pasajeros. Los minibuses llevan entre 7 y 14; los taxis y trufis, 4 o 5.

3.    Barrios alejados desatendidos: Si bien son 540 las rutas autorizadas para el transporte público, zonas alejadas del centro de la ciudad en las laderas este, oeste y sur no cuentan con el servicio.

4.    Rutas al centro: el 90 por ciento de los vehículos del transporte público pasa por el centro de la ciudad, debido a la falta de un sistema integrado y la ausencia de coordinación.

5.    Contaminación y peligro de accidentes causados por fallas mecánicas debido a la antigüedad y mal mantenimiento de los motorizados.

6.    Maltrato de parte de los choferes a los pasajeros.

7.    Pasajes por tramos: En distintos horarios el flujo de vehículos del servicio público disminuye y se activan las rutas por tramos o los conductores deciden no completar la ruta.

8.    Viajes largos: El recorrido actual de rutas es largo y cansador, ya sea por culpa de bloqueos, embotellamientos y/o trasbordos.

9.    Abandono de rutas: En ciertos horarios, algunas rutas son desatendidas, especialmente en horas de la noche y en zonas alejadas.

10. Incumplimiento de horarios: El transporte público no suele tener horarios fijos de trabajo, por lo que el usuario queda librado a su suerte.

11. Inseguridad: No es posible contar con información en detalle y actualizada de vehículos, choferes o socios. Esto impide el desarrollo de mecanismos de control sobre los operadores del servicio y la disminución de los riesgos de inseguridad para los pasajeros.
Fuente: GAMLP

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Buses al rescate del pasajero are now closed.