Salarios dignos

Publicado en Entrevista

Tagged:

Publi 11

Publicado en fecha agosto 22, 2012

En algunas ocasiones, por figurar, regalamos el trabajo, o cobramos cifras lamentables por ejercer el periodismo, dice el boliviano Juan Delgado Celis, vicepresidente del Colegio Latinoamericano de Periodistas.

El boliviano Juan Delgado Celis tenía 21 años de edad cuando llegó a Colombia como instructor de artes marciales. Eso sucedió hace 35 años. Se abrió paso en los departamentos de Nariño y Putumayo, echó raíces allá y formó una familia con una colombiana con la que tiene dos hijas, en un matrimonio que ya apagó 33 velitas.
La relación familiar le ayudó a acercarse al mundo de la comunicación y el periodismo, ya hace 25 años. Su suegro, Fidencio Adolfo Erazo Ramírez, era gerente de Radio Las Lajas de la ciudad de Ipiales, en Nariño. Allí tenía un segmento de promoción al deporte en el programa “Por los campos de Colombia”.
Este 2012, su nombre e imagen aparecieron en las páginas de periodistas e instituciones de Bolivia que interactúan en las redes sociales. Los mensajes mencionan que Delgado es Vicepresidente del Colegio Latinoamericano de Periodistas (Colaper).
La Revista IN tomó contacto con él vía correo electrónico para conocer sus impresiones acerca de la realidad del periodismo. Cree que es imposible que los dirigentes de los gremios periodísticos puedan exhibir una trayectoria intachable, pero sí tienen que enmendar los errores que hubieran cometido.
Y está convencido de que los periodistas jóvenes merecen una oportunidad para trabajar en los medios, en un campo laboral a veces venido a menos por culpa de periodistas que regalan su trabajo o cobran sumas bajas por ejercer la profesión.
¿Cuál es el recorrido en cuanto a su participación como dirigente en el gremio periodístico (colegiado y sindical) tanto en Bolivia como en Colombia?
Para llegar al lugar en el que me encuentro hoy he sido docente del área de comunicaciones, formador de comunicadores y reporteros, Vicepresidente del Colegio Nacional de Periodistas por ocho años continuos, Presidente del Colegio Nacional de Periodistas, seccional Nariño, desde hace tres años, y mentor del Colaper, con cargo de Vicepresidente, desde donde estoy gestionando la Cumbre Latinoamérica de Periodismo que se realizará del 28 al 30 de agosto en las ciudades fronterizas de Tulcán (Ecuador) e Ipiales (Colombia).
¿Cuánto tiempo de vida tiene Colaper? ¿Cómo nació?
Tres años y contaba con seis países afiliados. El Colegio Latinoamericano de Periodistas comenzó a fortalecerse en el 2011, año en que se llevó a efecto la Primera Cumbre Mundial de Comunicación Política, en Quito (Ecuador), donde se dieron cita más de cinco mil periodistas de diferentes partes del mundo, entre ellos este servidor. En los espacios de descanso me dedicaba a socializar el propósito de proyección del Colaper. Hoy contamos con 17 países aliados a esta causa latinoamericana.
El Colaper es un ente público internacional no estatal, integrado por periodistas y comunicadores. Somos una organización sin fines de lucro dedicada a defender la libertad de expresión y de prensa.
¿En qué circunstancias llega Ud. a ocupar la Vicepresidencia del Colaper? ¿Fue por una postulación personal, institucional o de qué tipo? ¿Fue una elección? ¿Quiénes votaron?
Siendo el asesor del Colaper y habiendo logrado escenarios múltiples para el desarrollo social, educativo y tecnológico de las personas que pertenecen a esta agremiación,  se gestó una asamblea de directiva para estudiar las cinco hojas de vida presentadas, entre ellas la mía. Se hizo un estudio de las actividades representativas de las personas postuladas  y se procedió a la votación de los directivos y fui nombrado por unanimidad, según los directivos, por haber demostrado liderazgo y trabajo de avanzada en bien de la institución y sus agremiados.
Se avecina una Cumbre Latinoamericana de Periodismo, ¿es la primera de su tipo?, ¿qué temas serán debatidos?, ¿qué se espera conseguir en esta cita?, ¿quiénes pueden participar?
La “Cumbre Latinoamericana de Periodismo, Ruta de Paz y Desarrollo Humano” es el primer  encuentro de alto nivel académico que se desarrollará los días 28, 29, y 30 de agosto del presente año en la frontera colombo-ecuatoriana.
Busca promover un campo de análisis, reflexión y debate en torno a la comunicación.  La mirada está puesta fundamentalmente en los nuevos ejes discursivos que atraviesan este campo y cómo esto modifica sustancialmente determinados ámbitos. La integración de la comunicación, las diferentes culturas reunidas en torno al eje transversal de la comunicación y la visión a futuro.
Esta Cumbre pedagógica es organizada por el Colegio Latinoamericano de Periodistas y constituye un escenario idóneo para fortalecer los lazos de cooperación y aprendizaje recíproco entre estudiantes, profesionales, empresarios y colegas en general.
Está dirigida a personal de medios de comunicación de todas las áreas, estudiantes de comunicación social, gerentes de medios de comunicación, en especial para todas y todos mis paisanos.
Profesionales, académicos y especialistas debatirán acerca del ámbito multidisciplinar de la comunicación, otorgando su aporte a los distintos escenarios de análisis. Incluirá temáticas como Derechos Humanos, Periodismo 2.0, Comunicación y Educación, Comunicación Organizacional, Periodismo y Política, Estilo de Redacción y Relaciones Públicas, entre otros.
En algún momento, ¿el periodismo dejará de ser una profesión de riesgo?
Sólo si nos preparamos para tratar la información con el suficiente respeto por los demás, donde entendamos que somos parte de la comunidad y que podemos ser gestores de paz.
Durante las dictaduras la labor del periodista se orientaba sobre todo a buscar el retorno al estado de derecho. ¿Cuál debe ser la o las tareas del periodista de hoy en democracia?
Nuestra misión como comunicadores es la de informar, entretener y educar; cuando tengamos claro estos tres pilares, habremos comprendido la verdadera tarea del periodismo en la democracia y la libertad.
¿Cuál es el criterio del Colaper sobre los constantes desencuentros y enfrentamientos entre medios, periodistas y los gobiernos en América Latina?
Este tema por su importancia y trascendencia lo trataremos en la Cumbre para la cual están todos invitados, un escenario para comprender debatiendo los puntos de vista de cada criterio y modalidad.
¿Comparte usted el criterio de que los medios privados de comunicación han pasado a ocupar el puesto de los partidos políticos de oposición en esta parte del mundo?
Latinoamérica ha dado para muchas cosas. Este tema tan interesante merece ser tratado con directivos, directores y periodistas inmersos en ese escenario, y sólo con ellos se puede obtener una respuesta a la inquietante pregunta de quienes no están dentro de esa connotación.
¿Qué opina del trabajo de los medios estatales de comunicación? ¿Son medios de propaganda o de información? ¿Cómo debe ser el trabajo periodístico en esos medios?
Se podría decir que son el canal entre la comunidad y sus gobernantes. Tendríamos que hablar de lo público, aclarar a quién va y de dónde proviene la comunicación. Si son o no propagandísticos o informativos también debe analizarse puntualizando el medio y la institución. Y en cuanto al trabajo periodístico,  no podemos medir lo que hacen en un lugar u otro, tendríamos que estar allí para realizar un diagnóstico y una posible solución.
¿La autorregulación en el trabajo periodístico es efectiva? o podemos esperar acciones gubernamentales orientadas a la regulación por parte de los estados en América Latina.
Estaríamos hablando de regulación laboral, estudiar en qué países es profesión y en qué (países) es labor, también tipos de contratación y luego la constitución de cada lugar para ver hasta dónde se estima la libertad de expresión; de allí ya estaríamos hablando de profesionales de la comunicación que permitiría en un caso la autorregulación de la comunicación con conciencia comunitaria, destinada a la resolución de problemas, mas no a la mera información; en algunos casos, meramente información sin investigación.
La crisis económica obliga a los medios a recortar su personal y contratar periodistas jóvenes e inexpertos. ¿Es posible ofrecer un producto de calidad con esos problemas a cuestas?
Sí es posible, siempre y cuando al periodismo nuevo se le permitan escenarios de salarios dignos, dirección acertada y preparación para su desempeño; caso muy diferente es rellenar los puestos de los periodistas reconocidos con personas que no conocen de la profesión. El periodismo joven merece un espacio, así como lo tuvimos todos nosotros en nuestros inicios. El valor lo damos siempre nosotros que en algunas ocasiones, por figurar, regalamos el trabajo o cobramos cifras lamentables por ejercer el periodismo.
¿El periodista ciudadano puede hacer el trabajo del periodista profesional?
El periodista ciudadano entendido como el aficionado, si no tiene formación en comunicaciones, se puede acercar a la tarea de comunicar, pero no está obligado a hacerlo. Dentro de la profesión, el periodismo ciudadano hace parte del periodismo comunitario y ése es mucho más comprometido que el informativo porque está centrado en la resolución de problemas comunitarios.
¿Cómo está la representatividad y credibilidad de los gremios colegiados y sindicales de periodistas? ¿Los miembros de los directorios deben tener trayectoria intachable?
Digamos que por intachable se entiende ningún problema y asegurar eso es casi imposible, porque  casi todos hemos tenido inconvenientes, pero se debe tener en claro que somos modelo ante la comunidad que nos ha permitido ser periodistas. Imagínese que entramos a las casas de nuestros televidentes, nos colocamos frente a sus camas y seguimos hablando sin permiso, entramos en sus baños, en sus cocinas, en sus autos y en todas partes; entonces, para mí, como maestro y como comunicador periodista, si tuvimos errores, debemos ir enmendándolos para que cuando lleguemos a viejos no nos digan que nos hemos podrido como los frutos olvidados, sino que hemos madurado con las frutas dulces y apetecibles. Las trayectorias en medios sí deben tener idoneidad, credibilidad y sobre todo reconocimiento social favorable.

El Colegio Latinoamericano de Periodistas (Colaper) empezó a escribir su historia hace tres años en Colombia, con seis países afiliados. En 2011, dio paso a su era de fortalecimiento, que incluyó su participación en eventos relacionados con el gremio e incursionó en las redes sociales Facebook y Twitter. Desde mayo pasado, ya tiene amigos bolivianos entre periodistas e instituciones, como la Asociación Nacional de la Prensa, la Asociación de Periodistas de La Paz y la Fundación para el Periodismo.
En Twitter, uno de sus seguidores es Jaime Abello Banfi, director general de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano de Gabriel García Márquez. También cuenta con respaldo de la web http://www.cnpcomunicando.com.co para dar a conocer sus actividades.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Salarios dignos are now closed.