Vibrantes, Olimpiadas 2012

Publicado en Deportes

Tagged:

Publi

Publicado en fecha agosto 22, 2012

Londres 2012 cierra con la exhibición de Usain Bolt, la despedida de Michael Phelps y la irrupción de atrevidas adolescentes en la piscina. Diecisiete días para hacer balance.

Si hay que elegir al actor principal de los XXX Juegos Olímpicos ese es Usain Bolt. El “relámpago” jamaicano cierra una brillante actuación, con tres medallas de oro, en 100 metros, 200 metros y en el relevo 4 x 100, junto a sus compañeros Yohan Blake, Nesta Carter y Michael Frater, en el que regalaron un nuevo récord del mundo, 36,84 segundos, la primera vez que un equipo baja de los 37 segundos.
Bolt se marcha de Londres con el reconocimiento general, con seis medallas en sus dos etapas olímpicas (tres en Pekín y tres en la capital británica) y abriendo el debate de quien es el mejor deportista de todos los tiempos.
Muchos pondrán el nombre del jamaicano, aunque en reñida disputa con Michael Phelps, el mejor nadador de la historia, que en Londres acaba su ciclo de 4 Juegos Olímpicos con 22 medallas, 18 de ellas de oro, situándose como el deportista más laureado en la historia, superando a la mítica gimnasta soviética, Larissa Latynina, que consiguió 18 preseas.
El “tiburón” de Baltimore, que anunció que los de Londres eran sus últimos Juegos, ganó en la capital británica 4 medallas de oro y 2 de plata: salió victorioso en los 100 metros mariposa, en los 200 estilos y en los relevos 4×200 libre y 4×100 estilos; y fue segundo en los 200 metros mariposa y en el relevo 4×100 libre.
Precisamente, esta carrera de relevos fue uno de los momentos más vibrantes en la piscina londinense que ha sido testigo de la gran actuación de Yannick Agnel, el nadador francés que, gracias a sus dos oros, en los 200 metros libre y en los 4×100, se marchó de la capital británica como uno de los “reyes” de la piscina, y un digno sucesor tras la marcha de Phelps.
El Centro Acuático de Londres también fue el escenario de cuatros grandes gestas de precoces nadadoras: la china  Shiwen Ye, quien a sus 16 años asombró al mundo en el último tramo de la final de los 400 estilos, donde ganó su primer oro olímpico,  y  en el que nadó más rápido que el ganador en la final masculina, Ryan Lochte. También se impuso en los 200 estilos, en este caso consiguiendo el récord olímpico.
La actuación de la china fue seguida por la brillante actuación de la estadounidense Missy Franklin, que ganó 4 oros: los 100 y los 200 espalda, el relevo 4×200 libre y el 4×100 estilos, y un bronce en el 4×100 libre, con solo 17 años.
Más precoces aún han sido la lituana Ruta Meilutyte, que disputó los 100 metros braza y la estadounidense Katie Ledecky, que participó en los 800 metros libres, y que han conseguido ser campeonas olímpicas con sólo 15 años.

GLORIA EN EL ATLETISMO
Tras la natación, el atletismo ha sido el foco de atención de los Juegos de Londres. La plusmarca mundial del relevo jamaicano de 4 x 100 metros tuvo la réplica de las chicas estadounidenses que bajaron el antiguo registro, que duraba 27 años, y estaba en posesión de  Alemania oriental, para dejarlo en 40.82 segundos.
Sus protagonistas Alllyson Félix (oro también en 200 metros, y en el relevo 4 x 400 metros), Tianna Madison, Bianca Knight y Carmelita Jeter, han salvado el honor de la representación estadounidense, cuyos velocistas se vieron superados por los jamaicanos.
Otro de los momentos más brillantes de los Juegos vino de la mano del dominicano Félix Sánchez, que recuperó la medalla de oro conseguida en Atenas 2004 en los 400 metros vallas. “Súper” Félix campeón mundial en Edmonton’01 y París’03, y plata en Osaka’07, demostró que, a sus 34 años, todavía tiene mucho que decir en el atletismo mundial.
Como el keniano David Rudisha, autor del récord mundial de 800 metros, y el británico Mo Farah, el nuevo rey del fondo mundial, que repitió presea dorada en 5.000 y 10.000 metros, el doblete que había cuajado en Pekín el etíope Kenenisa Bekele.
En deportes de equipo destacó el triunfo de la selección de fútbol mexicana ante los brasileños quienes, una vez más, y como si fuera una maldición, se quedaron sin oro olímpico; la final de baloncesto entre Estados Unidos y España, una repetición de la vivida hace cuatro años, y la victoria de Rusia ante Brasil en voleibol.
Pero mención especial merecen los equipos femeninos de Estados Unidos. Las chicas de las barras y estrellas se han llevado el oro en baloncesto, waterpolo, gimnasia, fútbol, voley playa, además de los relevos 4 x 100 y 4 x 400 metros, con una gran actuación de las hermanas Williams en tenis.
Por si fuera poco, las chicas de voleibol fueron plata tras perder en la final ante las brasileñas, que revalidaron el título logrado en Pekín 2008, en otro momento destacado de estos Juegos que ya son historia.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Vibrantes, Olimpiadas 2012 are now closed.