Jorge Drexler y su magia musical deslumbraron a La Paz

Publicado en Portada

Tagged: ,

79530_.aspx

Publicado en fecha septiembre 05, 2012

Wara Vargas / Página Siete

Pasadas las 21:00 de ayer martes 4 de septiembre, empezó uno de los conciertos más esperados en este segundo semestre: el de Jorge Drexler, quien por primera vez llegó a Bolivia. Su carisma y virtuosidad fueron la constante en casi dos horas de concierto frente a casi mil personas presentes en el Cine Teatro 16 de Julio de La Paz.

Gracias a La Oreja, el uruguayo ganador de un premio Oscar, se incluyó a Bolivia en la gira de Mundo Abisal, título de su primera publicación discográfica de hace dos décadas. Ayer fue la cita con el público de La Paz y hoy con el de Santa Cruz.

Con mucho humor y un finísimo y delicado sarcasmo, por ejemplo sobre el uso de celulares entre un público poco educado y respetuoso para este tipo de conciertos, Drexler empezó su recorrido musical con Hermana Duda, Polvo de estrellas, Mundo Abisal y Noctiluca, tema dedicado a su hijo y que mereció una amena introducción, a modo de acercarse horizontalmente a sus seguidores. Una conexión increíble.

A diferencia de los otros conciertos de esta misma gira, con un Drexler y su guitarra como únicos dueños del escenario, el presentado anoche fue rebautizado Mundo Abisal 2.0 pues le acompañaron dos músicos, Campi Campon y Sebastián Merlín, en guitarra, percusión, teclados, sintetizadores o el casi desconocido theremín, un instrumento electrónico que produce sonidos según el movimiento de las manos. También se pudo apreciar un par de tablets, es que Drexler es un conocido amante de la tecnología que la usa para incursionar y probar sonidos nuevos. Matías Chela, el sonidista del show, también se hizo presente con el bajo.

La capacidad para improvisar de Drexler es asombrosa, así como para transportarnos a mundos oníricos gracias a los efectos intensos de luz y su voz con efectos reverberantes, como se plasmó en Tres mil millones de latidos.

Ante el piropo-grito de una fémina, Drexler le concedió que pida una canción y el concierto siguió con la conocida Inoportuna. Luego empezó la parte más íntima del concierto, con el uruguayo, su guitarra y el público para dar paso a Fusión y, ante la sorpresa de varios, High and dry de los británicos Radiohead, Milonga del moro judío o Molinga paraguaya.

Aunque la falta de oxígeno le jugó un par de malas pasadas, Drexler que recibió el título de Huésped Distinguido de La Paz, no se amilanó y nuevamente sumergió al público en ese mar de parajes electrónicos en temas como Soledad, Mi guitarra y vos, Deseo, Disneylandia, Transporte o Sea.

Pasada la hora y media de concierto, Drexler hizo un amague de cerrar el concierto, pero el aplauso y griterío del público obligó al músico a retornar al escenario en tres oportunidades, siempre agradeciendo a este país que dio cobijo a su abuelo y a su padre cuando escapó de la Alemania nazi en los años 30. “Gracias al visado que dio Bolivia a mi padre y a mi abuelo es que estoy aquí con ustedes. Esta canción, Salvapantallas, que la escribí para mis hermanos, quiero dedicársela a mi bisabuelo que está enterrado en Oruro, a mi tío que está enterrado aquí en La Paz y quiero dar gracias a sus abuelos, quienes permitieron que mi familia radica acá”, dijo al borde de la emoción.

Para el cierre, y con el público ovacionando de pie este memorable concierto terminó con Todo se transforma, La trama y el desenlace y Los transeúntes.

Un concierto memorable y la deuda pendiente de Drexler, quien prometió volver para conocer Oruro, la ciudad que acogió a su padre durante siete años.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for Jorge Drexler y su magia musical deslumbraron a La Paz are now closed.