NO EJECUTA $us 21.000 MM Y PIDE 25.000 MM PARA EL 2013

Publicado en Economía, Finanzas, Portada

GRAF

Publicado en fecha noviembre 26, 2012

A dos meses de cerrar el año, las arcas gubernamentales acumulaban, inmovilizados, casi la mitad de los 21.274 millones de dólares que el Estado presupuestó para este año, previéndose hasta diciembre un gasto acelerado que sin embargo no alcanzará los topes calculados, repitiendo la no óptima ejecución de los recursos otorgados en el presupuesto nacional.

El Sistema Integrado de Gestión y Modernización Administrativa (SIGMA) del Ministerio de Economía mostró al 5 de noviembre que la Vicepresidencia y los 20 ministerios ejecutaron el 53% de sus presupuestos 2012, los municipios de nueve capitales y  El Alto 41,6% y las nueve gobernaciones 40,8%, promediando en conjunto 45%.

El gobierno confiaba que al 31 de diciembre se ejecutara un 80% de la inversión pública: a mediados de noviembre el ministro Luis Arce dijo que esta  ejecución había sobrepasado la mitad, esperándose un mejor desempeño en municipios y gobernaciones.

Sin embargo, más de dos tercios del PGE es administrado por el gobierno central, recordó el analista Jimmy Osorio. Los gobiernos municipales  apenas administran el 9,5%, dijo al remarcar  la alta concentración de recursos.

En paralelo, el Legislativo apuraba la aprobación de la ley del Presupuesto General del Estado (PGE) para el 2013, cuyo perfil consolidado es de 172.021 millones de bolivianos, equivalentes  a 25.076 millones de dólares.

El monto era superior en 18% a la gestión anterior, con un crecimiento del 15% en gasto corriente que totalizará unos 13.700 millones de dólares. Estimaba también un aumento del 10% en la inversión pública respecto al 2012, alcanzando 3.807 millones de dólares, con una  tasa de inflación del 4,8%.

Del gasto corriente estatal 3.445 millones de dólares estaban destinados a sueldos y salarios (aumento del 16%) y 7.500 millones a bienes y servicios, entre otras características del PGE.

Gonzalo Chávez, del Programa de Maestrías de la Universidad Católica, encontró un sobredimensionamiento de la inversión pública, debido a que para el 2012 se previó 3.400 millones de dólares, aunque difícilmente se llegará “a los 2.700 millones de dólares”.

El ministro Arce confiaba en que los recursos remanentes de  los municipios se destinarán a la inversión de recursos de contraparte para proyectos de riego, saneamiento básico y desarrollo productivo, a efectuarse el 2013 con el gobierno central, entre un 50 y 20%; y en el caso de las gobernaciones  el 20% de los “sobrantes” se destinarán a construcción de caminos, electrificación y vivienda.

 

A GASTAR “EN LO QUE SEA”

El punto sensible en el gobierno era la baja eficiencia en el gasto público, teniendo en cuenta la cantidad de recursos conseguida para esta gestión respecto al 2011, que fue de 17.416 millones de dólares.

Diversos reportes de prensa recordaron que del 2009 al 2011 ministerios y empresas públicas no gastaron ni el 80% de su presupuesto, quedando montos altos en caja y bancos; y lo más contradictorio, que el gobierno al siguiente año les asegura mayores recursos.

Para el analista Diego Cuadros, pueden haber influido el temor a la ley anticorrupción, trabas en licitaciones o baja eficiencia en los gobiernos locales. “Esto ocurre frecuentemente y resulta que entre noviembre y diciembre se gasta a las locas, en lo que sea, para que no subsista este déficit de ejecución”, explicó a Página Siete.

YPFB como paradigma, informó en julio pasado que al primer semestre había ejecutado sólo un tercio de su presupuesto: 566 millones de dólares de un total de 2.048 millones presupuestados para esta gestión. El grueso de su inversión iba a volcarse desde el inicio del segundo semestre, pero la contabilidad estatal no reflejaba esa tendencia:

Al 14 de noviembre del 2012, el SIGMA mostró que el crédito vigente de la petrolera estatal era Bs 81.000 millones y lo devengado sumaba apenas Bs 35.112 millones. Similares relaciones presentaban Comibol, el ministerio de Obras Públicas, la ABC, los municipios de Tarija, Cochabamba y Santa Cruz, la universidad San Andrés y la CNS, según  se aprecia en cuadro adjunto o puede ser consultado en el portal reportes.sigma.gob.bo.

En torno a los correctivos, el ministro de Economía Luis Arce anunció al menos tres acciones para dar agilidad a municipios y gobernaciones; entre ellas,  que al finalizar cada año los saldos en caja y bancos de recursos provenientes de la renta petrolera se aprueben automáticamente en el Legislativo para su inmediata ejecución en 2013.

Por lo pronto Arce anunció  que el saldo de 400 millones no utilizados por YPFB del crédito del Banco Central para la planta de úrea en el Chapare, serán destinados al tendido de la vía férrea Montero-Bulo Bulo y la instalación de una procesadora de  petróleo reconstituido.

Por el lado de los municipios, el alcalde alteño Edgar Patana, cuya alcaldía registraba un 40% de ejecución, anunció que cerraría gestión ejecutando un 70%. La cifra más alta correspondía a Camiri, el más eficiente en gasto, con un 74%

En medio de sus dificultades,  el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz también ostentaba bajos niveles, a tal punto que el Concejo notificó al alcalde Luis Revilla en noviembre, llamando su atención por la ejecución de sólo Bs 171 millones de los 630 millones presupuestados. Revilla adujo que el primer semestre se contrata empresas y se efectúan los diseños, de manera que de las obras licitadas comienzan en general a mediados de agosto.

Tres meses después, como todos los años, ocurre que la ciudad de La Paz se encuentra en época de lluvias que comienzan en noviembre y acaban en marzo, obligando  a la declaratoria de alerta contra deslizamientos e inundaciones. El presupuesto de emergencia supera los Bs 50 millones de  bolivianos  y ni así se sobrepasaría la ejecución del año pasado; según el alcalde, el 2011 se ejecutó 80%.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for NO EJECUTA $us 21.000 MM Y PIDE 25.000 MM PARA EL 2013 are now closed.