2013: AÑO DE LA BANCA ESTATAL

Publicado en Economía, Portada

Publicado en fecha enero 11, 2013

Por: Rolando Carvajal

Con los retoques de la Asamblea Legislativa al proyecto del ministro Luis Arce Catacora y pese a las observaciones de los banqueros privados, la banca estatal despegará en 2013 con una base de 80 millones de dólares y el propósito de regular aún más el sistema financiero, acentuando el rol del Estado, con base en el actual Banco Unión, a fin de manejar hasta 3.500 millones de dólares.

Así, el Estado equilibrará  las tasas de interés activas fijando  límites máximos a  los préstamos preferentemente orientados al sector productivo y la vivienda, por ejemplo.

Las  ganancias del sector el 2012 rebasarán los 200 millones de dólares, según estimaciones oficiales y de los banqueros privados que se aprestan a cerrar el año con números positivos.

Sobre todo, la Entidad Bancaria Pública, establecida por la nueva Constitución Política del Estado, absorberá las funciones operativas del Banco Central de Bolivia (BCB), en lo que se refiere a la administración de las cuentas corrientes fiscales de las entidades públicas, según uno de los articulados de la ley a promulgarse inmediatamente que sea sancionada por la mayoría parlamentaria: “la Entidad Bancaria Pública tendrá como finalidad realizar las operaciones y servicios financieros de toda la administración pública en sus diferentes niveles de gobierno, administrando los depósitos de las entidades del sector público no financiero por cuenta del BCB, para lo cual todas ellas deberán mantener sus fondos en cuentas fiscales del BCB”, establece la legislación en curso, afinada antes de la Navidad.

Será creada sobre la base del Banco Unión y competirá con la banca privada, impulsando los servicios financieros en áreas donde el sector privado no incursionó, precisó a la Asamblea el ministro de Economía.

El sector financiero privado no fue capaz de resolver los problemas orientado como está más a la ganancia, por lo que surgió la necesidad de crear un banco estatal, dijo.

 

COMPETENCIA

El banco estatal tendrá que ingresar incluso al transporte de valores, en el que destaca la empresa Brinks, ámbito que fue abandonado por el sistema financiero privado, añadió el ministro en su exposición de motivos a los parlamentarios.

“No tenemos miedo de que el Estado entre en el transporte de valores para romper el monopolio de una empresa transnacional como Brinks”, dijo.

A los 30 millones de dólares que posee el Banco Unión la previsión gubernamental es aumentar otros 50 millones de aporte estatal mediante el Tesoro General de la Nación. “El sector bancario tiene su lógica, su hábito y su apetito de ganancia, que lo ha demostrado durante todo el tiempo y el banco estatal entra a hacerle competencia al banco privado”, argumentó también el ministro Arce.

En medios financieros se estimó que el proyecto debería orientar sus operaciones  crediticias hacia sectores  productivos  atendidos marginalmente por las entidades privadas.

En décadas pasadas, los bancos Agrícola y Minero, incluso el Banco del Estado subsistente hasta el siglo pasado,  fracasaron porque favorecieron al sector privado sin mayor control ni responsabilidad, recordaron analistas,  debido a que accedieron al dinero que captaba el Estado a través de créditos externos y captaciones internas

El Banco del Estado, creado en 1971, fue mal utilizado y orientado porque lo volvieron avalador de negocios privados y no lo administraron como correspondía, recordó el economista Flavio Machicao.

 

MUNICIPIOS Y 

GOBERNACIONES

Los 337 municipios y las nueve gobernaciones  deberán tener sus cuentas en el banco estatal, aseguró asimismo el ministro Arce, y algunos de ellos tienen sus cuentas en la banca privada, aunque desde el 2010,  las cuentas del sector público pasaron al Banco Unión, que tiene  el 97% de participación  estatal.

En 1995 el Banco Unión fue comprado  por un grupo de inversores bolivianos hasta que el 2004, la estatal Nacional Financiera Boliviana capitalizó  una deuda subordinada de manera que  a partir del 2010, el Estado asumió paulatinamente el control, llegando a la abrumadora mayoría actual.

Por lo demás, la banca estatal  podrá dar préstamos a empleados, trabajadores o servidores públicos de las empresas y entidades públicas, sin que puedan ser considerados créditos vinculados, es decir aquellos concedidos a socios sin valorar el verdadero riesgo.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for 2013: AÑO DE LA BANCA ESTATAL are now closed.