CRECE LA PIRATERÍA

Publicado en Reportaje

Peli piratas

Publicado en fecha abril 16, 2013

Por: Karin Urenda Baumert

Los cines subieron los precios de las entradas y se venden más películas piratas en Santa Cruz.

Entre las calles de la famosa plazuela Blacutt y la calle Monseñor Santistevan, vendedores de películas “truchas” ofrecen los últimos estrenos. Los comerciantes, que no quieren dar sus nombres, confiesan que venden un promedio de 50 copias piratas o más por día, a 10 bolivianos cada una. Saben que su negocio es ilegal, pero parece no importarles.
La misma escena, se ve en mercados y en muchas otras esquinas de la ciudad, donde los vendedores de películas piratas despliegan un amplio catálogo sobre las veredas. Incluso en algunos supermercados hay stands con películas de dudosa procedencia.
En Santa Cruz, el 90 por ciento de las películas que se ven son ilegales, cifra altísima comparada con la de Estados Unidos (30 por ciento), según un estudio de la Motion Pictures Asociation (MPA), organismo que representa a los principales estudios cinematográficos norteamericanos.

EL CINE ES MUY CARO
Los cines también están afectados por el avance de la piratería. Las entradas de cine valen entre 35 y 55 bolivianos cada una y para una familia promedio de cuatro personas, puede resultar una salida de lujo.
Este es el argumento de Carla, de 45 años, que ama el cine al igual que su marido y sus dos hijos, pero prefieren mirar películas en casa. ‘’Ir al cine es una salida que termina costando mucho. Entre las entradas, alguna bebida que alguien quiera tomar y las ‘pipocas’, terminamos gastando aproximadamente 250 bolivianos’’. Y nosotros vemos mucho más que una película por mes”, afirmaba Carla.
Pero así como tiene sus ventajas comprar películas piratas, por un gasto menor, muchas son las desventajas de consumir piratería. Una de ellas, es la mala calidad de las copias ilegales que están en venta. Incluso, en algunos casos es notorio que no son películas descargadas ni copiadas, sino filmadas de la pantalla de cine con una cámara casera y hasta pueden oírse los murmullos de la sala.
Muchos de los consumidores de piratería, tienen un proveedor conocido, con el que no corren el riesgo de comprar una película mal grabada o de pésima calidad.
Pero pese a estos avances, en Santa Cruz, las pérdidas económicas causadas por la piratería de películas, es de millones de bolivianos.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for CRECE LA PIRATERÍA are now closed.