BANDA ANCHA

Publicado en Tecnología

BID INTERNET_2 copy 2

Publicado en fecha junio 14, 2013

El BID impulsa más y mejor internet en la región andina. Una visión integral para resolver el problema costo, velocidad y cobertura.

Los 1,8 millones de usuarios de Internet en Bolivia saben que el servicio es uno de los más caros y lentos de la región. La velocidad de 1.2 megabyte por segundo es inferior al promedio mundial, 13,07 megabyte por segundo. ¿El precio? $us 9,93 PPP (Purchasing Power Parity o Paridad de Poder de Compra) por 1 megabyte, según informe del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda.
Costos, velocidad y cobertura fueron los temas más debatidos y comentados en las redes sociales en el Día Mundial de Internet y también abordados por expertos internacionales y nacionales que participaron en el Taller Regional: Telecomunicaciones para el desarrollo inclusivo y la integración regional organizado con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
El objetivo general del taller, alcanzado, fue identificar una agenda de trabajo en los Países Andinos que apoye el esfuerzo que realizan por incrementar el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TICs), a través de la banda ancha y las oportunidades que ésta ofrece.
A través del intercambio de experiencias y discusión se tiene un diagnóstico más preciso del estado de la situación de la banda ancha de la región; se identificó políticas públicas y modelos de gobernanza que aceleren la penetración y uso de la banda ancha.
También se analizó el statu-quo en materia de regulación relativa a aspecto radioeléctrico y al servicio universal para identificar formas de inversión pública y privada. Todo en el marco de avanzar en la integración regional de las telecomunicaciones.
Sobre estos temas, el desarrollo del taller y la perspectiva de internet en Bolivia hablamos con Ana María Rodríguez Ortiz (AMR), gerente del departamento de instituciones para el desarrollo y Antonio García Zaballos (AGZ), especialista del departamento de instituciones del BID. Esta la conversación con IN sostenida en el marco del taller.
Según informes de especialistas y del BID, Bolivia es uno de los países con una velocidad muy lenta y con un precio muy alto. ¿Cuál otra evaluación han profundizado ustedes en este campo?
AMR: Quisiera adelantar lo siguiente, lo que vivimos con este mapa de la situación de Bolivia se ha actualizado extraordinariamente por lo sucedido en estos últimos 18 años.
Es importante anotar que el gobierno ha abordado el tema con un concepto integral, con una intervención directa y resultados importantes en los últimos 18 meses.
Hay un largo camino a seguir, pero ciertamente hay un avance sobre la base del plan del gobierno y el diálogo que el banco activó en el tema para cerrar la brecha digital.
Estamos avanzando una serie de estudios con el gobierno de Bolivia, justamente para profundizar ese análisis y apoyar en los componentes de su plan digital en aquella parte que el banco tenga un valor agregado importante.
¿Ese plan tiene algún plazo previsto, por ejemplo, se hablaba del 2020?
AGZ: Cuando hablamos de telecomunicaciones, hay una serie de aspectos técnicos que son, en determinado momento, difíciles de predecir.
Una cosa son los propios deseos de decir en el 2020 deberíamos tener cobertura universal en todo el país. Otra cosa, son la cantidad de pasos que hay que hacer desde un punto de vista de infraestructura, desde un punto de vista de capacitación de la población, desde un punto de vista de reducción de precios para favorecer la accesibilidad tarifaria que son esfuerzos que se deben hacer de manera progresiva.
El Plan Nacional de Bolivia identifica de una manera muy clara cuáles son las áreas de acción con una aproximación global, como comentaba Ana María. Hay una aproximación desde un punto de vista de infraestructuras y en el propio plan nacional hay aspectos relacionados al despliegue de una red de transporte, pero también incluye una serie de aspectos relacionados a la noción y al uso porque son elementos esenciales; la infraestructura como tal no nos servirá de nada si no le metemos una serie de aplicaciones, de servicios y, si sobre todo, no hacemos que la población de Bolivia, eventualmente, haga uso y entienda los beneficios que puede obtener de esto (el internet).
AMR: Me sumo para decirle que en la presentación que acabamos de ver en el seminario, todos los países del áerea andina explicaron estos planes, en todos los casos, hay metas intermedias y hay metas finales. Es una linda oportunidad para que al viceministro de Telecomunicaciones, Roy Méndez, se le pregunte de los plazos inmediatos que si tienen una cadena de intervenciones. Es muy interesante para el país y están definidos en el Plan Digital de Bolivia.
En los países andinos, ¿cuáles han logrado más avances y cuáles están rezagados?
AGZ: Hablar de clasificación de alguna manera es un poco injusto porque hay países que hacen más cosas y se esfuerzan teniendo en cuenta la contextualización del país en su conjunto.
El caso particular de Colombia es paradigmático, en el sentido de que es uno de los primeros países de la región, en cuanto a esas tres patas que estamos comentando: acceso, noción como el uso. Frente a ese caso podemos tener el caso particular de Bolivia, donde si bien está un poco más rezagado se hacen unos esfuerzos importantes dentro del país. Ahí es precisamente donde está el tema de contextualización.
La aproximación que ha tenido cada uno de los gobiernos no ha sido muy diferente. En el caso particular de Bolivia se está optando por una universalización de los servicios con el satélite que se pretende lanzar a lo largo de este año.
Mientras que en otros países, como por ejemplo la propia Colombia, están haciendo acciones progresivas, pensando un poco no tanto en la universalización, que es algo pensando a futuro, pero sí están haciendo acciones progresivas. Aquí quizá estamos pensando en una acción de universalidad y en una fase posterior empezar a involucrar a los distintos agentes.
AMR: Parte de lo que resultó interesante de los estudios que nos trajeron a este seminario, es una serie de indicadores que en 4 bloques distintos le permiten a los países ver su posición relativa con respecto a los demás y apuntar sus metas de acuerdo al interés relativo que tengan.
En esos componentes, desde un tema de política pública, un tema de regulación, un tema de infraestructura y un tema de aplicaciones. Lo que es muy bonito de estos indicadores compuestos es que le permite a cada país representarse frente a los otros. Entonces lo que es difícil es de acuerdo a la política es si vamos bien o vamos mal. Esta es la riqueza del indicador que para todos, creo, ha sido muy interesante.
Sobre la necesidad de la instalación de fibra óptica, ¿cuál es la evaluación o lo que ha visto el BID en el estudio que ha hecho en la región?
AGZ: Todavía en el caso particular de Bolivia estamos trabajando justamente en el levantamiento de las necesidades de infraestructura de fibra óptica. Hablar que la única solución tecnológica es la fibra, quizás no sea del todo cierto.
Al final es una mezcla de distintas tecnologías, fibra, tecnología móvil y tecnología satelital como el caso particular de Bolivia que lleve a la banda ancha como un servicio universal -como comentaba el viceministro Roy- a todos los ciudadanos de Bolivia.
No hay una única solución para todo el país, sino que teniendo en cuenta la caracterización sociodemográfica y económica habrá una mezcla de distintas tecnologías que sean las más adecuadas.
AMR: La geografía es un tema muy importante en los andes. Es un tema de dónde se tienen que proveer los servicios, dónde está la geografía del desarrollo. No todas las soluciones, que podrían ser muy recomendables en una zona plana, son las óptimas para alcanzar un servicio universal. Justamente hacemos un mapa integral de lo que hay disponible y lo que podrían ser los desarrollos más prometedores para un cumplimiento universal que es una meta del gobierno.
¿Y cómo ha visto el BID el desarrollo de las tics de la información y la comunicación en general?
AMR: El banco ha respaldado una gran cantidad de estudios y se han repetido aquí de distintas fuentes, de distintos países. Ha tratado de mostrar cómo la tecnología de la comunicación abre oportunidades enormes de desarrollo y tiene un impacto notable.
En uno de los estudios mostraba una compenetración mayor del 10 por ciento de banda ancha que está asociado a un crecimiento mayor de 3.2 por ciento y está asociado también, por ejemplo, a un aumento de la productiva de 2.6 por ciento, incluyendo ese 10 por ciento de compenetración que lo tiene generando, unos 70 mil empleos.
Esos pequeños indicadores dan un sentido de la dimensión y el impacto enorme que tiene la banda ancha como tecnología para apalancar innovación por una parte, por otra parte inclusión, globalización y muy importante también, inclusive democracia. Ese paquete explica que haya movimientos enormes de creación de nuevas formas de producción.
Por ejemplo, hay un estudio reciente que muestra el clima de competencia necesaria de como en algunas empresas en los Estados Unidos el aumento de la productividad se puede explicar hasta el 75 por ciento por el uso inteligente de la tecnología o también algunas otras empresas en Europa hasta el 40%.
Creo que hay un consenso bastante generalizado de la importancia de apalancar esta tecnología en favor de la innovación, del crecimiento e inclusión social. Siento que en eso hay un consenso enorme.
Ahora la pregunta es: ¿del consenso a la acción cuál es el orden? Y como decía muy bien Antonio: ¿cuál es la estrategia para abordarlo primero?. Vamos al tema de la universalidad de Bolivia. Nos está haciendo un tema de inclusión muy importante también de calidad y de profundización de las tecnologías. Esa diferencia es notable. Entonces creo que hay un consenso.
Por ejemplo en Colombia hay una cultura digital generalizada, sin embargo a una tercera parte de la población de bajos ingresos le preguntan por qué usted no toma la internet, por qué no la usa?
Hay gente que te dice porque es cara, porque no tengo acceso, pero una tercera parte del grupo pobre dice: porque no me hace falta. Entonces eso demuestra la importancia de también hacer un tema de cultura porque la idea no es hacer un desarrollo de redes de conectividad para usuarios que no sienten que lo necesitan, es el tema de aplicaciones es absolutamente fundamental en el proceso de la agenda digital.
¿Al identificar las políticas públicas, los modelos del BID evalúan en los países andinos?
AGZ: Cuando hablamos de políticas públicas es importante hacer una separación de lo que es la política pública como tal que incentive la noción y el uso de lo que es la parte de regulación estratégica que propicie más acciones de la oferta ligadas a la infraestructura, tanto público como privada. Para conseguir esto, el BID trabaja de una forma en que ambas áreas -porque consideramos que las dos son fundamentales- crean, precisamente, el clima de competencia necesaria y que eventualmente los servicios de banda ancha lleguen a la mayor parte de la población.
Tenemos una iniciativa justamente de banda ancha que está centrada en 3 áereas grandes de acción y esa es la manera en que el banco apoya a la región en estos temas. Una primera es políticas públicas y modelos de gobierno.
Es decir no sólo se trata de desarrollar planes de banda ancha muy buenos, sino de conseguir un modelo de coordinación entre los distintos ministerios.
Luego hay una segunda que está asociada al desarrollo de estrategias de regulación estratégica que tiene que ver con aspectos críticos como puede ser la relación del espectro radioeléctrico o aspectos como pueden ser la universalización o la asequibilidad tarifaria que son dos elementos esenciales en el caso de Bolivia.
Una tercera, es el fortalecimiento de la capacidad institucional y de todos los agentes que en última instancia son los que van a estar indicados en el diseño, en la supervisión y en la implementación de las políticas públicas y regulatorias
¿Cuáles son los beneficios de la integración para los países andinos?
AMR: Qué bueno que lo menciona porque es un punto muy importante. Además de las soluciones de agenda internacional hay enormes ganancias en agendas de digitales regionales y la razón es que la conectividad pasa por justamente estas conexiones internacionales de intercambio de información, tanto desde conocimiento hasta el tema comercial.
Uno de los retos que tiene América Latina que nos ha unido como Banco Interamericano de Desarrollo, que trabaja en un tema regional, es el enorme potencial que hay en hacer alianzas regionales para una estructura regional que se conecta entre sí.
Para darle una idea, no tiene mucho sentido que la gente en Bolivia para poder conectarse dentro de Bolivia en el norte de Bolivia tiene que pasar a Brasil, utilizar la red y conectarse con una red larguísima, lo mismo se puede decir de América Latina.
Hay oportunidades en que una conectividad entre un país del sur y el norte de América Latina tiene que ir a la red en Miami para volver a conectarse con América Latina. Los costos de esa conexión son extraordinarios.
Los beneficios de un anillo de integración digital son muy poderosos en la región, pasa por la infraestructura también, pasa por la regulación por la posibilidad de tener puntos de interconexión con una regulación predecible y derechos de operatividad muy claros.
El BID se ha sumado a esta búsqueda porque creemos que teniendo estos diálogos regionales, como el que tenemos hoy acá con los países andinos, encontramos puntos de contacto que mejoran la solución tecnológica, reducen los precios y mejoran la conectividad
¿Han identificado formas de inversión públicas y privadas en la región?. ¿En Bolivia, el banco identificó sectores privados que tienen intención de invertir?
AMR: lo que el banco hace es acompañar al gobierno en la búsqueda de soluciones de la agenda digital. El banco no le trae soluciones al gobierno, sino se sienta con el gobierno en la misma mesa, mira los mismos estudios, pone la gente, trae los técnicos y conoce las oportunidades. Así que esta identificación es una identificación del gobierno de Bolivia o de cualquier otro gobierno.
Lo que sí hemos tratado de identificar con el gobierno de Bolivia es cómo uno puede tener una regulación estratégica para que Bolivia consiga que los privados vengan porque a veces la regulación dice como una disonancia, yo quiero que vengan, pero tengo una regulación que no me deja trabajar con ellos.
Hemos trabajado en ejemplos internacionales de regulación que permitan que para el modelo que el país adopte maximice los agentes que quieren venir. Hay unos países de la región que quieren trabajar mucho con el sector público hasta cierto punto y solo complementarse con el sector privado.
Hay otros países que quisieron hacer toda la agenda digital con el sector privado y ser solamente complementarios. Es una decisión de Política de Estado que nosotros acompañamos y una vez el gobierno decide, conociendo la experiencia internacional, lo que tratamos es de acompañar mucho en las soluciones tecnológicas de primera calidad para esa propuesta de desarrollo.
Los modelos pueden ser distintos. Lo que sí hemos venido trabajando con el gobierno de Bolivia, el gobierno de Perú y el gobierno de Paraguay son algunas posibles pequeñas inversiones desde el punto de vista público que complementen su programa de agenda digital.
¿Hay una receta para atraer esos inversionistas privados?
AMR: Receta no hay una sola. Hay una sola guía que no es una receta y es que las inversiones son tan enormes, las interacciones son tan complejas que uno tiene que traer a la mesa todos los socios. Un solo agente ni público ni privado, generalmente, resuelve todo bien. Hay que pensar estratégicamente para dónde va la agenda digital y una vez eso ha sido definido, tener la regulación que la acompañe. Esa es la guía y la receta como dice usted depende de la combinación de factores que se hayan definido.
En su evaluación hay un avance en el diálogo entorno a este desafío.
AGZ: Actualmente tenemos una cooperación técnica con el gobierno que ha sido financiada por el gobierno de Corea. Básicamente el objetivo de esa cooperación técnica está ligado, precisamente, a un punto que comentaba usted anteriormente, a un levantamiento de las necesidades de infraestructura; pero también a un acompañamiento de lo que será la implementación del Plan Nacional de Banda Ancha en Bolivia.
¿Cuánto invierte el BID en este programa en Bolivia y en los países andinos?
AGZ: Es una cooperación técnica no reembolsable. El valor de la misma asciende a 750 mil dólares y, básicamente, la idea es hacer ese levantamiento para acompañar al gobierno en las necesidades que tengan de cara al futuro.
¿El levantamiento cuánto tiempo durará?
AGZ: La idea es que esta cooperación técnica se implemente en un plazo máximo de 12 meses.
AMR: El punto es importante, el banco lo que decide es poner plata propia. Es una donación, es un apoyo sin repago al BID para activar una serie de trabajos. Ya dentro de la programación del país, si el país encuentra y entiende que el banco le puede ser útil en otro préstamo, en otro acompañamiento técnico, estamos listos. Pero creo que sería prematuro dar números, sino decir si estamos trabajando muy activamente con Bolivia en su agenda digital.
Estamos muy honrados de que nos inviten a trabajar con ellos, hemos puesto estos recursos para empezar a hacer este dibujo de lo que tenemos en frente y ciertamente somos socios de Bolivia y como buenos socios para hacer algunas de las inversiones estaremos ciertamente con ellos.
¿Su evaluación de lo que se ha visto hasta ahora en el seminario cuál sería?
AMR: Espectacular, éste es un seminario de primera calidad en cualquier parte del mundo. Es un mapa donde estamos con una claridad, con un indicador que sea de referencia, que sea de utilidad.
Unas experiencias interesantes en el resto del mundo sobre el tema de acceso universal y hemos tenido la oportunidad de oír de los países mismos donde están sus agendas digitales. Además de tener la oportunidad de interactuar con los reguladores para ver cómo esa agenda digital se hace posible.
Luego, uno discute con los operadores e inclusive tenemos gente ahí que hace la ingeniería de estas soluciones en la misma mesa. Además en un lugar magnífico a una cantidad de gente discutiendo seriamente sobre los detalles y con una forma de trabajo que no se termina en el seminario de hoy sino que son semillas para desarrollo en cada país de aquí en adelante y una red de trabajo regional de primera calidad. Tener gente de Corea, tener gente de los Estados Unidos, tener gente de España, tener gente de muchos países que nos acompañan en esta discusión.
¿Qué le deja el seminario Antonio?
AGZ: Es una oportunidad magnífica para discutir sobre dos temas esenciales tanto para la región como para el caso particular de Bolivia. El primero es justamente esta aproximación de banda ancha desde distintas dimensiones, dimensión de política pública, dimensión de regulación, dimensión de infraestructura; pero también un tema fundamental, en el caso particular de Bolivia, cómo es la regulación aplicable al espectro radioeléctrico y las implicaciones que esto tendrá para objetivos de universalización que tiene el propio gobierno.
En el segundo día discutimos sobre distintas experiencias, lecciones aprendidas, cosas que se deben y que no se deben hacer en base a los errores que han cometido otros países del mundo, para de alguna manera poder acompañar a la región en esa hoja de ruta en lo que tendría que ser el apagón analógico y la posible liberación de frecuencias para conseguir los objetivos de universalización.
AMR: Y un elemento más, que haya venido la prensa, como usted, hace un servicio enorme a este seminario. porque si uno logra diseminar entre la gente, entre todo el mundo, el enorme potencial de esto y hay una demanda por este servicio que, hoy en día, en varias constituciones es un derecho humano fundamental, porque es lenguaje del futuro, quiere decir que va a haber una voz colectiva que no solamente pedirá una solución pronta sino utilizará esta tecnología que es el propósito final de estos esfuerzos.

Comparte este articulo

No Comments

Comments for BANDA ANCHA are now closed.